Canon digital

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El canon digital o canon por copia privada es una tasa aplicada a diversos medios de grabación y cuya recaudación reciben los autores, editores, productores y artistas, asociados a alguna entidad privada de gestión de derechos de autor, como compensación por las supuestas copias que se podrían hacer de sus trabajos en el ámbito privado. En algunos países, estas copias están reconocidas por el derecho de copia privada, mientras que en otros infringen la normativa de derecho de autor.

Entre los países de habla hispana, el canon digital se aplica en España, establecido por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual. También está vigente en Paraguay, a través de una ley de 1998 que fue reglamentada en 2011; en Perú, por medio de una ley de 2003 reglamentada en julio de 2004 y en Ecuador, por una ley de 1998, reglamentada en 2003.

Existe algún tipo de canon digital en la mayoría de los países miembros de la Unión Europea (todos excepto el Reino Unido, Irlanda, Chipre, Luxemburgo, y Malta), y en Canadá.

En Argentina se discutió en 2011 un proyecto para imponer un gravamen (denominado "derecho de remuneración"), que afectaría a dispositivos de almacenamiento y reproducción digital. El proyecto recibió un fuerte rechazo en las redes sociales y no ha prosperado. En 2010 surgió un proyecto en México, que fue retirado. En Chile se discute desde 2004 sobre la posibilidad de implementar el canon.

El canon digital en países de habla hispana[editar]

Flag of Spain.svg España[editar]

La tasa se incorporó por primera vez en la legislación española en la Ley 22/1987, de 11 de noviembre, de Propiedad Intelectual, que introdujo el derecho a realizar copias privadas.

El 18 de diciembre de 2007, se empezó a aplicar el canon a las grabadoras de CD y DVD, a los MP3 y MP4, a los teléfonos móviles y a los PDA, entre otros dispositivos capaces de almacenar o reproducir música,[1] todo esto como resultado de un nuevo acuerdo entre las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual (con la SGAE al frente) y ASIMELEC. Esto provocó una gran polémica al resultar evidente que estos soportes se usan con frecuencia para otros fines ajenos a la copia privada, y porque dicho acuerdo se negoció sin la participación ni presencia de consumidores y autoridades. En general, se trata de una ley impopular, interpretada por los usuarios como un intento "injusto" de compensar a las compañías discográficas del perjuicio que les supone la obtención gratuita de obras artísticas sin la obtención del lucro que legalmente les corresponde.

Anulación[editar]

El 24 de marzo de 2011, la Audiencia Nacional anuló la orden que regula el canon digital. El motivo es que por ser un reglamento éste necesitaba unos trámites relacionados con memorias justificativas y económicas que no se realizaron.[2] [3] [4]

El 12 de julio de 2011 el Congreso de los Diputados vota favorablemente una proposición no de ley que insta al Gobierno a la supresión de dicho canon y a su sustitución por otra formula de compensación a autores y propietarios de contenidos que se ajuste más a las copias y usos realmente efectuados.[5]

El 31 de diciembre de 2011 el canon fue definitivamente derogado por el recién constituido nuevo Congreso de los Diputados, siendo reemplazado por un nuevo pago esta vez a cargo del Estado cuyo procedimiento está por desarrollar.[6]

Flag of Argentina.svg Argentina[editar]

El senador Miguel Ángel Pichetto presentó un proyecto de ley para imponer la tasa, el cual estuvo a punto de tratarse en el Senado el 28 de junio de 2011.[7] [8] Contó con el acompañamiento del también senador Rubén Giustiniani y fue el resultado del lobby ejercido por SADAIC y CAPIF, entre otras entidades privadas que representan a autores y editores en el país.[9] Dichas asociaciones serían las principales beneficiadas por la nueva tasa.[10] La iniciativa generó un fuerte rechazo, expresado a través de las redes sociales Facebook y Twitter.[11] [12] La Fundación Vía Libre también se manifestó en contra del canon, afirmando que es anticonstitucional y que sólo beneficia a algunos artistas.[13] [14] Incluso, el colectivo hacktivista Anonymous inutilizó los servidores del Senado en la madrugada del 29 de junio, como protesta por el hecho.[15] [16] Finalmente, el proyecto retornó a la Comisión de Legislación General del Senado, donde sería analizado con mayor profundidad.[17] El Jefe de Gabinete, Anibal Fernández, reconoció en su sitio personal que el canon digital era "un mal proyecto" y que se "comieron una manifestación virtual", respondiendo activamente a los reclamos.[18] [19] Trascendió además la existencia de otros dos proyectos, uno de la senadora Teresita Quintela y otro de Adriana Bortolozzi, que iban a ser discutidos paralelamente con el de Pichetto.[20]

Flag of Brazil.svg Brasil[editar]

El cantante Gilberto Gil, por entonces ministro de cultura brasileño se expresó en favor de crear un canon digital en junio de 2008. En aquel momento manifestó: “Recuerdo que, cuando había casetes, hubo un momento en que se pidió a los fabricantes que destinaran una parte del precio que cobraban para remunerar a los creadores, algo que ahora con los nuevos medios se puede hacer”.[21] Gil dejó el puesto poco tiempo después y el tema no se ha vuelto a plantear.

Flag of Ecuador.svg Ecuador[editar]

La Ley de Propiedad Intelectual de 19 de mayo de 1998 estableció la remuneración por copia privada, en sus artículos 105 al 108.[22] Esta remuneración o canon digital es un pago que debe hacer un importador o fabricante de aparatos electrónicos que puedan reproducir contenidos protegidos por derechos de autor y soportes o cintas para fijación sonora o audiovisual. El monto del canon se fija por acto administrativo del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual.

No es requisito que el aparato electrónico sea, en realidad, usado para reproducir obras protegidas, ni que los soportes vayan a ser usados en fijar contenidos protegidos por derechos de autor: se graba todo aparato y todo soporte.

Todo lo recaudado se entrega a una sociedad de gestión colectiva de derechos de autor, que a su vez lo distribuye a las sociedades de gestión colectiva especializadas por tipo de artistas o titulares de derechos de autor. En 2003 se creó la sociedad de gestión colectiva a cargo de esta recaudación, que es la Entidad Recaudadora Única por Copia Privada de Fonogramas y Videogramas del Ecuador, ENRUCOPI.

La sanción por no pagar esta remuneración por copia privada es una multa del 300 % del valor que debió ser pagado. La sociedad de gestión colectiva puede pedir a jueces o al Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI), autoridad en la materia, que retiren del comercio los bienes que no pagaron canon, hasta que se realice el pago.

Ecuador es parte de la Comunidad Andina, que ha emitido varias Decisiones sobre propiedad intelectual, pero ninguna de esas normas comunitarias contempla un canon digital. El Reglamento a la Ley de Propiedad Intelectual no describe en detalle la remuneración por copia privada, pues la ley delega la reglamentación de este canon digital al Consejo Directivo del IEPI.

En octubre de 2003, el Consejo Directivo del IEPI emitió la Resolución Nº 133 (Registro Oficial Nº 193 de 20 de octubre de 2003), que expide los valores del canon digital para los siguientes items:

  1. Cassettes de audio (canon varía según los minutos que contenga el cassette).
  2. Cintas de vídeo (canon varía según minutos).
  3. Equipos de grabación fonográfica o videográfica.
  4. Soporte de grabación fonográfica o videográfica.
  5. Grabadores de CD Data y DVD Data.

En diciembre de 2013, la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones (Asetel) denunció que el IEPI habría aprobado una nueva tabla de valores para canon digital, para items que incluyen computadores, tabletas y teléfonos inteligentes, por su capacidad de reproducir contenidos protegidos por derechos de autor.[23] Asetel reclama esta norma por el incremento en el precio de tales aparatos para el consumidor final.

El IEPI anunció que está trabajando en reformas para mejorar la recaudación del canon digital,[24] pero no ha hecho pública la reforma reclamada por Asetel. IEPI ha afirmado que se prohibirá que el importador o fabricante traslade el costo del canon digital al consumidor. El músico y compositor Troi Alvarado, presidente de la Sociedad de Autores y Compositores Ecuatorianos (SAYCE) calificó de irresponsables las afirmaciones de Asetel.[25]

El establecimiento de un canon digital contradice los postulados de la cultura libre, por lo que ha sido cuestionado en el pasado.[26] Ecuador aprobó una nueva Constitución en 2008, cuyo artículo 287 prohíbe fijar en ley tasas o contribuciones a favor de entidades privadas. Hay tesis jurídicas que defienden que el canon digital establecido en 1998 sería inconstitucional a partir de 2008.[27]

Flag of Mexico.svg México[editar]

En México, a finales de 2009 se había rechazado un proyecto para implementar un impuesto a Internet.[28] En junio de 2010, el diputado federal Armando Báez Pinal propuso un gravamen sobre aquellos aparatos electrónicos "idóneos para almacenar, compactar, duplicar, reproducir, o copiar cualquier tipo de obra literaria o artística, interpretaciones o ejecuciones, fonogramas, videogramas, producciones y/o transmisiones", en beneficio de las sociedades privadas de autores.[29] Tras una serie de reclamos generalizados, el mismo diputado retiró el proyecto a través de un comunicado de prensa, en el que expresó: "Es preciso evitar cualquier riesgo de afectación a la ciudadanía, por lo cual es necesario conocer con mayor exactitud las modalidades y posibilidades del uso de las nuevas tecnologías, mediante estudios más puntuales."[30]

Flag of Paraguay.svg Paraguay[editar]

En Paraguay, una ley que data de 1998 establece que "Los titulares de los derechos sobre las obras publicadas en forma gráfica, por medio de videogramas o en fonogramas, o en cualquier clase de grabación sonora o audiovisual, tendrán derecho a participar en una remuneración compensatoria por las reproducciones de tales obras o producciones, efectuadas exclusivamente para uso personal por medio de aparatos técnicos no tipográficos." La ley fue reglamentada trece años después, en junio de 2011, mediante un decreto del poder ejecutivo, por el cual se fija el pago de una "remuneración compensatoria" destinada a los artistas, intérpretes y ejecutantes del 0,5 %. La medida recae sobre "equipos y soportes" como celulares, radiograbadoras, videos y cintas magnéticas, entre otros.[31]

Referencias[editar]

  1. El Gobierno fija un canon digital de 3,15 euros para MP3 y MP4 y de 1,5 para los móviles con reproductor. 18 de diciembre de 2007.
  2. «La Audiencia Nacional anula la orden que regula el canon digital». Consultado el 24 de marzo de 2011.
  3. «El canon digital, anulado: "Cultura e Industria tienen que mover ficha"». Consultado el 24 de marzo de 2011.
  4. «/// (avance)la audiencia nacional anula el canon digital». Consultado el 24 de marzo de 2011.
  5. El Congreso vota a favor de la supresión del canon digital.
  6. BOE n.º 315, 31 de diciembre de 2011.
  7. «El Senado argentino trata un polémico "impuesto digital"» (en español). Red Users. Consultado el 4 de julio de 2011.
  8. «El Senado aprobaría hoy otro polémico impuesto tecnológico» (en español). Consultado el 14 de julio de 2011.
  9. «Canon digital en el Senado» (en español). Página 12. Consultado el 4 de julio de 2011.
  10. «Un posible impuesto sobre productos electrónicos genera polémica en la Red» (en español). La Nación. Consultado el 4 de julio de 2011.
  11. «Explotaron las redes sociales en contra del “canon digital”» (en español). El Cronista Comercial. Consultado el 4 de julio de 2011.
  12. «"Indignados" argentinos le dicen NO al canon digital en Twitter» (en español). La Gaceta. Consultado el 4 de julio de 2011.
  13. «“Es un acto privado”» (en español). Página 12. Consultado el 5 de julio de 2011.
  14. «Evelin Heidel: “El canon digital no protege a los artistas”» (en español). LT10 Digital. Consultado el 15 de julio de 2011.
  15. «Anonymous y Twitter frenaron el Canon Digital en Argentina» (en español). La Gaceta. Consultado el 4 de julio de 2011.
  16. «La amenza de Anonymous por el "canon digital" contra la piratería» (en español). Plus Información. Consultado el 4 de julio de 2011.
  17. «Postergan el tratamiento del canon digital en el Senado» (en español). La Voz del Interior. Consultado el 4 de julio de 2011.
  18. «Anibal Fernández habla sobre el Canon Digital».
  19. «Anibal Fernández se opone al Canon Digital».
  20. «Los senadores insisten: canon digital se tratará hoy en comisión en el Senado» (en español). Fundación Vía Libre. Consultado el 4 de julio de 2011.
  21. «Gilberto Gil está a favor del canon digital en Brasil» (en español). Noticias Dot. Consultado el 4 de julio de 2011.
  22. Ley de Propiedad Intelectual. Registro Oficial 320. 19 de mayo de 1998, codificada en 2003, biblioteca digital del IEPI.
  23. Diario El Comercio: Asetel denuncia impuesto para tablets y smartphones. 4 de diciembre de 2013.
  24. Comunicado de prensa del IEPI, sin fecha: http://www.propiedadintelectual.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2013/12/Comunicado_remuneracion_compensatoria_copia_privada.pdf
  25. Tuit de @TroiAlvarado: Irresponsable de parte de Asetel haber confrontado a usuarios con artistas con declaraciones imprecisas en el comercio.
  26. Post: Una historia ucrónica de la remuneración por copia privada (canon), en el blog.
  27. Post: El canon contraataca: Episodio Ecuador, en el blog.
  28. «México: Se rechaza impuesto de 3 % a Internet» (en español). FayerWayer. Consultado el 4 de julio de 2011.
  29. «Proponen "Canon Digital" en México» (en español). FayerWayer. Consultado el 4 de julio de 2011.
  30. «México: Retiran proyecto para establecer un canon digital» (en español). FayerWayer. Consultado el 4 de julio de 2011.
  31. «Celulares y radios, más caros para pagar a músicos» (en español). ABC. Consultado el 4 de julio de 2011.

Enlaces externos[editar]