Canción mixteca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Canción mixteca es el himno de facto de Huajuapan.

La Canción mixteca fue escrita en el año de 1915 por el compositor oaxaqueño José López Alavez. Le ha dado un gran prestigio a nivel nacional al estado de Oaxaca, específicamente a la mixteca oaxaqueña.

En sus letras se refleja la nostalgia de partir y dejar el lugar de origen, como resultado del fenómeno de migración del cual el autor fue parte y muchos miles de mixtecos oaxaqueños que lo han y siguen siendo.

La canción mixteca se compuso bajo la arboleda de la Alameda Hidalgo de la ciudad de Querétaro donde López Alavez recordaba con tristeza a su entrañable Tierra del Sol (sobrenombre de la Mixteca).

En el año de 1918, la Canción mixteca triunfó en el Primer Concurso de Canciones Mexicanas, convocado por el periódico El Universal; también en 1918, en el Festival de la Música Mexicana efectuado en la Alameda Central de la Ciudad de México, se presentó al público al compositor huajuapeño como triunfador del Primer Concurso de Canciones Mexicanas.

Se ha utilizado como introducción para la ejecución del Jarabe mixteco, y últimamente a raíz del fenómeno de rescate cultural de la mixteca (promovido por la propia ciudadanía), se emplea para eventos oficiales y de gran magnitud, dado que el Jarabe mixteco y la Canción mixteca representan el patrimonio cultural de Huajuapan.

Fue elevada a la categoría de Himno Mixteco en el municipio de Huajuapan, por iniciativa del regidor Elías Torres Ramírez, como homenaje post mortem a José López Alavez, según Decreto municipal dictado por el Honorable Ayuntamiento en su sesión ordinaria del 20 de abril de 1998 y publicado en el Periódico oficial del Estado de Oaxaca el 6 de junio del mismo año.

Letra[editar]

La instrumentalización de la canción mixteca se lleva a cabo por bandas municipales, que están compuestas básicamente por instrumentos de viento y metal.

¡Que lejos estoy del suelo donde he nacido!

inmensa nostalgia invade mi pensamiento;

y al verme tan solo y triste cual hoja al viento,

quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.

¡Oh Tierra del Sol! Suspiro por verte

ahora que lejos yo vivo sin luz, sin amor;

y al verme tan solo y triste cual hoja al viento,

quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.

Véase también[editar]

Referencias[editar]