Camisa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Camisas»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Mujer vestida con una camisa blanca. Aunque el nombre de camisa se aplica generalmente a la prenda masculina y blusa a la femenina su uso es común a ambos sexos desde mediados del siglo XIX. La confección de la prenda dirigida al público masculino o femenino atenderá a las distintas medidas físicas según la anatomía así como a la moda de cada época.

La camisa o blusa es una prenda de vestir tanto formal como informal de tela que cubre el torso y usualmente tiene cuello, mangas y botones en el frente. El término blusa se refiere a la camisa utilizada por mujeres, niños y también cuando se utiliza en distintas labores por hombres y mujeres.[1]

Etimología del término camisa[editar]

La camisa, kameez o qamiz, toma su nombre del árabe qamis. Hay dos hipótesis principales sobre el origen de la palabra árabe a saber:

  1. Los qamis árabes deriva del latín camisia (camisa), que a su vez proviene del idioma proto-indoeuropeo kem ('capa').[2] [3]
  2. La camisia del latín medieval es un término tomado del kamision helenístico de “qmṣ”, representado por el ugarítico qmṣ (‘prenda’) y el árabico qamīṣ (‘camisa’).

Las prendas cortadas como el kameez tradicional son conocidas en muchas culturas; de acuerdo a Dorothy Burnham, del Real Museo de Ontario, la "camisa sin fisuras", tejida de una pieza, fue sustituida a principios de los tiempos romanos por el tejido de paño en telares verticales y recontruidos cuidadosamente para no perder el paño. Las camisas de algodón del siglo X recuperadas del desierto de Egipto poseen un corte similar al del kameez tradicional o el jellabah o galabiya contemporáneo en Egipto.[4]

Historia de la camisa[editar]

La camisa en Egipto, Roma y la Edad Media[editar]

La historia de la camisa puede remontarse al 1500 a.C., cuando los egipcios, tanto hombres como mujeres, adoptaron el kalasiris, una pieza en forma de rectángulo de tejido de lino delgado con una abertura para introducir la cabeza. Durante el Imperio Romano a esa pieza de tela se le agregarán mangas y se denominará túnica manicata. En la Edad Media y hasta el siglo XIV la camisa fue una prenda interior de color blanco cuya función consiste en proteger la piel de otros tejidos exteriores más ásperos. [5] Como se consideraba ropa interior carecía de botones para cerrarla y su misión era cubrir el cuerpo antes de colocar la casaca o la chompa.

Las camisas y su uso en la fabricación de papel[editar]

El uso generalizado de las camisas en el siglo XIV, permitió que hubiera suficiente trapo de camisas viejas para poder fabricar papel a precios económicos. La invención de la imprenta unido a la producción de papel a bajo precio, permitió que surgiera el libro como un producto de precio accesible, y no como una antigua curiosidad.

La camisa en el Renacimiento[editar]

Será en el Renacimiento cuando la camisa generaliza su uso. La moda italiana de la época ensanchó las mangas permitiendo que una parte de la misma se asome a la altura de los codos. Después los alemanes incorporarán las cuchilladas, moda originaria de Suiza que consiste en rasgar la superficie de las prendas exteriores dejando entrever lo que está debajo. En el siglo XVI se incorporará escotes cuadrados; el fruncido derivará en una pieza rígida y almidonada, la gorguera, que obliga a mantener erguida la cabeza y simboliza jerarquía [5]

Revolución francesa[editar]

Durante y después de la Revolución francesa, hacia fines del siglo XVIII, se produjo un cambio importante en la ropa masculina. Aparecen la limpieza de líneas, característica de la indumentaria inglesa, lo que implicará la pérdida de la ornamentación anterior. El glamour se desplaza a los complementos del pañuelo o corbata.[5]

Principios del siglo XIX[editar]

A medida que las prendas militares fueron acortándose hasta terminar en el actual saco o americana y chaleco la camisa fue quedando al descubierto, con lo cual comenzó a existir la necesidad de rematarla en puños y cuellos con entidad.

La camisa blanca, para muchas personas, era símbolo de aristocracia, porque eran los que solían mantenerlas limpias. A principios del siglo XXI, una camisa blanca sigue manteniendo para muchos un carácter de distinción; pero también es porque el blanco es un color neutro[6] muy fácil de combinar con los distintos colores que puede aportar los trajes y sobre todos las corbatas.

Siglos XIX a XXI - Industria textil de las camisas[editar]

La fabricación de camisas tuvo un gran auge a finales del siglo XIX en Estados Unidos, aprovechando la emigración que vino de Europa se trasladó el trabajo de costurera que tradicionalmente se desempeñaba en el hogar a los talleres y fábricas. La fabricación de la prenda, camisa o blusa, tuvo un crecimiento espectacular al sustituir a otras prendas de vestir más tradicionales. En el desarrollo de la industria textil se produjeron acontecimientos de gran relevancia: la Huelga en las fábricas de camisas de Nueva York en 1909 y el posterior Incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York de 1911 que supondrán algunas mejores de las condiciones laborales y de seguridad de la industrial textil.[7] [8] [9] En en año 2013, ya en el siglo XXI, se produjo el Colapso del edificio en Savar donde estaban instaladas numerosas fábricas de ropa que suministraban productos a numerosas empresas comerciales de todo el mundo.[10] [11] [12] En México la existencia de Maquiladoras ha permitido al país un desarrollo económico y la creación de empleo en el sector femenino pero a costa de penosas condiciones de trabajo -largos horarios y escasos sueldos-.[13] [14]

Hombre vistiendo una camisa plisada semi-formal

Tipos de camisas[editar]

En principio las primeras diferencias las marcan su uso; así existen:

  • Camisa informal: la pensada para ser lucida sola o bajo prendas deportivas y como tales no están pensada para lucir con corbata y suelen tener botones en el cuello.
  • Camisa formal o de vestir: son las pensadas para ser lucidas con traje, saco o prendas de etiqueta. Debido a su mayor carga protocolaria existen de varios tipos como camisa de puño sencillo, camisa de puño doble, camisa de fuerza, camisas de cuello mao, etc.

Según su confección las camisas se pueden diferenciar por el tejido: algodón, poliester, seda u otras telas, tejidos y mezclas. Por color o diseño existen lisas o planas, rayas, estampadas.

Uso político del término camisa[editar]

La exhibición de la camisa como uniforme paramilitar de un determinado color fue signo distintivo de los fascismos de los años 1920 y 1930, a partir de los:

Referencias[editar]

  1. Blusa, en dirae.es
  2. «Online Etymology Dictionary: chemise».
  3. p. 807, "camise", entry in The Oxford English Dictionary, J. A. Simpson and E. S. C. Weiner, vol. 2, second edition, Oxford: Clarendon Press, 1989, ISBN 0-19-861214-1.
  4. Burnham, Dorothy. 1973. Cut My Cote, Royal Ontario Museum. p. 10.
  5. a b c Camisa, un clásico con mucha historia, Mujer La tercer
  6. Casillas, Bere, La Camisa Blanca Una Prenda Imprescindible En Tu Fondo De Armario, 21/5/2010, última visita 11/6/2011
  7. Uprising of 20,000 (1909), jwa.org
  8. Berger, Joseph (February 20, 2011). 100 Years Later, the Roll of the Dead in a Factory Fire Is Complete. New York Times. http://www.nytimes.com/2011/02/21/nyregion/21triangle.html. Consultado el 8 de marzo, 2013. 
  9. Clara Lemlich and the Uprising of the 20,000, en The economic populist
  10. «Tragedia en Bangladesh. Son ya 540 los fallecidos». El País (3 de Mayo de 2013). Consultado el 3 de Mayo de 2013.
  11. «Bangladesh Dhaka building collapse leaves 80 dead». BBC News (24 de abril de 201324 April 2013).
  12. Bangladesh y la explotación de los trabajadores. Dossier, Jorge Yabkowski, Deborah Orr, Maha Rafi Atal, Vijay Prashad, Sin permiso, 6/6/2013
  13. La crisis y sus efectos en la industria textil y del vestido de México Red de Solidaridad de la Maquila
  14. El dragón chino amenaza de nuevo a la industria textil mexicana, Política y Gobierno, en wharton.universia.net

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]