Camelus bactrianus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Camello bactriano»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Camello bactriano
Camelus ferus prague zoo.jpg
Pareja de camellos bactrianos en el zoológico de Praga
Estado de conservación
En peligro crítico (CR)
En peligro crítico (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Camelidae
Género: Camelus
Especie: C. bactrianus
Linnaeus, 1758
Distribución
Camelus ferus distribution.svg
Sinonimia
  • Camelus ferus bactrianus

El camello bactriano, camello asiático o simplemente camello (Camelus bactrianus, llamado a veces Camelus ferus bactrianus) es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia Camelidae, una de las dos especies de la familia que se pueden encontrar actualmente en el Viejo Mundo. Está muy emparentado con la otra, el camello arábigo o dromedario (Camelus dromedarius).

El camello bactriano recibe su nombre del área de la que se supone es originario: Bactriana, nombre con el que los griegos conocían a la región situada entre la cordillera del Hindu Kush y el río Amu Daria, y donde debió ser domesticado hacia el 2500 a. C.

Características[editar]

Se trata de una especie más robusta y de extremidades un poco más cortas que el dromedario, con dos gibas en lugar de una sola como su pariente. El pelo varía enormemente en su longitud y coloración (sobre todo en los individuos domésticos), aunque en los salvajes tiende a ser fino, largo, espeso y lanoso, especialmente en cuello, jorobas y patas anteriores. El color es pardo oscuro llegando a casi negro en algunas zonas. Esto le permite defenderse tanto del sol implacable de las estepas y desiertos rocosos de Asia central como de las bajas temperaturas. El tamaño puede ser de hasta 1,80 metros en la cruz y tres de largo, con un peso de 600 a 1000 kilos. Las hembras son un poco más pequeñas y ligeras que los machos.

Biología y ecología[editar]

Este animal tolera condiciones climáticas verdaderamente extremas, especialmente en el Tíbet y otras áreas montañosas de Asia central, donde las temperaturas de verano pueden llegar a los 60 °C, mientras que las de invierno son muy inferiores a los 0 °C. Su capacidad para resistir largos periodos de tiempo sin comer ni beber, gracias a la grasa almacenada en las jorobas, y su gran fortaleza física (puede caminar 47 kilómetros al día con cargas de casi 450 kilos) lo han hecho un animal doméstico de gran importancia en las zonas donde habita, desde Mongolia a Irán. También se aprovechan su carne, leche y pieles.

El camello salvaje está considerado una especie en peligro de extinción. Sólo se encuentra libre en unas pocas áreas desérticas del sur de Mongolia y la región china de Xinjiang, por donde vaga en pequeños grupos familiares de entre 6 y 30 individuos, en el caso de las hembras y sus crías (una o dos cada vez), o de forma solitaria en el caso de los machos. Se alimentan de hierbas y raíces, y carecen de depredadores; sus únicos problemas los causan la ocupación de sus territorios por los pastores para que pasten los animales domésticos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]