Camelina sativa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Camelina sativa
Camelina sativa eF.jpg
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Dilleniidae
Orden: Brassicales
Familia: Brassicaceae
Género: Camelina
Especie: Camelina sativa
Sinonimia

Camelina sativa es una especie de planta herbácea perteneciente a la familia Brassicaceae. Es nativa de Europa del Norte y Asia Central, pero se ha introducido en América del Norte, posiblemente como una maleza en el sector del lino.

Ilustración
Ilustración
Ilustración de Flora Batava

Descripción[editar]

Es una planta anual o bienal que alcanza un tamaño de o30-60 (-80) cm , sobre todo ramificada desde la base, glabra o, a veces escasamente peluda a continuación con pelos simples y ramificadas. Hojas basales oblongo-lanceoladas, de 15-50 mm de largo, 5-10 mm de ancho, cuneadas, sésiles, enteras o irregularmente dentadas, hojas superiores lanceoladas o lineares, sésiles, sagitadas-amplexicaules, enteras o dentadas. Las inflorescencias en racimos de 30-70 de flores, de hasta 30 cm de largo en el fruto. Flores de 3,5 mm de diámetro, de color amarillo; pedicelos de 10-20 (-25) mm de largo en el fruto, rígido, ascendente. Sépalos de 2,5 mm de largo. Pétalos de 5 mm de largo. El fruto es una silicua obovoide, de 7-9 mm de largo, 4-5 mm de ancho, ápice redondeado; glabra, con una nervadura central clara; estilo de 1.5-2 mm de largo con el estigma capitado, semillas 9-10 en cada lóculo, de 1,5 mm de largo, ovoide, de color marrón.[1]

Características[editar]

Es una planta que se ha cultivado tradicionalmente como una oleaginosa en cultivos para producir aceite vegetal. Este aceite se usa tradicionalmente para la producción de jabones, pinturas, mientras que los restos de extracción se utilizan para la alimentación animal. El aceite de camelina se puede utilizar también en alimentación humana, desde hace relativamente poco tiempo. También se han realizado un cierto número de ensayos del uso de aceite de camelina como biocarburante como sustituto total o parcial del keroseno en aviones.

Historia[editar]

Hay muchas pruebas arqueológicas que demuestran que ha crecido en Europa durante al menos 3000 años. Los primeros datos le incluyen en el Neolítico a los niveles de Auvernier, Suiza (con fecha en el segundo milenio antes de Cristo), en la Edad del Cobre de Pefkakia en Grecia (de fecha al tercer milenio antes de Cristo), y Sucidava-Celei, Rumania (en 2200 a. C.).[2] Durante la Edad de Bronce y la Edad de Hierro es un importante cultivo agrícola en el norte de Grecia más allá de la gama actual de la aceituna. Al parecer sigue siendo cultivado en la época del Imperio romano, aunque su nombre en griego y latín no se conocen. De acuerdo con Zohary y Hopf, hasta el 1940 del C. sativa fue un importante cultivo de aceite en Europa oriental y central, y actualmente ha seguido siendo cultivadas en algunas partes de Europa por sus semillas que se utilizan, por ejemplo, en lámparas de aceite (hasta los modernos de aprovechamiento natural, propano y electricidad) y como un aceite comestible.

Propiedades[editar]

Su cultivo está siendo investigado debido a los niveles excepcionalmente altos (hasta un 45%) de ácidos grasos omega-3 de sus semillas, lo cual es poco común en fuentes vegetales. Más del 50% de los ácidos grasos obtenidos en frío mediante presión son poliinsaturadas. Los principales componentes son el ácido alfa-linolénico- C18: 3 (omega-3, ácidos grasos, aproximadamente 35-45%) y ácido linoleico - C18: 2 (omega-6 ácidos grasos, aproximadamente 15-20%). El aceite obtenido es también muy rico en antioxidantes naturales, tales como tocoferoles, lo que lo hace muy estable y muy resistente a la oxidación y el enranciamiento. El contenido de vitamina E en el aceite de camelina es de aproximadamente 110mg/100g.[3]

El aceite de la camelina es muy adecuado para su uso como en cocina y tiene sabor y aroma a almendra. Puede llegar a ser más conocido y podría convertirse en el futuro en un importante alimento.

Taxonomía[editar]

Calystegia sepium fue descrita por L. Crantz y publicado en Stirpium Austriarum Fasciculus 1: 18. 1762.[1]

Etimología

Camelina: nombre genérico que deriva de las palabras griegas "tierra" y "lino", en alusión a que es una mala hierba que suprime el vigor de los cultivos de lino.[4]

sativa: epíteto latino que significa "cultivada".[5]

Sinonimia:
  • Adyseton dentatum G.Don
  • Alyssum dentatum Willd.
  • Alyssum myagrum Wibel
  • Alyssum sativum (L.) Scop.
  • Camelina ambigua Besser ex Steud.
  • Camelina caucasica (Sinskaya) Vassilcz.
  • Camelina crepitans Kusn.
  • Camelina glabrata (DC.) Fritsch
  • Camelina glabrata (DC.) Fritsch ex N. W. Zinger
  • Camelina hirsuta Bernh.
  • Camelina microcarpa subsp. pilosa (DC.) Jáv.
  • Camelina pilosa (DC.) N.W.Zinger
  • Camelina sagittata Moench
  • Chamaelinum sativum Host
  • Cochlearia sativa Cav.
  • Crucifera camelina E.H.L.Krause
  • Dorella oleifera Bubani
  • Linostrophum sativum Schrank
  • Moenchia arvensis Bernh. ex Hoffm.
  • Moenchia sativa Roth
  • Myagrum glabrum Gilib.
  • Myagrum pinnatifidum Ehrh. ex DC.
  • Myagrum sativum L.
  • Thlaspi camelina Crantz[6]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Camelina sativa». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 22 de mayo de 2013.
  2. Daniel Zohary and Maria Hopf, Domestication of plants in the Old World, third edition (Oxford: University Press, 2000), pp. 138f
  3. «Camelina sativa». Plantas útiles: Linneo. Consultado el 17 de noviembre de 2009.
  4. http://florabase.dec.wa.gov.au/browse/profile/21468
  5. en Epítetos Botánicos
  6. Camelina sativa en PlantList

Bibliografía[editar]

  • Dalby, Andrew (2003), Food in the ancient world from A to Z, Routledge, London, New York, ISBN 0415232597
  • Jones, G.; Valamoti, S.M. (2005), «Lallemantia, an imported or introduced oil plant in Bronze Age northern Greece», Vegetation History and Archaeobotany 14 (4): 571-577, doi:10.1007/s00334-005-0004-z 
  • Megaloudi, Fragkiska (2006), Plants and Diet in Greece from Neolithic to Classic Periods: the archaeobotanical remains, Archaeopress, Oxford, ISBN 1841719498
  • D.H. Putnam, J.T. Budin, L.A. Field, and W.M. Breene (1993) Camelina: A Promising Low-Input Oilseed. p. 314-322. In: J. Janick and J.E. Simon (eds.), New crops. Wiley, New York.
  • González, Ángel (November 21, 2007), Seeding the way to better biofuels, Seattle Times, Seattle, WA, USA

Enlaces externos[editar]