Calle del Príncipe de Vergara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Príncipe de Vergara
MadridEspaña
Madrid - Plaza del Marqués de Salamanca - 20071028.jpg
Vista hacia el norte de la calle Príncipe de Vergara a su paso por la plaza del Marqués de Salamanca
Datos de la ruta
Nombre anterior General Mola (1939-1981)
Inauguración siglo XIX
Numeración 1-2 al 271-280
Longitud 4,2 km
Otros datos
Distritos Salamanca, Chamartín
Barrios Recoletos/Goya, Castellana/Lista, El Viso, Ciudad Jardín, Nueva España, Hispanoamérica
Estaciones de Metro de Madrid Príncipe de Vergara Madrid-MetroLinea2.svg Madrid-MetroLinea9.svg, Núñez de Balboa Madrid-MetroLinea5.svg Madrid-MetroLinea9.svg, Avenida de América Madrid-MetroLinea4.svg Madrid-MetroLinea6.svg Madrid-MetroLinea7.svg Madrid-MetroLinea9.svg, Cruz del Rayo Madrid-MetroLinea9.svg, Concha Espina Madrid-MetroLinea9.svg, Colombia Madrid-MetroLinea8.svg Madrid-MetroLinea9.svg
líneas de autobús EMT 7 16 29 51 52 N1 N2
Orientación
 • sur Calle de Alcalá
 • norte Plaza del Perú

La calle del Príncipe de Vergara discurre por los distritos de Salamanca (donde es frontera de los barrios de Recoletos y Castellana, en la acera de los impares, y Goya y Lista en la de los pares) y Chamartín (donde separa El Viso de Ciudad Jardín y Prosperidad, para luego atravesar Hispanoamérica y sólo una manzana en Nueva España). Atraviesa varias plazas: Marqués de Salamanca, Cataluña, Ecuador, República Dominicana para terminar en la ya mencionada del Perú.

Se dedicó la calle al general Baldomero Espartero aunque nunca se conoció con este nombre sino con uno de los muchos títulos nobiliarios que tuvo este personaje. Algo parecido ocurrió en la ciudad de Valladolid cuya calle dedicada igualmente a este general recibió el rótulo de Calle Duque de la Victoria, otro de sus títulos nobiliarios.

Después de la Guerra Civil Española la calle cambió de nombre (cambio impulsado principalmente desde el Carlismo) pasando a llamarse General Mola en memoria de este general, muerto en accidente de avión durante la guerra civil tras desempeñar el papel principal en la organización del golpe de estado contra la 2ª República. Finalmente en 1981, durante el mandato de Enrique Tierno Galván ya en democracia como alcalde socialista de Madrid, recuperó su nombre inicial junto a otras veintisiete calles. No obstante, conservaron su nombre tanto el Colegio Público General Mola como el pequeño Pasaje del General Mola, al principio de la vía. En el año 2010 el colegio recuperó también su antiguo nombre de "Reina Victoria".

Fue una vía abierta a finales del siglo XIX en el recién construido barrio de Salamanca. En su origen salía de los terrenos donde se encontraba el final de los llamados Campos Elíseos, lugar donde fueron fusilados después de los sucesos del 22 de junio de 1866 los 66 sargentos de Artillería del Cuartel de San Gil que apoyaban a Juan Prim. El primer tramo que se construyó llegaba hasta el Paseo de Ronda (hoy calle de Francisco Silvela) y es casi plano, sin grandes desniveles.

La calle fue trazada a modo de bulevar con árboles y jardines a todo lo largo del centro. A finales de los años 60 del siglo XX se remodeló y fueron suprimidos los bulevares para dar más espacio a la circulación de automóviles. Es por esas fechas cuando arranca la prolongación de General Mola, enlazando con el Cuartel de las Cuarenta Fanegas de la Guardia Civil (entonces sólo accesible desde la calle de Serrano). Es precisamente en los alrededores de dicho cuartel donde se comienzan las edificaciones de lo que será el futuro Barrio de Hispanoamérica, como parte del patrimonio de la Asociación pro-huérfanos de la Guardia Civil. No será hasta finales de los años 80, con la unificación de los dos tramos de la línea 9 del Metro de Madrid que los últimos solares situados en los alrededores de la Estación de Cruz del Rayo se pueblen con edificios de entidades bancarias y aseguradoras en torno al complejo formado por el Auditorio Nacional de Música, la nueva tenencia de alcaldía de Chamartín y el nuevo Museo de la Ciudad.

De hecho más de un tercio de la línea 9 corre a todo lo largo de la calle, desde su nacimiento junto a la Estación de Príncipe de Vergara hasta la Estación de Pío XII, y ha sido el auténtico motor de la revalorización de la parte del barrio de Chamartín, una zona anteriormente despreciada como las afueras. Con anterioridad a ello sólo la línea 51 de la EMT, con cabecera al final de la calle, daba servicio a toda la calle uniéndola con el centro, motivo por el cual incorpora los primeros autobuses-gusano, que luego pasarán a la Castellana. La otra línea de la EMT que discurre integra por la calle, la 29, es menos usada por entonces al acabar en Goya / Felipe II, lejos del gran núcleo de intercambio de viajeros que es la plaza de Cibeles

Debido a su longitud, anchura y facilidad de acceso, y a que en varios puntos de la calle se produjeron atentados terroristas de ETA, ha sido usada como manifestódromo en varias ocasiones. Igualmente suele utilizarse en parte en pruebas deportivas urbanas o reivindicativas como la fiesta de la Bicicleta. De hecho, se intentó instalar un velódromo urbano los domingos por la mañana en la primera parte de la calle, pero el continuo incremento del tráfico dio al traste con los planes, permaneciendo sólo dos meses.

La primera parte de la prolongación es conocida como la costa del mueble por haberse llegado a reunir en la calle y parte de la vecina López de Hoyos hasta 20 establecimientos dedicados a la venta de muebles.

Edificios notables[editar]

Existen en esta calle edificios notables e históricos:

Referencias[editar]

  1. Óscar da Rocha Aranda y Ricardo Muñoz Fajardo, (2007), Madrid modernista: guía de arquitectura, ed. Tebar, Madrid, pág. 135

Bibliografía[editar]

  • BRAVO MORATA, Federico. Historia de Madrid, tomo I. Editorial Fenicia, 1972
  • RÉPIDE, Pedro de. Las calles de Madrid. Editorial Afrodisio Aguado, S.A., Madrid 1981. ISBN 84-202-0001-8

Enlaces externos[editar]