Caldo gallego

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Caldo gallego.
El repollo, uno de los ingredientes del caldo gallego.

El Caldo gallego es una sopa o caldo típico de Galicia, España, siendo además uno de los platos más conocidos de la gastronomía de esta comunidad autónoma.[1] Se trata de una sopa resultado de cocer al mismo tiempo verduras y carnes en una especie de potaje. Es habitual en los meses invernales y suele servirse caliente.

Características[editar]

Ubicación de la Comunidad Autónoma de Galicia respecto a España.

La receta de la sopa es muy variada y dependerá en gran mediada de lo disponible en cada familia. No obstante sus principales ingredientes son las verduras del lugar como son los grelos (brote del nabo), las berzas o los repollos junto con patatas. Todas ellas se mezclan con el unto o grasa de cerdo, para dar sustancia al caldo resultante de la cocción. Para dar consistencia a veces se añade harina de maíz.

En algunas ocasiones se añaden las habas (o las legumbres de la temporada) y ocasionalmente algún ingrediente más, como chorizo, lacón o panceta cocida (algo que se denomina en Galicia como: compango). Se sirve muy caliente, generalmente como primer plato. En muchas ocasiones es parte del Xantar (almuerzo del mediodía), y en ocasiones de la cena. Entre los campesinos suele servirse en las denominadas cuncas.

Variantes[editar]

Dependiendo de las verduras e ingredientes estacionales se suele denominar de diferentes formas:

  • Caldo branco elaborado con garbanzos y judías.
  • Caldo chirlo al que se denomina también como caldo vigueiro
  • Caldo de castañas que se elabora con las castañas

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Eladio Rodríguez González, (2000), Diccionario enciclopédico gallego-castellano, Editorial Galaxia, Tomo I, pag. 441