Caipiriña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La caipiriña es el cóctel nacional de Brasil.
Ingredientes para preparar el cóctel.

La caipiriña (en portugués caipirinha) es un cóctel de Brasil, consistente en cachaza, lima, azúcar y hielo.

Características[editar]

Se suele presentar con pajitas, ya que el secreto de la caipiriña está en beber el líquido de la parte inferior del recipiente, pues todo el jugo de la lima y el azúcar se sitúa al fondo y poco a poco se va mezclando con la cachaza. Beber sin pajita no es recomendable, pues el sabor no es el mismo, arriba queda toda la cachaza sin diluir.

Variantes[editar]

Debido a que la bebida se ha popularizado en casi todo el mundo, existen diferentes variantes de la misma. En algunas partes se prepara con azúcar moreno en vez de blanco y, a veces, se sustituye la cachaza por el vodka, tomando entonces el nombre de caipiroska, o por el ron, en cuyo caso se le conoce como caipirissima. También hay otra variante en la que se le añade granadina, para que adquiera un sabor afresado. También podemos encontrar un derivado llamado caipirisco, el cual se prepara de la misma forma pero sustituyen la cachaza por pisco, otra alternativa es utilizar vino en lugar de la cachaza, conocido como caipivino. En Bolivia se sustituye la cachaza por el tradicional singani.

Historia[editar]

Para hallar el origen de la caipirinha nos tenemos que remontar al siglo XIX. En el Brasil de la época había esclavos y a estos les gustaba beber “garapa”, un jugo de caña de azúcar que obtenían prensando las cañas con un sistema de rueda, luego lo hervían para eliminar las bacterias y lo consumían sin fermentar Durante las fiestas y rituales mezclaban su garapa con aguardiente local a base de azúcar de caña (la cachaza). También mezclaban los zumos de frutas o de especias de los cuales posteriormente nacieron la Batidas, en su momento la más famosa era la “batida de limao”, que se preparaba con zumo de lima y oficialmente la predecesora de la caipirinha. Con el tiempo, la batida de limao evolucionó pasando a llevar trozos de lima, dándole la cáscara un sabor particular. El milagro se terminó de obrar cuando la tecnología permitió la fabricación de hielo, convirtiéndola a partir de entonces en una bebida más refrescante, lo que la hizo aún más rica y popular. El nombre de Caipirinha le fue dado en torno a 1900 y viene de una mezcla de “caipira” y de “Curupirinha”. Ambos términos están relacionados, “caipira” era un término empleado para referirse a los campesinos que antiguamente habitaban los bosques; este a su vez está relacionado con el nombre “Curupira”, un demonio místico que vivía en los bosques y cuyo diminutivo es “curupirinha”, palabra que también se usa para referirse al estado de ebriedad en que comenzamos a tener visión borrosa (Casandrismo) Tras su independencia, Brasil estuvo mucho tiempo buscando su propia identidad a través de la literatura y el arte, al tiempo que trataba de hacerse un hueco en el comercio internacional. No fue fácil dada la inmensidad del país y lo incomunicadas que estaban algunas zonas. Sin embargo la cachaça y por ende la caipirinha se ha sabido consagrar como un denominador común entre la mayoría de brasileños. Se trata de un producto único que se fabricaba localmente, y por si fuera poco, en su momento se la consideró como un remedio contra la epidemia de gripe que asoló el país en 1918, una mezcla de cachaça, ajo, lima y miel, que usaban los lugareños para compartir dicha gripe . Eso ya fue el súmmum, porque además de ser un coctel sabroso y refrescante era una bebida con propiedades curativas!, poco más hizo falta para extender su popularidad. Otras bebidas típicas de Brasil son la Caipirissima cuando se hace la caipirinha con ron, también está la Caipifruta, donde se mezclan frutas trituradas como la piña, el kiwi o la fruta de la pasión con cachaça. Y por supuesto las famosas Batidas, cachaça con zumos de frutas, siendo las más populares las de coco y fruta de la pasión.