Café expreso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Café expreso saliendo de la cafetera con su característica "crema".

El café expreso (también llamado café exprés, express, espresso o solo) es un tipo de preparación del café originada en Italia.[1] Debe su término a la obtención de esta bebida a través de una cafetera expreso.[2] Se caracteriza por su rápida preparación y por su sabor más concentrado.

Tipos de expreso[editar]

  • Café expreso simple o sencillo o expreso: Es la extracción de 30 mililitros de café a partir de, aproximadamente, 7 a 10 gramos de café molido en un tiempo entre 20 a 30 segundos.
  • Café expreso doble o doppio: Es, tal como se indica, el doble de un expreso. Surge de la extracción de café a partir de, aproximadamente 14 gramos de café molido en un tiempo entre 20 a 30 segundos, obteniéndose 60 mililitros de bebida.
  • Café expreso corto o ristretto: Se obtiene a partir de 15 gramos de café molido en un tiempo entre 15 y 20 segundos dando una extracción de 15 mililitros. Debido a que pasa la misma cantidad de agua - o menos - por el doble de cantidad de café, se obtiene un café más concentrado. Según los italianos es descrito como "poco ma buono" (poco pero bueno).
  • Café expreso largo o lungo: Es un expreso en el cual se utilizan 7 a 10 gramos de café y se hacen pasar 40 mililitros de agua, extrayéndolo en un tiempo entre 28 a 35 segundos. Es un expreso diluido con un poco más de agua (no confundir con el café americano o aguado, llamado guayoyo en Venezuela).
  • Café expreso cortado o macchiato: Es un expreso mezclado con 10 a 15 mililitros de leche caliente o fría, según lo requiera el cliente. Se lo conoce también como "manchado" o "marrón".
  • Capuchino: Es una preparación de alrededor de 180 mililitros que lleva café expreso, leche caliente y espuma de leche, en general en partes iguales, aunque eso depende de la zona. Ocasionalmente se decora con cacao o canela en polvo. En México, aunque de manera reciente, se llama capuchino a un latte macchiato preparado con más café expreso (una tercera parte de café), servido en un vaso o taza de vidrio trasparente.
  • Latte macchiato: Es una taza de leche entera (o cremada) mezclada con una pequeña cantidad de café expreso. En Argentina se la conoce como "lágrima", en Venezuela como "tetero" o "blanco" y en algunas zonas de España, como por ejemplo La Mancha, también se la conoce por el nombre de "leche manchada". No debe confundirse con el café con leche porque este último, aunque depende del lugar donde se sirve, generalmente posee ambos componentes en proporciones similares.

Proceso y maquinaria[editar]

Para la obtención de un café expreso, se hace pasar agua a alta presión (entre 5 y 15 bares, dependiendo de la máquina) a través del café. Para que el agua atraviese el café extrayendo todo su sabor y aroma, es necesario que el molido se haga muy fino.

Técnicamente, el proceso de obtención de café expreso entra dentro de la operación de lixiviación.

Elementos necesarios[editar]

  • Cafetera expreso, cuyo componente más característico es la bomba de presión. A diferencia de las cafeteras de goteo, donde el agua cae por gravedad, este tipo de máquinas expulsan el agua a gran presión. Estas cafeteras suelen llevar un vaporizador que extrae vapor de agua muy caliente que permitirá calentar la leche obteniendo una espuma densa que proporciona un sabor especial para este tipo de café. Esta espuma es utilizada para crear llamativas figuras que dan lugar al denominado arte del latte.
  • Molinillo de muelas o molinillo de café. Los molinillos habitualmente utilizados en el hogar muelen el grano de café mediante aspas. Sin embargo, el molido así obtenido sería demasiado grueso para una máquina expreso y el agua a presión pasaría demasiado rápido entre el café, sin llegar a obtener el sabor característico. Por otro lado, dado que en estos molinillos se gradúa el molido de acuerdo al tiempo de trabajo, un polvo fino implica mucho tiempo en contacto con aspas a gran velocidad, lo que incrementa la temperatura localmente e inevitablemente cambia el punto de tostado. Los molinillos de muelas aplastan el café entre dos discos dentados obteniendo un molido cercano a un polvillo. De esta forma, prensando un poco el café, se ofrece una resistencia adecuada al paso del agua a presión.

Referencias[editar]

  1. Bersten, Ian (1993). Coffee Floats Tea Sinks: Through History and Technology to a Complete Understanding. Helian Books. ISBN 0-646-09180-8.
  2. Pendergrast, Mark (2001) [1999]. Uncommon Grounds: The History of Coffee and How It Transformed Our World. London: Texere. p. 218. ISBN 1-58799-088-1.

Véase también[editar]