Anexo:Caballeros de la Mesa Redonda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Caballeros de la mesa redonda»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Los caballeros de la Mesa Redonda, también llamados de la Tabla Redonda, forman una orden de caballería mítica legendaria, que aparecen en las leyendas artúricas de la llamada materia de Bretaña. Según éstas, la orden fue fundada una vez Arturo fue proclamado rey de Britania y fundó su corte en Camelot. El rey de Leodegrance, que gobernaba las tierras de Cameilard, con motivo de la boda de su hija Ginebra con el rey Arturo le regaló la mesa o tabla que dio origen a la orden. La mesa tenía ciento cincuenta plazas que no siempre estaban cubiertas, y en ellas se sentaron los más dignos caballeros de su tiempo según cuenta la leyenda, la importancia de que la mesa o tabla fuera redonda reside en que nadie la presidía, es decir, que los que allí se sentaban ninguno estaba por encima de los demás. La orden comenzó a decaer cuando surgió la demanda del Santo Grial que hizo que muchos de los caballeros partieran en su búsqueda y muchos perecieran en la misma, pero el final definitivo de la orden ocurrió cuando la hermana del rey, la bruja Morgana, hizo públicos los amores adúlteros entre la esposa del rey, Ginebra y el primer caballero de este, Lancelot, lo que llevó a una guerra civil y a la muerte del rey a manos de Mordred hijo del rey y Morgana. Después de aquello, Arturo fue llevado por Morgana a la isla de Avalón, donde sería enterrado.

Caballeros de la Mesa Redonda[editar]

A continuación, figura una lista de los caballeros de la Mesa Redonda según la obra de Sir Thomas Malory:

Los doce grandes:

Mas Caballeros

Claro, ni Cervantes ni otro escritor hispanohablante usan el inglés "Sir" delante del nombre de los famosos caballeros ! (la introducción a la península ibérica de la "Materia de Bretaña" es anterior a la versión del compilador inglés Thomas Malory (publicada en 1485) >> Es preferible designarlos como Lanzarote del Lago, Galván, etc, como se llamaron siempre desde las primeras traducciones al catalán, al gallego, al portugués y luego al castellano- de la literatura artúrica (popularizada en la Europa medieval a partir de las obras de Chrétien de Troyes).