Caño Limón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Caño Limón es un yacimiento de petróleo en el municipio de Arauquita, y la ciudad Arauca de en el departamento de Arauca, Colombia, muy cerca de la frontera con Venezuela. El yacimiento petrolero lleva el nombre por el Caño Agua Limón, uno de los brazos que compone la cuenca del río Arauca.

Desde el yacimiento petrolero inicia el trayecto del oleoducto Caño Limón-Coveñas, el más largo del país, que viaja 780 kilómetros hasta el municipio de Coveñas Sucre en la línea de la costa del Caribe de Colombia, cuyo dueño es la firma Empresa de Petroleos de Colombia, o Ecopetrol.

La explotación de hidrocarburos en Caño Limón le representa al municipio de Arauquita unos ingresos por regalías de $5.000 millones de pesos promedio anual con un comportamiento creciente por nuevas exploraciones. A pesar de estar a una relativa distancia de la cabecera municipal, la explotación de hidrocarburos ha representado para el municipio el renglón de mayor relevancia dentro de la actividad económica, luego que genera la mayoría de empleos a la población, incrementando el ingreso percapita de sus habitantes y mejoras en la infraestructura vial, apoyo a saneamiento básico, educación y salud del municipio específicamente en la zona de influencia.

Cabe anotar que la explotación de hidrocarburos, no solamente en Caño Limón, sino también en otras zonas de los Llanos Orientales colombianos, ha sido ocasión para un fuerte conflicto en esta región del país entre las fuerzas armadas al margen de la ley Farc y ELN y el Ejército colombiano.

La importancia de Caño Limón

Caño Limón cambió completamente las perspectivas económicas de Colombia, pues a principios de los años ochenta el país afrontaba situaciones conflictivas respecto al manejo cambiario, las exportaciones habían caído sustancialmente y el déficit fiscal afectaba sensiblemente las finanzas del Estado. En 1995, la firma Booz Allen & Hamilton concluyó un estudio sobre el impacto económico de Caño Limón. Más allá del significativo hecho de que el país recobró su capacidad exportadora, las dos principales conclusiones del estudio fueron contundentes:

Permitió una rápida recuperación de la economía colombiana después del programa de ajuste de 1987. El manejo económico de la bonanza petrolera evitó que se presentaran síntomas de la llamada enfermedad holandesa. Hasta 2003, Caño Limón ha generado cerca de 20.000 millones de dólares en ingresos, la mayor suma que ha dado campo alguno en Colombia.Fuente: http://www.ecopetrol.com.co/especiales/carta/actualidad.htm