Caída libre (deporte)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cayendo sobre la ciudad en caída libre.

La caída libre es una modalidad de paracaidismo que consiste en lanzarse desde una aeronave en vuelo y descender sin desplegar el paracaídas hasta el límite en que tiene que abrirse. Durante la caída libre, antes de abrir el paracaídas, los paracaidistas "vuelan" de forma relativa, aunque siempre continúan cayendo.

Una paracaidista en caída libre realizando la posicion "Death Dog" comprendida en la modalidad "Free Fly"
Un paracaidista avanzando a gran velocidad usando el estilo "Tracking"

Características[editar]

Sus antecedentes son de carácter militar, por la necesidad de los efectivos militares de permanecer el menor tiempo posible expuesto al fuego enemigo y se ha ido consolidado desde hace algunas décadas como práctica deportiva. Recientemente ha aparecido una modalidad de instrucción que ha puesto este deporte al alcance de personas sin experiencia previa, llamada salto tándem, en la cual el estudiante va unido a un instructor.

La caída libre se salta desde un avión a aproximadamente 4.000 metros de altura, realizando en el trayecto descendente diversas piruetas antes de abrir el paracaídas a aproximadamente 1.500 metros sobre el suelo. El tiempo empleado en la caída libre es de aproximadamente un minuto y se alcanza una velocidad aproximadamente de 250 km/h.

Récords en caída libre[editar]

Velocidad y altura[editar]

Joseph Kittinger comenzando el salto que batió el récord de caída libre.

Según el libro Guinness, Evgeny Andreev ostenta el récord oficial por la caída libre más larga después de recorrer 24.460 metros sin paracaídas, cerca de la ciudad rusa de Sarátov, el 1 de noviembre de 1962. Aunque saltos posteriores han partido desde alturas más grandes, Andreev batió el récord al no emplear drogue de estabilización durante el salto.

En la década de los 50, el capitán estadounidense Joseph Kittinger fue asignado a los laboratorios de investigación médica aeroespacial, en Dayton, Ohio. Como parte del Proyecto Excelsior de investigación de la caída libre desde mucha altura, Kittinger hizo una serie de tres saltos usando trajes presurizados.

  • El primero, desde 23.290 metros en noviembre de 1959, fue casi una tragedia debido a un error en el equipo que causó la pérdida de conocimiento de Kittinger. Pero el paracaídas automático le salvó la vida y aterrizó en un edificio. Estando inconsciente perdió el control y descendió dando vueltas a 120 r.p.m.. La aceleración de sus extremidades llegó a superar 22 veces la de la gravedad, batiendo así un nuevo récord.
  • Tres semanas después, volvió a saltar desde 22.770 metros. Por ese salto fue premiado con la medalla Leo Stevents de paracaidismo.
  • El 16 de agosto de 1960, Kittinger realizó el último salto desde el Excelsior III a 31.330 m utilizando un pequeño parafrenos para estabilizarse. Cayó durante 4 minutos y 36 segundos y alcanzó una velocidad de 988 km/h antes de abrir su paracaídas a 4.270 metros de altura. La presión de su guante derecho falló durante el ascenso y su mano se hinchó hasta alcanzar dos veces el tamaño normal. Kittinger batió los récords de subida en globo más alta, salto de paracaídas más alto, caída más larga (4 minutos) y velocidad más rápida alcanzada por el hombre en la atmósfera,convirtiéndose en el primer ser humano en superar la velocidad del sonido sin usar vehículos propulsados.
  • El 14 de octubre de 2012, Felix Baumgartner, bate el récord de Kittinger, al realizar un salto a una altura de 39.068 metros. Junto a este supera el récord también ostentado por Kittinger de velocidad, al alcanzar una velocidad de 1.173 Km/h, sin embargo no pudo romper el récord de tiempo de caída libre también ostentado por Kittinger, Baumgartner realizó 4 minutos 19 segundos en tiempo de caída libre.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]