CRETIP

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El código CRETIB hace referencia a las características que hacen que un residuos sea considerado peligroso; el cumplimiento de una o más de estas características convierte en peligroso a un residuo; así mismo, residuos no peligrosos mezclados con residuos peligrosos son contaminados y se convierten en peligrosos.

La NOM-052-SEMARNAT-1993 define CRETIB como:

"El código de clasificación de características que contienen los residuos peligrosos y que significan: corrosivo, reactivo, explosivo, tóxico, inflamable y biológicos infeccioso"

El nombre correcto de la norma es CRETIB, pero también se usa CRETIP (la P es por patógeno, el cual es considerado sinónimo de biológico) se usa informalmente por conocedores del área para definir un residuo peligroso bajo un acrónimo sencillo.

Los países son libres para estructurar su legislación de acuerdo a sus necesidades y organización reglamentaria particular, sin contrariar acuerdos internacionales como el Convenio de Basilea.

De acuerdo a la NOM-052-SEMARNAT-2005, un material puede presentar una o varias características que están definidas por el código CRETIB el cual significa:

  • C : corrosivo, Capacidad de un compuesto de disolver a otro. Se indica por el pH y se identifica como una característica dentro de los residuos peligrosos ya que residuos con un alto o bajo pH pueden reaccionar peligrosamente con otros residuos o causar que contaminantes tóxicos migren de ciertos residuos. La corrosión del acero es un indicador principal de residuos peligrosos en ese lugar.
  • R : reactivo, Característica para los residuos peligrosos, porque residuos inestables pueden poseer un problema explosivo en alguna etapa dentro del ciclo de manejo de residuos.
  • E : explosivo, Capacidad de las sustancias químicas que provocan una liberación instantánea de presión, gas y calor a temperatura, ocasionado por un choque repentino, presión o alta temperatura. De otra forma son aquellas que producen una expansión repentina, por turbulencia, originada por la ignición de cierto volumen de vapor inflamable, acompañado por ruido, junto con fuerzas físicas violentas capaces de dañar seriamente las estructuras por la expansión rápida de los gases.
  • T : tóxico, Capacidad de una sustancia para producir daños en los tejidos vivos, lesiones en el sistema nervioso central, enfermedad grave o en casos extremos la muerte, cuando se ingiere, inhala o se absorbe a través de la piel.

a) Te: Toxicidad Ambiental

La característica de una sustancia o mezcla de sustancias que ocasiona un desequilibrio ecológico.

b) Th: Toxicidad aguda

El grado en el cual una sustancia o mezcla de sustancias puede provocar, en un corto periodo de tiempo o en una sola exposición, daños o la muerte de un organismo.

c) Tt: Toxicidad Crónica

Es la propiedad de una sustancia o mezcla de sustancias de causar efectos dañinos a largo plazo en los organismos, generalmente a partir de exposiciones continuas o repetidas y que son capaces de producir efectos cancerígenos, teratogénicos o mutagénicos.

  • I : inflamable, es la medida de la facilidad que presenta un gas, líquido o sólido para encenderse y de la rapidez con que, una vez encendido, se diseminarán sus llamas. Cuanto más rápida sea la ignición, más inflamables será el material. Los líquidos inflamables no lo son por sí mismos, sino que lo son debido a que su vapor es combustible.
  • B : Biológico-Infeccioso, Un residuo es biológico- infeccioso cuando: el residuo contiene bacterias, virus u otros microrganismos con capacidad de infección; contiene toxinas producidas por microrganismos con capacidad de infección.

Cada una de las anteriores propiedades cuenta con pruebas específicas a nivel laboratorio, a condiciones estándar, que permiten verificar las propiedades de la sustancia a analizar.