Partido Comunista de los Estados Unidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «CPUSA»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Communist Party USA
Partido Comunista de los Estados Unidos
CPUSA Logo.svg
Presidente John Bachtell
Fundación 2 de septiembre de 1919
Ideología política Comunismo, socialismo científico, marxismo-leninismo
Sede 235 W. 23rd Street 8º, NY 10011 (Nueva York)
País Flag of the United States.svg Estados Unidos
Organización juvenil Liga Juvenil Comunista de los Estados Unidos
Afiliación internacional Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO)
Publicación Political Affairs
People's World
Sitio web www.cpusa.org
[editar datos en Wikidata ]

El Partido Comunista de los Estados Unidos de América (en inglés: Communist Party of the United States of America o CPUSA) es un partido político de los Estados Unidos.

Durante un largo período (1959-2000) estuvo dirigido por Gus Hall. La militante más conocida del CPUSA es Angela Davis. Actualmente el partido está dirigido por John Bachtell.

Historia[editar]

Fundación e inicios (1919-1921)[editar]

En enero de 1919, Lenin invitó al ala izquierda del Partido Socialista de América a unirse a la Internacional Comunista. En la primavera de 1919, esta ala izquierda del Partido Socialista, aumentada por un gran número de nuevos miembros originarios de países afectados por la Revolución rusa, decidió tomar el control del partido, desplazando a la minoría socialdemócrata. La consulta realizada entre los militantes para la adhesión al Komintern se saldó con un 90 % a favor de dicha unión, pero la dirección ocultó los resultados. Las elecciones internas en el Comité Nacional Ejecutivo acabaron con la elección de 12 miembros de la izquierda sobre 15. Pero los moderados expulsaron a casi dos tercios de la organización y convocaron una Asamblea General Extraordinaria en Chicago el 30 de agosto de 1919. El ala izquierda, dividida entre quienes deseaban luchar por el control del Partido y los que deseaban fundar uno nuevo, se decantó, con el apoyo de Charles Ruthenberg y Louis Fraina, por esta última opción y formaron el Partido Comunista de América, el 2 de septiembre de 1919 en una asamblea aparte en Chicago.

Pero John Reed y Benjamin Gitlow seguían con sus planes de tomar el control del partido en la Asamblea del Partido Socialista. Deseaban que miembros de delegaciones expulsados se presentaran previamente y exigieran su derecho a participar. Pero los dirigentes del partido Socialista al conocer estas intenciones apelaron a la policía para que desalojara a los revoltosos del edificio. Los expulsados se marcharon de la Asamblea y formaron el 1º de septiembre de 1919 el Partido Comunista de los Trabajadores. Presionados por la Internacional Comunista, los dos partidos se fusionaron oficialmente en una Asamblea General celebrada en Woodstock, Nueva York en mayo de 1921. Sólo un 10 % de los miembros del recién creado partido hablaba habitualmente inglés.

El "Temor Rojo" y la clandestinidad (1919-1923)[editar]

Desde sus orígenes, el Partido sufrió los ataques de los gobiernos de los diferentes estados y del propio gobierno federal. Luego se añadió el FBI. La Revolución rusa y los acontecimientos relacionados con dicha revolución en Alemania y Hungría despertaban temores en los Estados Unidos, y éstos desembocaron en la represión, el llamado "temor rojo" que se desarrolló entre finales de 1919 y enero de 1920, cuando Mitchell Palmer, Fiscal General, ordenó la detención de miles de miembros de comunistas, justificándolo con el acta de sedición (Sedition Act of 1918). Muchos fueron liberados pronto, pero a otros tantos se les expulsó para siempre de Estados Unidos. El CPUSA se vio abocado a la clandestinidad y cambió varias veces de nombre para evitar las detenciones. Tras absorber al Consejo de los Trabajadores (otro grupo escindido del Partido Socialista) fue saliendo a la luz: el partido legal y el clandestino se fusionaron en un nuevo partido, que se denominó oficialmente Partido de los Trabajadores Comunistas. En 1930 absorbe también una organización de socialistas afroamericanos llamada Confraternidad de Sangre Africana, de la que algunos militantes resultaron vitales para propagar la causa comunista en los medios afroamericanos, tan reprimidos por las leyes racistas que entonces perduraban.

El partido legalizado. Primeras luchas entre facciones (1923-1929). El Tercer Período[editar]

El partido desarrolló varios grupos más o menos estables en el seno de su jerarquía. En primer lugar estaba la facción agrupada alrededor del miembro del buró federal Charles Ruthenberg, organizado por su lugarteniente, Jay Lovestone. Frente a estos se situaban el grupo dirigido por el especialista en relaciones con el Sindicato de Comercio, William Z. Foster, y James P. Cannon, líder de la Unión Sindical de Comercio. La base de la primera facción estaba compuesta por federaciones de idiomas extranjeros del partido, mientras la segunda tenía más fuerza entre los trabajadores de origen estadounidense.

En 1925, el representante del Komintern Serguéi Gúsev ordenó a la facción mayoritaria conducida por Foster una alianza con la de Ruthenberg, lo que Foster hizo. Ruthenberg murió en 1927 y su aliado, Jay Lovestone, le sucedió en el cargo de secretario general del partido. Los estatutos del partido que lo definían como una sección del Komintern ahogaron las luchas por voluntad de la Unión Soviética.

El partido cambió de dirección y su líder pasó a ser Earl Browder, perteneciente al grupo de Wiliam Forester. Al inicio del mandato de este se produjo lo que se llamó por parte del Komintern al período posterior a 1928 Tercer Período (en:Third Period) de la nueva lucha revolucionaria, en la que otros grupos izquierdistas recibieron la etiqueta de "social-fascistas" (en:Social fascism), lo que descartaba cualquier tipo de alianza con ellas.

Durante este Tercer Período se produce la Gran depresión, lo que obliga al Partido a buscar nuevas alianzas, lo que hizo que se multiplicaran los pactos con pequeños grupos sindicales. La elección de Roosevelt supuso una renovación de los sindicatos. En esa época el partido contaba con 12 000 miembros y en las elecciones presidenciales el candidato William Z. Foster consiguió 102 000 votos.[1] En esta época, el Partido Comunista se infiltra ampliamente en los sindicatos más influyentes del país.

Durante este período, el CPUSA se distingue en su defensa de la Segunda República Española, agredida por el levantamiento franquista que desembocará en la Guerra Civil Española (1936-1939). Izquierdistas de todo el mundo se unieron para defender la República Española, aportando fondos para la asistencia médica y en muchos caso enrolándose como voluntarios en la Brigadas Internacionales. El CPUSA formó la brigada Lincoln, que además de apoyar al gobierno republicano de España fue la primera fuerza militar estadounidense en la que se integraron afroamericanos y blancos en las mismas filas, con los mismos derechos y obligaciones.

La persecución gubernamental[editar]

Earl Browder, presidente del CPUSA entre 1932 y 1945.

Al formarse en 1919 el CPUSA, el gobierno federal de Estados Unidos reprimía a los socialistas, debido a que éstos se habían opuesto a la intervención estadounidense en la Primera Guerra Mundial y hacían también campaña contra el servicio militar. Esta persecución prosiguió hasta enero de 1920. Se detuvo y deportó a muchos líderes políticos. En los años 30, autorizado por el presidente Franklin Roosevelt el FBI empezó a perseguir a nazis y comunistas. La Smith Act y la Alien Registration Act, que convertían en ilegal hablar a favor de derrocar violentamente al gobierno, entraron en vigor en 1940.

Entre 1940 y 1946, Herbert Philbrick se infiltró por encargo del FBI en el CPUSA. Este hecho (y otros muchos ataques a la seguridad e intimidad de los ciudadanos) se conoció a lo largo del proceso contra la dirección del CPUSA en 1949 por haber violado la Smith Act. En la posguerra mundial se despertó una psicosis anticomunista debido al descubrimiento de redes de espionaje soviéticas y al creciente poder de los comunistas en el sindicalismo del sector industrial. Parte de esta psicosis pudo tener una justificación, pero hubo un evidente exceso de celo, en especial por parte del senador republicano Joseph McCarthy. Este período se conoce como el de la "caza de brujas" o el maccarthismo.

En 1948, Eugene Dennis, William Z. Foster y otros dirigentes del CPUSA fueron detenidos, acusados de propugnar el derrocamiento del gobierno. El caso se inició en marzo de 1948. Resultaba muy difícil para la acusación probar que los doce encausados hubiesen violado la Alien Registrattion Act, dado que ninguno de ellos había preconizado nunca abiertamente la violencia ni se había implicado en el acaparamiento de armas con fines revolucionarios. La acusación se basó en citas de obras de Karl Marx y otros revolucionarios anteriores.

A pesar de que el CPUSA se rebeló ante la persecución que sufrían sus miembros en 1948, su postura había sido mucho más tibia cuando a los trotskistas del Partido Socialista de los Trabajadores (SWP) se les había empezado a perseguir aludiendo la Smith Act en 1941. Esto era debido a la estricta observancia de la línea impuesta por la Internacional Comunista para todos los partidos comunistas y a la guerra que Stalin llevaba a cabo contra Trotsky y sus seguidores, que desembocó en el asesinato de éste por parte del español Ramón Mercader en México. Sin embargo, el SWP apoyó a los militantes del CPUSA perseguidos.

Una de las estrategias de la acusación a lo largo de este proceso fue preguntar a los acusados acerca de otros miembros del partido. Al negarse a proporcionar informaciones acerca de sus correligionarios, fueron encarcelados acusados de desacato al tribunal. El proceso duró once meses y al final el juez Harold Medina, del que se dice que era incapaz de ocultar su animadversión hacia los acusados, encarceló incluso a los abogados defensores también por desacato al tribunal.

Tras nueve meses de proceso, los dirigentes del CPUSA fueron declarados culpables de violación de la Alien Registration Act y condenados a cinco años de cárcel y 10.000 dólares de multa. Apelaron ante la Corte Suprema de los Estados Unidos, pero el 4 de junio de 1951, los jueces por 6 votos frente a 2 resolvieron la legalidad de la condena.

A esta decisión le siguió la detención de otros 46 comunistas en el verano de 1951. Entre ellos se encontraba Elizabeth Gurley Flynn, que también fue acusada de desacato al tribunal tras decir al juez que no identificaría a nadie como comunista, ya que no deseaba perder su dignidad convirtiéndose en una delatora. También fue condenada por violar la Alien Registration Act y condenada a dos años de cárcel.

La crisis de 1956[editar]

El disidente John Gates.

La invasión soviética de Hungría en 1956 y el informe secreto de Nikita Jruschov al Partido Comunista de la Unión Soviética en el que criticaba a Stalin tuvo efectos devastadores en el CPUSA.[2] El número de militantes bajó mucho y la dirección se vio obligada a enfrentarse al desafío de un pequeño grupo de militantes, liderado por John Gates, redactor jefe del Daily Worker que pretendía democratizar el partido. Tal vez el peor contratiempo sufrido por el partido fue precisamente el cierre del "Daily Worker", que se publicaba desde 1924, y que hubo que cerrar en 1958 por la baja en su difusión. La mayoría de los críticos dejó el partido, aunque muchos de ellos siguieron trabajando en causas progresistas, con frecuencia junto a militantes del Partido. De entre estos grupos surgió el público lector de publicaciones como el National Guardian y la Monthly Review, que tendrían gran importancia en el desarrollo de la nueva izquierda (New Left) en los años 60.

Los enfrentamientos posteriores a 1956 en el seno del CPUSA llevaron a la dirección a un nuevo grupo de militantes agrupados en torno al antiguo obrero metalúrgico Gus Hall. Mientras los sectores críticos que propugnaban la liberalización del CPUSA eran excluidos, en 1961, otros sectores se mostraron favorables a regresar a la estrategia estalinista.

Una de las razones por las que el CPUSA se mantuvo siempre dentro de la ortodoxia marxista-leninista es la dependencia económica que tenían con el PCUS. En efecto, si bien ha sido un partido muy acosado por el gobierno estadounidense, no es menos cierto que ha contado con apoyo económico de la URSS. Desde 1959, hasta que Gus Hall atacó las iniciativas renovadoras en la URSS de Mijaíl Gorbachov en 1989, el CPUSA recibió fondos por parte del Gobierno soviético.[3] De los 75.000 dólares de 1959 se llegó hasta los 3 millones de dólares en 1987. En total, entre 1971 y el 1989 habría recibido unos 42 millones de dólares.[4]

El final del siglo XX[editar]

Gus Hall, presidente del CPUSA desde 1959 hasta su muerte en el año 2000.

En los años 70, el número de militantes del CPUSA se acercó a los 25.000, a pesar de que sufrieron la deserción de antirrevisionistas y maoístas. A pesar de todo, en 1984, tras comprobar la eficacia de la política anticomunista de Ronald Reagan y el descenso de militantes, Gus Hall decidió dejar de participar en las campañas electorales para la presidencia de los Estados Unidos. Desde ese momento, el CPUSA apoya al Partido Demócrata en todos los comicios a escala nacional. Sin embargo, sí que hay candidatos comunistas en las elecciones locales.

A lo largo de toda su historia, el CPUSA ha padecido la presión del Gobierno federal y en especial del FBI. Estuvo frecuentemente infiltrado por agentes federales y por ello, tras el final del macarthismo, la inscripción y las actividades del CPUSA se mantuvieron en secreto, con solo algunos pocos miembros oficialmente activos, pues los líderes relacionados con el CPUSA en todos los Estados Unidos eran en realidad muchos más de los que se daban a conocer públicamente.

Actual sede nacional del CPUSA, situada en el popular barrio de Manhattan, en Nueva York.

La dependencia económica del CPUSA con respecto al PCUS impidió que progresaran en él tendencias revisionistas como las que se desarrollaron en los partidos comunistas de España, Italia o Francia, en donde se desarrolló el llamado eurocomunismo. El fin de esta financiación en 1989 provocó una crisis de fondos que obligó al CPUSA a transformar en 1990 su diario (el People's Daily World) en el semanario People's Weekly World para poder amortizar las graves pérdidas económicas.

Tras la muerte de Gus Hall en 2000, le sucedió Sam Webb como máximo dirigente de los comunistas estadounidenses. Tras la XXX Convención Nacional del CPUSA, celebrada en junio de 2014, le sucedió en el cargo John Bachtell.

Presidentes del Partido Comunista de los Estados Unidos[editar]

Militantes famosos[editar]

Enlaces externos[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Fuente: Les États-Unis, avenement d'une puissance mondiale 1898-1933, Y.H Nouaillat, Éditions Richelieu, Paris, 1973
  2. Ver Artículo de Howard Fast
  3. Hay al menos un recibo firmado por Gus Hall en los archivos del KGB [1]
  4. Histoire de l'espionnage mondiale, tomo 2, Genevofa Étienne, Claude Moniquet, Ed. du Félin, p. 268-269

Coordenadas: 40°44′40.8″N 73°59′48.5″O / 40.744667, -73.996806