Código mnemotécnico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un código mnemotécnico (o código nemotécnico) es un sistema sencillo utilizado para recordar una secuencia de datos, nombres, números, y en general para recordar listas de items que no pueden recordarse fácilmente.

En astronomía, por ejemplo, se suelen recordar las distintas clases espectrales de las estrellas (O, B, A, F, G, K y M) utilizando la frase "¡Oh, Buen Astrónomo, Fuiste Grande, Kepler, Maestro!". También pueden emplearse los nudillos de las dos manos para recordar si los meses tienen 30 o 31 días, etc.

El Método Herigon[editar]

Creado por Pierre Herigon en 1634, el código alfanumérico o Método Herigon es una estrategia mnemotécnica muy útil para recordar información que contenga números. Se trata de asignar a cada cifra una o más letras y, entonces, para recordar cualquier número, se construye una frase con las letras representativas, aunque se recomienda que trate de obtenerse algo contrastante. Si bien es supremamente difícil tratar de estudiar con mnemotecnias sin una guía, estas son extremadamente útiles si se aprenden a dominar correctamente y facilitan mucho el proceso de almacenar información. Existen en el mundo algunas academias especializadas en el tema.

La tabla de equivalencia más usada es:

Dígito Nemónico Comentario
0 r, rr El cero tiene la R (no se usa la C porque estará asociada con el 4). La RR es de misma familia.
1 t, d El 1 parece una T. La D se parecen fonéticamente.
2 n, ñ El 2 parece una N tumbada y tiene 2 patitas
3 m La M parece un 3 tumbado y tiene 3 patitas
4 c (fuerte), k, q El 4 empieza por C. La Q y K se parecen fonéticamente
5 l, ll El número romano L es 50. La LL es de misma familia.
6 s, z, c (débil) El 6 empieza por S. Z y C se parecen fonéticamente
7 f, j El 7 parece una F al revés y tiene forma de J
8 g, ch El 8 tiene la Ch y la G parece un 8
9 v, b, p El 9 parece una b tumbada y la p y la v es similar fonéticamente

Así, el número 34281 de una casa se podría representar, entre otras, por la frase: "máquina chata" e imaginar vívidamente que una locomotora impacta contra la casa y queda chata, o "mico negado" imaginando un gran mico que asoma por la ventana de esa casa y que mueve la cabeza negativa y violentamente, etc.

Aunque estas imágenes pudieran parecer ridículas, son muy efectivas, pues se graban en la memoria con mayor facilidad que una imagen común. Es claro que al principio pudieran olvidarse algunos casos después de unos momentos, pero mientras más se practique la técnica obtendrán mejoras rápidamente.

También es útil contar para los primeros cien números con una lista de palabras previamente conformadas usando la tabla de equivalencia anterior.[1] [2] El disponer de esta lista dará a los principiantes mayor rapidez al descomponer un número en varias palabras. Una vez descompuesto un número en varias palabras, queda la tarea de memorizarlas en un orden correcto. La memorización de estas palabras puede lograrse mediante el Método de Loci o el técnica de la cadena.[3]

Casilleros numéricos[editar]

Al utilizar la tabla de equivalencia anterior se puede construir una lista de palabras representadas por imágenes asociadas a los números del 0 al 99 (asociando siempre la misma imagen al mismo número). Este código se puede usar para asignar una posición a cada palabra o frase de otra lista que se desee recordar; por ejemplo, para recordar que "el artículo 41 se refiere a la autonomía universitaria" se puede visualizar un "cohete universitario" en el que se dicten cursos a lo largo del sistema solar; así, el tema "universidad" estará ligado a la imagen de "cohete" el cual representa al número 41 del casillero. Mediante este código se podrá recordar una lista en orden, en orden inverso o por el lugar que ocupa en la lista. Se recomienda hacer una pequeña prueba: el resultado será sorprendente.

Otro ejemplo de código nemotécnico aplicado sin el uso de números es tomar una poesía o canción ya conocida, memorizada desde hace mucho tiempo, y usando los sustantivos o las frases de la misma, representándolos con imágenes siempre iguales, asociar otra lista cualquiera, como las compras del supermercado, por medio de una asociación de escenas en donde intervienen las imágenes de ambas listas que deberán ser lo más vívidas, exageradas e inusuales que sea posible, para que sean fáciles de recordar. A la hora de hacer las compras, sólo hay que repetir la canción: ¡lo que hay que comprar pasa por la mente con poco esfuerzo! No importa que el poema se use al día siguiente para unas compras diferentes, las nuevas asociaciones reemplazarán a las anteriores. Recuérdese que el método sólo es un apoyo: la memoria tradicional entra en acción inmediatamente, además de fortalecerse.

Hay un gran número de aplicaciones: por ejemplo, recordar las actividades diarias, las fechas de compromisos (mediante palabras que representan mes/día), las fechas de un examen de historia, frases que representan fórmulas y símbolos, asociar palabras nuevas de un idioma (mediante imágenes que representen su pronunciación) con su significado en español, etc.

El Sistema Memorize IDI[editar]

El Memorize-IDI o Calculadora Mnemotécnica es una aplicación tecnológica diseñada para iPad e iPhone y recientemente también para Android que permite a sus usuarios alcanzar altos niveles de memorización de datos numéricos. El sistema ha sido diseñado por el pedagogo español, José Ramón García Guinarte[1], y está basado en el desarrollo del antiguo “método alfanumérico”, creado en el siglo XVII por el matemático y astrónomo francés Pierre Hérigone.

La “Calculadora Mnemotécnica” mejora la eficacia del antiguo método de Hérigone al transformar cualquier número de forma automática en imágenes muy sencillas de recordar, por lo que la memoria consigue almacenar con gran rapidez cualquier dato numérico independientemente de los dígitos que contenga.

El Sistema Memorize IDI ha sido diseñado en tres idiomas (inglés, español y francés), disponiendo de una codificación particular para cada uno de ellos.

Durante el proceso de aprendizaje, la aplicación actúa como si fuese un tutor hasta comprobar que la persona comprenda correctamente el método, habilitando los distintos apartados en la medida en que se constate su dominio. Aprendidas las reglas básicas, la máquina habilitará el uso de la calculadora mnemotécnica, y el usuario ya estará en condiciones de recordar cualquier dato numérico por complejo que sea. Al introducir el número que se desea recordar, la calculadora lo transformará en una serie de imágenes que el cerebro almacenará en su recuerdo.

Pasos en el aprendizaje

Primero- Aprendizaje de un sencillo código (sólo llevará unos minutos)

  • Cada número (del 0 al 9) se corresponde con una o varias letras, deberán ser recordadas las equivalencias.
  • La máquina facilitará su memorización a través de una transformación animada.
  • El usuario deberá dominar perfectamente ese código antes de proseguir.

Segundo-Demostrar que ya se sabe el código (Tests)

  • El Usuario tiene que pasar al menos dos niveles de test “principienate y medio” antes de que la máquina le permita proseguir.
  • La aplicación irá guiando en el proceso, habilitando los apartados para los que ya esté preparado.
  • Cuanto más se practiquen los test, mejor se dominará la técnica.

Tercero. Revisar los ejemplos

  • Seis ejemplos muestran de forma gráfica como utilizar de forma óptima este método.
  • Es necesario revisarlos todos y prestar mucha atención.

Cuarto- La máquina le indica que ya está preparado para la memorización.

  • Se introducen los números que se desean memorizar y la calculadora mnenomtécnica los transformará en imágenes

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Selección de letras en el código fonético Sobre la elección de letras para cada número y ejemplos de varios autores conocidos. Artículo de la web www.mnemotecnia.es

Referencias[editar]

[4. http://www.idicreative.com Memorize IDI]