Cárcel Mamertina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Cárcel Mamertina, también llamada el Tullianum, era una prisión (carcer) ubicada en el foro romano en la Antigua Roma. Estaba ubicada en la ladera noreste del monte Capitolino, frente a la Curia y los foros imperiales de Nerva, Vespasiano, y Augusto. Ubicada entre ella y el Tabularium (archivo) estaba un tramo de escaleras que llevaba al Arx del Capitolio, conocido como las Scalae Gemoniae.

Lápida en la cárcel Mamertina con los nombres de los prisioneros ilustres que allí fueron encerrados en la Antigüedad, antes de ser ajusticiados. Entre ellos el rey Aristóbulo II, Vercingétorix y Yugurta.

Nombre[editar]

Los orígenes del nombre de la prisión no son seguros. Tradicionalmente se consideraba que el nombre clásico, Tullianum, derivaba del rey romano Tulio Hostilio o Servio Tulio (esto último lo dicen Livio, Varrón y también Salustio); hay una teoría alternativa que habla del latín arcaico, tullius «un chorro de agua», en referencia a la cisterna. El nombre «Mamertina» es de origen medieval, y puede hacer referencia al cercano templo de Marte, o a la leyenda de San Pedro, de quien la leyenda dice que estuvo aquí encarcelado antes de su martirio: dice la leyenda que los santos Martiniano y Proceso, sus guardias, fueron convertidos y bautizados por Pedro antes de ser martirizados ellos mismos.

Historia[editar]

La prisión fue construida alrededor de la época del primer saqueo de Roma por los galos, hacia 386 a. C. Fue originalmente creada como una cisterna en el suelo del segundo nivel (había dos, el inferior de ellos es donde estaban los prisioneros, a los que se bajaba a través del suelo de la primera planta), pero con el tiempo se construyó un paso entre la cisterna y la Cloaca Máxima, supuestamente para que los cuerpos salieran a la cloaca.

Como era de esperar, sólo los prisioneros importantes se mantenían en la prisión, normalmente comandantes extranjeros derrotados y que se convertían en la pieza central de un desfile triunfante romano. Normalmente permanecían encarcelados hasta que se hacía el desfile y se les estrangulaba en público, a menos que murieran de causas naturales antes (la ley romana no reconocía la prisión en sí como uno de los tipos de pena).

No se sabe cuando la prisión se dejó de usar de forma permanente, pero el lugar ha sido centro de devoción cristiana desde los tiempos medievales, y actualmente está ocupado por dos iglesias superpuestas: San Giuseppe dei Falegnami (arriba) y San Pietro in Carcere (abajo). La cruz del altar de la capilla inferior está al revés, puesto que según la tradición, a San Pedro lo crucificaron boca abajo.

En 2009 fue sometida a trabajos de excavación que descubrieron frescos de una iglesia. Desde julio de 2010 puede ser visitada nuevamente.[1]

Prisioneros[editar]

Personas encerradas en el Tullianum:

Y según la tradición:

Significado para el Cristianismo[editar]

Mientras que la relación de esta cárcel con san Pedro es asunto más legendario que hecho histórico comprobado, documentado por vez primera en textos del siglo VI, es a pesar de todo un lugar religioso significativo. Según la tradición, fue visitada por los santos Felipe, Ignacio, Teresa de Lisieux, y Benedicto José.

Referencias[editar]

  1. Cf. Restaurata e riaperta la prigione di san Pietro e san Paolo en Zenit en lengua italiana, 4 de julio de 2010.

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 41°53′36″N 12°29′04″E / 41.89333, 12.48444