Bura

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antigua Acaya.

Bura (en griego, Βοῦρα) fue una ciudad del Peloponeso, una de las doce que integraban la Liga Aquea.[1] Estaba situada al sudoeste de Hélice. Su nombre derivaría de Bura, hija de Ion y de Hélice.[2]

Fue destruida por el terremoto del 373 a. C. que también destruyó Hélice.[3] Pausanias indica que murieron todos los habitantes excepto los que estaban ausentes, que fueron quienes reconstruyeron la ciudad a su retorno,[4] puede ser que más al interior que antes en que se dice que estaba cercana a la costa. La nueva ciudad, de la que se conservan restos, estaba a unos 6 km del mar, sobre un monte, cerca del pueblo de Kastro, en la región de Diakoftó.[5]

Tenía un templo de Deméter, otro de Afrodita y Dioniso, otro de Ilitía y un santuario de Isis.[6] Una fuente de la ciudad se llamaba Sibaris, de la cual el río de Italia derivaba su nombre, según Estrabón.[7]

Al ser reconstituida la liga Aquea en 280 a. C., la ciudad era gobernada por un tirano y sólo tenía 275 habitantes; se unió a la liga.

Al este de la ciudad estaba el río Buraico y al lado de este río, había una caverna con un oráculo de Heracles, llamado Heracles Buraico. Se practicaba la adivinación por medio de una tabla y tabas (astragalomancia). El que consultaba a Heracles rezaba delante de la imagen y después tomaba cuatro tabas y las dejaba sobre la mesa. Para todas las figuras de las tabas había una explicación expresamente escrita sobre la tabla.[8] El río Buraico es el actual Ladopotamos y no el río Kalavryta, como tradicionalmente se aceptaba.

Las ruinas de la ciudad han sido descubiertas entre los ríos Bokhusia (antiguo Cerinites) y el Kalavryta, cerca de Trupia.

Referencias[editar]

  1. Heródoto I,145.
  2. Pausanias VII,25,8.
  3. Diodoro Sículo XV,48.
  4. Pausanias VII,25,8-9.
  5. Estrabón, Geografía: libros VIII-X, p.186, nota 679 de Juan José Torres Esbarranch, Madrid: Gredos (2001), ISBN 84-249-2298-0.
  6. Pausanias VII,25,9.
  7. Estrabón VIII,7,5.
  8. Pausanias VII,25,10.