Bretonia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En el mundo del juego de Warhammer, Bretonia es un país situado al oeste del "Imperio", entre las Montañas Grises y el Gran Océano, en los dominios que pertenecieron antiguamente a los Elfos. Está inspirado en gran parte en la Francia medieval y en las leyendas del Rey Arturo.

Trasfondo[editar]

El Reino de Bretonia está compuesto por una sociedad tradicional y feudal, en la que los campesinos sirven a los caballeros en sus tierras, a cambio de recibir protección, mientras que los caballeros y sus descendientes están destinados a servir y a batallar en honor de su señor, a cambio de tierras, derechos y títulos. En lo más alto de esta jerarquía feudal se encuentra el Rey. Debajo del monarca se encuentra la nobleza (duques y señores, respectivamente). Tanto el rey como los nobles tienen a su mando un número de caballeros, que a su vez son nobles pero de menor rango. Cada caballero (incluyendo a los altos nobles) tienen como fuerza de apoyo a los Hombres de Armas, elegidos entre los campesinos más preparados psicológicamente y más hábiles. Como salario por servir a su señor, a cada campesino se le asigna una pequeña parcela de tierra para él y su familia, en la que aguarda la llamada en tiempos de guerra. En las tierras de Bretonia también habitan seres místicos, tales como Caballeros del Grial, Profetisas y Damiselas, todos ellos servidos a la Dama del Lago, deidad única y central de los bretonianos, que fue revelada por primera vez al caballero Gilles el Bretón.

División del territorio[editar]

El reino de Bretonnia está compuesto de 14 ducados: Couronne, L'Anguille, Artois, Lyonesse, Mousillon, Gisoreaux, Montfort, Bastonne, Bordeleaux, Aquitaine, Parravon, Brionne, Quenelles y Carcassonne. Cada región (salvo Mousillon, ver abajo), está gobernada por un duque, que tiene a su servicio varios nobles y caballeros. El castillo del Rey se encuentra en la capital amurallada del Reino, Couronne. El bosque de Loren está dentro de las lindes de Bretonia, pero se considera territorio propiedad de los Elfos Silvanos. De entre todas las ciudades, Mousillon está maldita, siendo habitada por muertos vivientes a causa de la maldad de sus últimos regentes. Actualmente es un lugar rehuido por todos, aunque los caballeros entran en ocasiones para probar su valor, cosa que sucede en muy contadas ocasiones. También se internan, raramente, en el bosque de Athel Loren, en muchos sentidos el lugar más misterioso del mundo de Warhammer, hogar, como ya hemos dicho, de los Elfos Silvanos.


Conclusión[editar]

Bretonnia es, en muchos sentidos, similar al cuento del reino de Lyonesse o Logres y el Rey Arturo, con sus caballeros, quienes viven una serie de aventuras, entre las que figuran luchar valientemente y rescatar heroicamente a damiselas de las garras de dragones y monstruos. De todos modos, hay un lado más oscuro: la división entre la clase alta de los arrogantes caballeros y la nobleza y la pobreza de los campesinos, propia del período histórico de la Edad Media.