Braulio Carrillo Colina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Braulio Carrillo Colina
Braulio Carrillo Colina

5 de marzo de 1835-8 de marzo de 1837
Predecesor José Rafael Gallegos Alvarado
Sucesor Joaquín Mora Fernández

Escudo de la República Federal de Centro América.svg
Jefe de Estado de Costa Rica
27 de mayo de 1838-8 de abril de 1842
Predecesor Manuel Aguilar Chacón
Sucesor Francisco Morazán

Datos personales
Nacimiento 20 de marzo de 1800
Bandera de Costa Rica Cartago, Costa Rica
Fallecimiento 15 de mayo de 1844 (44 años)
Flag of El Salvador.svg Sociedad, El Salvador
Partido Liberal
Apodo Jefe de Estado Constitucional
Padres Benito Carrillo Vidamartel y María de Jesús Colina Gutiérrez.
Cónyuge Froilana Carranza Ramírez
Profesión abogado
Alma máter Universidad de León
Religión católica
Residencia Costa Rica, luego El Salvador.

Braulio Carrillo Colina (Cartago, Costa Rica, 20 de marzo de 1800Sociedad, El Salvador, 15 de mayo de 1844) fue un abogado, comerciante y político costarricense. Fue Jefe de Estado de Costa Rica en dos períodos: el primero electo democráticamente entre 1835 y 1837, y el segundo como gobernante de facto entre 1838 y 1842.

Biografía[editar]

Braulio Carrillo nació en San Rafael de Oreamuno, Cartago, el 20 de mayo de 1800. Hijo de Benito Carrillo Vidamartel y María de Jesús Colina Gutiérrez. Hizo sus estudios de Derecho en la Universidad de León en Nicaragua.

Antes de ser Jefe de Estado, desempeñó varios cargos públicos, entre ellos: Magistrado y Presidente Interino de la Corte Superior de Justicia, y Diputado de la Asamblea Legislativa de Costa Rica.

En 1828 fue elegido Diputado de Costa Rica ante el Congreso de la República Federal de Centro América por un período de dos años, y durante un breve período fue Presidente de la Asamblea Legislativa de Costa Rica. En 1834 fue enviado otra vez como representante de Costa Rica al Congreso Federal Centroamericano.

Jefe de Estado[editar]

En 1835, José Rafael Gallegos Alvarado renunció como Jefe de Estado de Costa Rica, y Braulio Carrillo fue electo Jefe de Estado para terminar el período de Gallegos, luego de que el Poder Legislativo declarara nula la titularidad del Vicejefe de Gallegos, Manuel Fernández Chacón.

Casi de inmediato eliminó la Ley de la Ambulancia, lo cual originó descontento en Alajuela, Cartago y Heredia. De esta manera empezó la segunda guerra civil de Costa Rica, o Guerra de la Liga. Después de quince días de combate ganaron las tropas del gobierno y San José se consolidó como capital de Costa Rica.

En 1836 la República de la Nueva Granada tomó el Territorio de Bocas del Toro, la cual después heredó la República de Panamá. Ante esta perdida del territorio nacional la República Federal de Centro América no hizo nada.

Braulio Carrillo fue candidato para reelegirse en las votaciones de 1837, pero fue derrotado por Manuel Aguilar Chacón, cuya política tendía a robustecer los nexos de Costa Rica con la República Federal, algo a lo que Carrillo era contrario. Aguilar fue derrocado en 1838, y los militares de San José restablecieron a Braulio Carrillo como Jefe de Estado.

El 15 de noviembre de 1838, la Asamblea Legislativa de Costa Rica declaró que este Estado quedaba separado de manera definitiva de la República Federal de Centro América y así Costa Rica se convirtió en un país soberano.

En 1840, Carrillo convirtió la ciudad de Puntarenas en el principal puerto comercial de Costa Rica en el Océano Pacífico, y nombró un gobernador designado para trazar sus primeras calles, avenidas y cuadras, con lo que se trasladó la actividad portuaria principal de Caldera a Puntarenas.

En 1841, la Asamblea redactó el Código General del Estado de Costa Rica, el primer código jurídico de Costa Rica, aprobado por el Jefe de Estado Braulio Carrillo Colina. Ese mismo año emitió la Ley de Bases y Garantías o Decreto de Bases y Garantías, donde se declaró que el Jefe de Estado de Costa Rica sería vitalicio e inamovible (iniciando con él), incluyendo más poder para el desarrollo el país.

Con el poder como dictador, impulsó varios cambios en Costa Rica, tanto que se le conoce como el Arquitecto del Estado Nacional Costarricense. Prohibió la vagancia y el vicio, y a la vez hizo que todos los ciudadanos vivieran bajo un código de honradez, moralidad y trabajo. Impulsó enormemente el desarrollo de Costa Rica e introdujo el orden en la Administración Pública.

Organizó los Tribunales de Justicia, apoyó el cultivo y exportación de café, e intentó abrir un camino para carretas entre el Valle Central y Matina en el Mar Caribe. Este proyecto era difícil, pues el camino debía atravesar muchos kilómetros de jungla tropical muy lluviosa, y se debían construir varios puentes sobre ríos caudalosos y anchos. Aun así, Don Braulio insistió en la importancia de enlazar a Costa Rica al mercado internacional del Océano Atlántico.


El proyecto de la carretera a la costa atlántica no pudo culminarse, pues Don Braulio Carrillo fue derrocado en 1842. No obstante, debido a ese esfuerzo en la actualidad la carretera que va de San José a Limón lleva su nombre, igual que el Parque Nacional Braulio Carrillo.

En 1839 el hondureño Francisco Morazán fue depuesto como presidente de la República Federal de Centro América. Sin embargo, para 1842 los conservadores de Cartago querían derrocar a Don Braulio Carrillo para restablecer la capital en Cartago, por eso se contactaron con Morazán y sus hombres leales para que invadiera Costa Rica. De esta manera el general Francisco Morazán tomó este país a través del Pacto del Jocote el 11 de abril de 1842, y seguidamente expulsó a Braulio Carrillo Colina de Costa Rica.

Para cuando Braulio Carrillo fue depuesto, ya había consolidado la economía cafetalera que unió a Costa Rica al mundo y cambió para siempre la economía, sociedad, cultura y política de este país.

Carrillo se radicó en El Salvador, donde fue asesinado en la jurisdicción del pueblo de Sociedad el 15 de mayo de 1844.[1] En 1971, la Asamblea Legislativa de Costa Rica lo declaró Benemérito de la Patria. En 1972, sus restos fueron traídos a Costa Rica y enterrados en San Rafael de Oreamuno.

Principales logros de su gobierno[editar]

Braulio Carrillo fue uno de los primeros costarricenses en pensar que Costa Rica podía ser una nación soberana e independiente de Guatemala y de Centroamérica, criterio que no era compartido por muchos, pues había una mayoría que pensaba que una provincia tan atrasada como lo era Costa Rica en esa época no tenía posibilidades de desarrollarse sola. Sin embargo, la situación de los demás países centroamericanos era turbulenta, enzarzados en guerras civiles y luchas intestinas, mientras Costa Rica vivía casi en paz. Su obra de gobierno más importante es el establecimiento de Costa Rica como un Estado autónomo.

Referencias[editar]


Predecesor:
Manuel Fernández Chacón

Marzo-Mayo 1835

Escudo de la República Federal de Centro América.svg
Jefe de Estado de Costa Rica
1835 - 1837
Sucesor:
Joaquín Mora Fernández

1837


Predecesor:
Manuel Aguilar Chacón.JPG
Manuel Aguilar Chacón

1837-1838
Derrocado

Escudo de la República Federal de Centro América.svg
Jefe de Estado de Costa Rica
1838 - 1842

Derrocado

Sucesor:
Francisco Morazán Quesada.JPG
Francisco Morazán Quesada

Abril-Septiembre 1842
Derrocado