Botón placebo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un botón de semáforo es un posible botón placebo.

Un botón placebo es un botón que aparenta hacer alguna acción, pero no posee un efecto real, como un placebo. En otros casos posee un control que no está conectado, como un termostato.

A pesar de lo disfuncional del botón, entrega al usuario una sensación de control. En algunos casos el botón podría haber sido funcional, pero falló o fue inhabilitado durante la instalación o mantenimiento. En casos muy raros, el botón fue diseñado deliberadamente para que no realice ninguna acción.[1]

En mucho casos, un botón parece no realizar ninguna acción, pero su acción se encuentra desfasada en relación a la ocurrencia de la acción, este es otro tipo de botón placebo.

Botones de los semáforos[editar]

Muchos botones para los peatones en los semáforos para los pasos de cebra fueron útiles durante algún tiempo. Contrario a lo que se piensa, la función del botón no es cambiar inmediatamente a luz peatonal, si no que disminuir el tiempo de espera programado en el semáforo.[2]

Botones de los ascensores[editar]

Algunos botones para las puertas de los ascensores son botones de placebo, ya que algunos de ellos realizan la acción, pero en un tiempo mayor al accionado, en otros casos, funciona solamente con la llave de mantenimiento.[1] [3]

Termostatos[editar]

Algunos reguladores de temperatura de los termostatos funcionan de la misma manera.[4]

Referencias[editar]

  1. a b Lockton, Dan (1 de octubre de 2008). «Placebo buttons, false affordances and habit-forming». Design with intent. Consultado el 28 de julio de 2009. 
  2. Luo, Michael (27 de febrero de 2004). «For Exercise in New York Futility, Push Button». New York Times. Consultado el 28 de julio de 2009. 
  3. Paumgarten, Nick (21 de abril de 2008). «Up and Then Down - The lives of elevators». The New Yorker. Consultado el 2 de septiembre de 2009. 
  4. Sandberg, Jared (15 de enero de 2003). «Employees Only Think They Control Thermostat». The Wall Street Journal. Consultado el 2 de septiembre de 2009.