Bosque nacional de los Estados Unidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los bosques nacionales de los Estados Unidos están constituidos por bosques y grandes áreas boscosas, que se encuentran protegidos de los Estados Unidos. Los bosques nacionales son controlados por el gobierno federal y están administrados por el Servicio Forestal («United States Forest Service»), bajo la dirección de el Departamento de Agricultura («United States Department of Agriculture»). La gestión de estas tierras se centra en el aprovechamiento de la madera, el pastoreo de ganado, el agua, la vida salvaje y el uso recreativo. El uso comercial de los bosques nacionales está permitido y, en muchos casos, se alienta a diferencia de los Parques Nacionales. Los bosques nacionales se clasifican en la categoría VI según la clasificación de las zonas naturales protegidas de la UICN.

Bosque nacional Caribou-Targhee (Idaho). En primer término, una pradera de flores de camas y al fondo la cordillera Teton.
Bosque nacional de Monte Hood.
Bosque nacional Tongass en Alaska.

Descripción[editar]

En los EE.UU. hay 155 bosques nacionales que comprenden una superficie de unos 769.000 km². Estas tierras suponen el 8,5% del total de la superficie de los Estados Unidos, un área del tamaño de Texas (y mayor que cualquiera de los países europeos). Sólo el 13% de la superficie de bosques nacionales se encuentra al este del río Misisipi. Alaska, por sí sola, representa el 12% de todas las tierras forestales nacionales.

Hay dos tipos diferentes de bosques nacionales. Los situados al este de las Grandes Llanuras son principalmente bosques re-adquiridos o replantados; es decir, la tierra ha sido durante mucho tiempo privada, pero fue comprado por el gobierno de Estados Unidos con el fin de crear nuevos bosques nacionales. En estos casos, las áreas de bosques nacionales grafiada en la mayoría de los mapas no representa realmente la extensión de los bosques nacionales, sino sólo la extensión de las zonas de compra autorizadas. La cantidad real de terrenos adquiridos en la mayoría de los casos es mucho menor.

Los bosques nacionales situados al oeste de las Grandes Llanuras son originalmente propiedades forestales. Son tierras en su mayoría reservadas de dominio público del gobierno de los EE.UU., y nunca en manos privadas. En estos casos, las áreas de bosques nacionales que se grafían en los mapas son, por lo general, la verdadera zona del bosque nacional.

Hay muchas estaciones de esquí operando en las áreas declaradas como bosques nacionales. Además, a los ciudadanos de EE.UU. se les permite acampar en cualquier lugar de los bosques nacionales, siempre y cuando su camping este, por lo menos, a 200 pies de distancia de cualquier carretera o camino.

Hay frecuentes conflictos entre las empresas madereras y los ambientalistas sobre el uso de las tierras forestales. Estos conflictos se centran en la protección de las especies en peligro de extinción, la tala de bosques antiguos, la explotación forestal intensiva, las infravaloradas tasas, las anticuadas leyes mineras y la construcción de carreteras en bosques nacionales.

El Servicio Forestal también administra las praderas nacionales («United States National Grasslands»).

Historia[editar]

El Sistema Nacional de Bosques («National Forest System») fue creado por la Ley de Revisión de Tierras de 1891 («Land Revision Act»). Fue el resultado de una acción concertada de empresarios y propietarios de la zona de Los Ángeles, afectadas por el daño que causaban rancheros y mineros en la cuenca de las montañas de San Gabriel. Abbot Kinney y el maderero Theodore Lukens fueron los portavoces de la iniciativa.

La Ley de Reserva Forestal de 1891 («Forest Reserve Act») otorgó al Presidente facultades para establecer reservas de bosques en tierras de dominio público. Por proclamación del presidente Benjamin Harrison, se estableció la primera Reserva Forestal ese mismo año 1891 la Reserva Shoshone, en Wyoming. El Departamento del Interior se encargo de realizar campañas de inspección sobre el terreno en 1891 y 1892 de las que surgieron las recomendaciones para establecer las nuevas reservas forestales. El propio Harrison creo la segunda reserva, la reserva Sierra y dejó 53.000 km² de tierras como bosques nacionales. El presidente Grover Cleveland (1893-97) creó 13 reservas más con más de 100.000 km² y William McKinley (1897-1901) añadió 28.000 km².

En 1897 se aprobó una ley orgánica, la Ley de Manejo Forestal («Forest Management Act»), que proveyó las disposiciones de gestión y financiación para la administración de las reservas, bajo el Departamento del Interior, correspondiéndole a la Oficina General de Tierras («General Land Office»). La ley redefine el objeto de la declaración de las reservas con el fin de proteger los bosques, proteger las cuencas hidrográficas y ser una fuente de abastecimiento de madera para la nación.

Desde 1893 a 1897 la administración de las reservas forestales incumbía a un pequeño cuerpo de personal contratado por la Oficina General de Tierras y a agentes especiales de los U.S. Marshals. En 1898 la Oficina recibió la autoridad de las tierras y la financiación para contratar a guardas para este fin.

En 1899, Fred Plummer, un ingeniero geólogo estadounidense, completó el primer estudio y cartografía de la Reserva Forestal Monte Rainier. Plummer en su informe publicado en 1900, realizó la primera descripción detallada de los tipos de bosques y sus condiciones, hidrología, historia de incendios y pastoreo en la zona, que luego se convertiría en el Bosque Nacional Gifford Pinchot (Gifford Pinchot National Forest).

Legislación forestal[editar]

La principal legislación que regula los bosques en Estados Unidos es la siguiente:

  • Ley de Reserva Forestal de 1891 («Forest Reserve Act»), que estableció las primeras reservas nacionales de los EE.UU.. La ley permitió al presidente de los Estados Unidos crear las reservas forestales de las tierras de dominio público. Aprobada por el Congreso bajo la administración de Benjamin Harrison, el propio Harrison estableció 53.000 km² de tierras como bosques nacionales; Grover Cleveland 100.000 km² y William McKinley 28.000 km².
  • Ley de Manejo Forestal, de 1897, («Forest Management Act»), un estatuto de 1897;
  • Ley Nacional de Gestión Forestal, de 1976 («National Forest Management Act»). Esta ley federal es la principal ley que rige la administración de los bosques nacionales y fue una enmienda a la Ley de Planificación de Recursos Renovables de Bosques y Praderas de 1974 («Forest and Rangeland Renewable Resources Planning Act»), que instó a la gestión de los recursos renovables en las las tierras forestales. La legislación de 1976 se reorganizó y amplió la ley de 1974, que exige el asesoramiento de la Secretaría de Agricultura para evaluar las tierras forestales, y desarrollar y aplicar un plan de gestión de los recursos en cada unidad del Sistema Nacional de Bosques.
  • Ley de Bosque Nacional del Caribe, de 2005, («Caribbean National Forest Act»), Ley Pública 109-118, que designa ciertas tierras del Sistema Nacional de Bosques en Puerto Rico como componentes del Sistema Nacional de Conservación de Vida Silvestre («National Wilderness Preservation»)

Véase también[editar]

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]