Borexino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Borexino es un experimento de física de partículas que tiene como objetivo estudiar neutrinos solares de bajas energías (menores de 1 MeV).[1] El propósito principal del experimento es medir el flujo de neutrinos producidos por decaimiento radioactivo de berilio-7 en el sol con alta precisión. Esta medición avanzaría el conocimiento de los procesos de fusión nuclear que transcurren en el centro del sol, y también ayudaría a determinar propiedades de la propagación de neutrinos, entre ellas el efecto Mikheyev–Smirnov–Wolfenstein. Otros objetivos del experimento incluyen la detección de neutrinos solares producidos por boro-8, las cadenas pp y pep y el ciclo CNO, como también de anitneutrinos de la Tierra y de centrales nucleares. Es también posible que Borexino detecte neutrinos producidos por supernovas dentro de nuestra galaxia.[2] Por lo tanto, Borexino es miembro de SNEWS (Sistema de Alerta Temprana de Supernovas).

El nombre de Borexino deriva de "BORon EXperiment" (experimento de boro), debido a que en un principio se pensaba en usar boro para la detección de neutrinos. La primera detección de neutrinos solares ocurrió el 16 de agosto de 2007.

El experimento está situado en los Laboratorios Nacionales del Gran Sasso (LNGS), cerca de L'Aquila, Italia, y está patrocinado por una colaboración internacional con investigadores de Italia, Estados Unidos, Alemania, Francia y Rusia. Borexino es financiado por varias agencias nacionales, incluyendo el Instituto Nacional de Física Nuclear (INFN) y la Fundación Nacional de Ciencia.

Resultados[editar]

En 2010, geo-neutrinos del interior de la Tierra se observaron por primera vez. Estos son anti-neutrinos producidos en desintegraciones radiactivas de uranio, torio, potasio, y rubidio.

En 2011, el experimento publicó una medición precisa del flujo de neutrinos berilio-7, así como la primera evidencia de los neutrinos solares producto de reacciones protón-electrón-protón ( reacciones pep ).

En 2012, se publicaron los resultados de las mediciones de la velocidad de los neutrinos que viajaron desde el CERN a Gran Sasso. Los resultados fueron consistentes con la velocidad de la luz, como se esperaba, no lograron superarla.

En el año 2013, establecen un límite en los parámetros de neutrinos estériles. También extrajeron una señal de geoneutrinos, lo que da una idea de la actividad de los elementos radiactivos en la corteza terrestre.

En el 2014, publicaron un análisis de la actividad de fusión protón-protón en el núcleo solar, esta fusión es importante, porque es la responsable del 99% de la energía que irradia el sol.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]


Plantilla:Coord missing