Bondage

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bondage.

Bondage es una denominación aplicada a los encordamientos eróticos ejecutados sobre una persona vestida o desnuda.

Los atamientos pueden hacerse sobre una parte o sobre la totalidad del cuerpo, utilizando generalmente cuerdas, aunque también se puede ver en muchas ocasiones el uso de cinta, telas, cadenas, esposas, y cualquier otra cosa que pueda servir para inmovilizar a una persona. Con cierta frecuencia, a la persona se le aplica una mordaza o vendas en los ojos.

El bondage puede usarse como práctica estético-erótica, como parte de una relación BDSM, como una variante erótica más o como elemento en ceremonias de dominación o de sadomasoquismo.

Bondage y erotismo[editar]

A pesar de que este tipo de prácticas sólo recientemente se han empezado a recoger en obras de divulgación sobre sexualidad, el deseo sexual ligado a la inmovilización está muy extendido y se conoce desde antiguo, como lo muestran numerosas imágenes de intención aparentemente no erótica.

Intricate rope breast bondage.jpg

¿Por qué a algunas personas les atrae el juego de ser atadas? La razón que con más frecuencia se invoca es la liberación de inhibiciones y responsabilidades, en la medida en que confían las llaves del juego erótico a otra persona, que es quien marca las pautas. La sensación de dejarse llevar, de despreocupado abandono erótico, es para muchas personas altamente gratificante en el plano sexual.

A algunas personas les atraen también las sensaciones físicas: la presión de la cuerda, la imposibilidad de moverse, el roce o incluso la abrasión producida por la cuerda al desplazarse sobre la piel. Ligado a esto último está asimismo el placer obtenido por la adrenalina que genera el peligro simbólico. Atrae igualmente la sensación de impotencia cuando se hacen intentos por liberarse; a algunas personas les agrada realizar estos intentos mientras son estimuladas sexualmente por la persona activa, aunque el bondage no implica necesariamente contacto sexual. Es frecuente asimismo el uso del bondage en los llamados "juegos de sumisión" o juegos en los que se representan roles amo/esclavo. Finalmente, el bondage puede utilizarse como complemento de otras prácticas sexuales, incluso de tipo enteramente convencional, para estimular la libido de la persona que recibe el bondage y/o de la persona que lo ejecuta.

En este contexto, algunas de las razones que las personas activas suelen dar con más frecuencia para explicar su afición al bondage, son el estímulo que genera tener la total responsabilidad sobre el placer sexual del compañero o compañera, el placer creativo y estético unido a la visión del cuerpo humano encordado como una singular obra de arte, y otras razones, que son complementarias de las que interesan a quienes asumen el rol pasivo.

En la práctica del bondage pueden intervenir otros complementos, como: máscaras, vendas, mordazas, plugs, columpios, etc.

Historia[editar]

Precedentes[editar]

En Japón se le conoce con el nombre de shibari y cuenta con una larga tradición y una más que respetable ascendencia social.

Juegos prohibidos[editar]

En los países occidentales, hay que destacar la difusión clandestina de historietas sobre esta práctica, primero en la revista "Bizarre" y luego bajo la marca Nutrix, desde 1946 a 1955 en Estados Unidos.[1] Entre ellas, destacan las series "Gwendoline" de John Willie y Eric Staton y "Princess Elaine" de Eneg.[1] Este subgénero erótico decaería luego de la "detención y proceso de Irving Klaw, su promotor más importante."[2]

El negocio audiovisual[editar]

Últimamente han tenido gran desarrollo las productoras independientes especializadas en videos de bondage; la pionera fue la desparecida "California Star" y la más famosa es Harmony Concepts donde han trabajado gran parte de las actrices más conocidas del mundillo, tales como Stacy Burke, Darla Crane, Lorelei (también conocida como Kristine Imboch), Eve Ellis, y directores como Jhon Woods, Jay Edwards y Dominic Wolfe. Un video de bondage-drama notable es "To be Continued" dirigida por John Woods, y donde se incorporó por primera vez el villano The Crooked Claw.

También existen compañías que desarrollan videos cuya temática se centra en el subgénero de las "Superheroínas en apuros", tales como Superheroinecentral o Hipcomix. Entre los cómics modernos, hay que destacar "La bionda" del autor italiano Franco Saudelli (considerado como uno de los mayores exponentes modernos del arte fetichista). Igualmente se pueden encontrar algunas historietas de bondage en la revista Penthouse Comix.

El Bondage en la cultura popular[editar]

Películas[editar]

Model in classic Hogtie.jpg

Televisión[editar]

  • ReBoot, Jackass, Aqua Teen Hunger Force, Totally Spies!, CSI, Family Guy, y la serie Law & Order -SVU- (primera temporada).

Música[editar]

  • Belphegor- Con su disco lanzado en 2008 "Bondage Goat Zombie"
  • Adam and the Ants - "Beat me"
  • Necro - "Edge Play"
  • Madonna "Sex", "Erotica"
  • Madonna Girl Gone Wild
  • Lady Gaga - "Boys Boys Boys" (Monster Ball original, en el interludio Put Your Paws Up)
  • "I like it when you chain me to the bed"
  • Eve 6's, Oblivion, contiene la frase: "Tie me to the bedpost."
  • Stroke 9', Do It Again : "I can be anything that you want me to be and you can have me in every position that you dreamed." así como "Let me do what I want to do with you. Let me tie you down, pick you up, and flip you all around."
  • Paula Cole, Feelin' Love, :"And you would open the door and tie me up to the bed."
  • Depeche Mode, el álbum "Some Great Reward", específicamente el tema/single "Master and Servant"
  • Justin Timberlake, Sexyback, : "Dirty Babe. You see these shackles. Baby, I'm your slave. I'll let you whip me if I misbehave."
  • Green Day, Blood, Sex and Booze and Dominated Love Slave
  • The Dave Matthews Band, Crash into Me: "You've got your ball, you've got your chain. Tied to me tight - tie me up again. Who's got their claws in you my friend? Into your heart I'll beat again."
  • Britney Spears, I'm a Slave (del álbum Britney).
  • Adam Ant, Beat My Guest,: "Well tie me up and hit me with a stick".
  • Guns N' Roses, Pretty Tied Up from Use Your Illusion 2,: "She's pretty tied up /Hanging upside down / Pretty tied up / And you can ride her."
  • Lujuria - "Shibari"

Vídeos musicales[editar]

  • Tiananmen, "A Deafening Violence"
  • 30 Seconds To Mars, "Hurricane"
  • Malice Mizer, "Illuminati"
  • Nine Inch Nails, "Sin", "Happiness In Slavery" y "Closer"
  • Madonna, "Erotica"
  • Madonna, "Human Nature"
  • Probot, "Shake Your Blood"
  • Depeche Mode, "Master and Servant" y "In Your Room"
  • Duran Duran, "Come Undone"
  • Travis, "Why Does It Always Rain On Me?"
  • Guns N' Roses, "Since I Don't Have You"
  • Marilyn Manson, "(s)AINT "
  • Christina Aguilera, "Not Myself Tonight"
  • Rihanna, "S&M"
  • Marilyn Manson, "No reason" más conocido como "Born Villain"
  • Rammstein, "Pussy"
  • Hurts, "Exile 2013"

La seguridad en la práctica del bondage[editar]

tumb

Tanto en el bondage como en el shibari, como prácticas eróticas, se tienen que seguir unas reglas básicas. Ante todo, la relación tiene que ser:

  • Sana
  • Consentida
  • Consensuada

El bondage se basa en una relación de confianza entre la persona atada y la persona que ata. Sobre esta última recae el grueso de la responsabilidad, dada la indefensión (previamente consensuada) de la otra. Para evitar accidentes, que en ocasiones pueden llegar a ser graves, se suelen seguir algunas normas básicas de seguridad:

  • No dejar nunca sola a una persona atada.
  • No pasar jamás una cuerda alrededor del cuello.
  • Contar a mano con unas tijeras funcionales, como medio de liberar rápidamente a la persona atada.
  • Prevenir los riesgos de caída: una persona atada puede llegar a sufrir un accidente serio si cae hacia atrás.
  • No realizar suspensiones con la persona atada si no se tiene la suficiente experiencia, ya que es una operación delicada.
  • No utilizar nunca nudos corredizos u otros tipos de nudos resbaladizos.
  • Realizar sesiones de corta duración si las posiciones son incómodas o si la persona que ata no es experimentada.
  • Hidratar regularmente a la persona atada y suministrarle líquidos.
  • Muchas de las posturas que se reproducen en el material gráfico sobre bondage, son de exhibición, no pueden ser reproducidas sin un alto dominio de la técnica. No se deben correr riesgos innecesarios.

El autobondage (es decir, la práctica del bondage en solitario, en donde la persona pasiva y activa son la misma) es una práctica de alto riesgo, pese a ser muy popular en los Estados Unidos, y precisa de seguros y amplios conocimientos sobre sus técnicas, prevenciones y riesgos, siendo de todos modos desaconsejado por la mayor parte de las instituciones más afamadas del BDSM y del Bondage. Un importante porcentaje de todos los accidentes mortales que se dan en Estados Unidos relacionados con el autoerotismo, proviene de la comunidad de practicantes de ese tipo de bondage extremo.

Las personas que practican este también denominado, arte sexual suelen estar en todo momento muy pendientes de las necesidades y del placer de su compañero o compañera; no hay que olvidar que para muchos de sus practicantes se trata de un juego sexual, con roles de sumisión escenificados como parte del juego. Es cierto, sin embargo, que también existe un importante sector que lo practica de forma consensuadamente ritualizada, donde todos los elementos que se incorporan responden a implicaciones profundas y consensuadas entre las partes, sin rastro alguno de elemento de juego o escénico.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Coma, Javier en "Juegos prohibidos" en su sección "Comics by Coma" para Totem nº 9, Editorial Nueva Frontera, S. A., Madrid, 1978, pp. 47 a 48.
  2. Berlanga, Luis en la sección "Viñetas personales" de "El cómic erótico: De la picardía castrense de Miss Lace al sofisticado erotismo de Milo Manara", fascículo nº 6 de Gente de comic: De Flash Gordon a Torpedo, publicado en "Gente" del Diario 16, 1989, p. 95.

Bibliografía[editar]

  • Matthias T.J. Grimme: Das Bondage-Handbuch, Black Label by Earp, ISBN 3-931406-16-4
  • Master K, Shibari, the Art of Japanese Bondage, Secret Publications, 2004. ISBN 90-807706-2-0
  • Schmi, Tom Bondage - Ausstieg aus der Selbstkontrolle. Ein Handbuch (Männerschwarmskript,2002) ISBN 3-935596-07-3

Enlaces externos[editar]