Tanque de gas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Bombona»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Gasflaschen Corgon Linde.JPG

El tanque de gas, denominado, bombona, cilindro, pipa, tambo, garrafa o balón de gas según el país, es el sistema habitual de distribución de gas licuado de petróleo, el cual está compuesto por butano y propano. La proporción entre los gases varía según el petróleo de origen, y ronda alrededor de 40% de butano 60% de propano.

El combustible está en forma líquida, y se va evaporando en el interior de la bombona a medida que se consume, manteniéndose la presión de salida del gas mediante un mecanismo regulador.

Equivalencia calórica[editar]

Un tanque de 10 kg de butano (En España son de 12,5 kg) suministra aproximadamente 4 de gas. Dado que el potencial calorífico es de 28.000 kcal/, (12,7 kWh/kg)[1] un tanque contiene 112.000 kcal. Esto equivale aproximadamente a:


Dado que el GLP tiene más del triple del potencial calorífico que el gas natural, es necesario adaptar los quemadores cambiando los picos para tener la tercera parte del flujo (falta referencia).

Bombona[editar]

  • Bombona (del francés bonbonne; diminutivo de bomba, proyectil esférico.) sust. fem. Vasija de vidrio o loza, de boca estrecha y de bastante capacidad, que se utiliza para el transporte de ciertos líquidos y gases. // Vasija metálica con cierre hermético que se utiliza para contener gases a presión o líquidos muy volátiles.
  • En espeleología: Recipiente contenedor de agua y carburo, que con la combinación de ambos se obtiene gas acetileno, fuente de iluminación. Los componentes básicos de una bombona son: dos compartimientos; uno superior para agua y el otro para carburo; un vástago de válvula regulatoria de suministro de agua, un tapón del depósito de agua; un filtro; un conducto de salida del gas acetileno y un soporte para mosquetón, maillon o cordeleta, para facilitar su transportación.

Fuente de consulta: MONTIEL CASTRO José[1], Diccionario Espeleológico Mexicano (8a parte), p 12, Revista BASE DRACO N° 16, sep. 2000, México, D.F.

El tanque de gas por países[editar]

Argentina[editar]

En Argentina, hay garrafas de 0,750, 2, 3, 10, y 15 kg de gas butano; y de 30 y de 45 kg, únicamente de propano. Lo más común es la garrafa de 10 kg, con tarifa "social". Su precio por kilocaloría es 12 veces mayor que el precio del gas natural, y 8,5 veces mayor que la electricidad.

Chile[editar]

En Chile, se comercializan cilindros con gas llamados "balón o cilindro de gas" o, (excepto en la ciudad de Talca, al sur de Santiago, única ciudad de Chile donde se les llama "bombonas")[cita requerida] de 5, 11, 15 y 45 kg de gas propano y gas propano catalítico, siendo el más popular el de 15 kg por su relación precio/cantidad, con un precio promedio a nivel nacional de $15.500 (unos US$30)(fin de 2011). Su precio por kilocaloría es de 0,55 veces el precio del gas natural y 0,55 veces el precio de la electricidad.

El reparto se realiza en camiones o triciclos de carga y es tradicional que se anuncie mediante la percusión ritmica de un objeto metálico sobre los balones.

España[editar]

En España se denomina comúnmente bombona de butano y se introdujo a finales de los años cincuenta. Usualmente se distribuye una mezcla de ambos gases, en una proporción de entre 30% de butano y 50% de propano. El gas butano, al ser fácilmente licuable, es sencillo de mantener en un recipiente a presión, como una bombona. Cada bombona contiene 12,5 kg de gas y el peso total completamente llena es de unos 35 kg. Son repartidas en camiones semanalmente por las calles, y subidas a las casas por mozos de reparto, denominados butaneros, que también recogen la anterior bombona utilizada, ya vacía. Su coste actual (Enero de 2014) es de 17,50 en España.[2] Cuando el consumo es muy bajo, es más económico porque no hay que pagar una tarifa mensual. Este tipo de Tanque de gas tiene la denominación técnica de: GLP UD-125,[3] lo produce Repsol

Si la bombona está en el exterior y el tiempo es frío, puede que no suministre suficiente gas aunque éste no se haya acabado. Esto pasa porque el gas licuado está frío y le cuesta evaporarse, e incluso puede congelarse. Cuando se consume gas de la bombona, se evapora parte del gas líquido y éste se enfría todavía más, dificultando aún más la evaporación y salida del gas. Esta circunstancia se produce sobre todo cuando se demanda mucho flujo de gas, por ejemplo, durante la ducha y cuando la bombona está más vacía, ya que cuando hay menos cantidad de líquido, el frío que produce la evaporación del gas se reparte entre menos cantidad de líquido, causando que el líquido baje más de temperatura que cuando está más llena. La bombona de butano puede ser usada como fuente de combustible para automóviles, en reemplazo de combustibles líquidos como la gasolina, aunque por lo general se usa gas natural. Hay países con restricciones o directamente prohibiciones para su uso en vehículos.

México[editar]

En México se le llama tanque o cilindro de gas, comúnmente distribuido por autotanques conocidos como "pipas". Éstos surten cilindros de todos las capacidades, además de tanques estacionarios que van desde 120 litros hasta 5000 litros, (en industrias hay instalaciones que superan los 10.000 litros, además de surtir las plantas de gas de carburación, que cuentan con tanques hasta de 25.000 litros)

En algunos lugares todavía se utilizan tanques portátiles de diferentes capacidades, una muy común es de 30 kilos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]