Blanca de Portugal (1259-1321)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escudo del reino de Portugal.

Blanca de Portugal (Guimarães, 25 de febrero de 1259-Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas en Burgos, 17 de abril de 1321),[1] [2] fue una infanta de Portugal, hija de Alfonso III de Portugal y de su segunda esposa, la reina Beatriz de Castilla, y señora de Alcocer, Campo Maior y Briviesca así como señora del monasterio de las Huelgas.

Orígenes familiares[editar]

Hija del rey Alfonso III de Portugal y de la reina Beatriz de Castilla, sus abuelos paternos fueron el rey Alfonso II de Portugal y su esposa, la reina Urraca de Castilla y los maternos el rey Alfonso X de Castilla y la reina Violante de Aragón, hija de Jaime I de Aragón. Tuvo varios hermanos, entre ellos el rey Dionisio I de Portugal y el infante Alfonso de Portugal.

Biografía[editar]

La infanta Blanca de Portugal nació el día 25 de febrero de 1259 en la ciudad portuguesa de Guimarães. Se trasladó al reino de Castilla y León acompañando a su madre, la reina Beatriz de Castilla,[1] ya que ambas no mantenían buenas relaciones con el infante Dionisio de Portugal, y existe constancia de que en 1283 madre e hija residían en la ciudad de Sevilla junto a Alfonso X.[2] En el codicilo testamentario del rey Alfonso X el Sabio, éste menciona a su nieta, Blanca de Portugal:[3]

"Otrosy, mandamos a Doña Blanca, nuestra nieta, fija del Rey Don Alfonso de Portugal et de la Reyna Doña Beatriz, cient mill marcos de la moneda, que se fazen seiscientas vezes mill maravedis de la moneda de la guerra, para en casamiento"

En 1295 la infanta Blanca profesó como religiosa en el monasterio de Santa María la Real de las Huelgas en Burgos y fue nombrada señora del mismo, según se deduce de una carta que su tío el rey Sancho IV dirigió al monasterio burgalés el día 15 de abril de 1295, y en la que se mencionan las causas que llevaron a la infanta portuguesa a profesar como religiosa a pesar de que al principio la infanta se había negado a hacerlo:[3] [2]

Sepades que Nos por vos fazer merced et honrra, et a vuestro pedimento, et por que nos feciesties entender et que vos cumplie et vos fazie mester, rogamos a la Infant doña Blanca, nuestra sobrina, que quisiese seer monja desse Monesterio, et tomar el señorio desse logar et comienda et guarda de todo lo vuestro. Et como quier que fasta aquí non lo quiso fazer, pero agora por que su voluntad es de assosegar su fazienda et su vida en Orden, et por que la nos affincamos que quisiesse essa vuestra Orden et en esse Monasterio ante que en otro, otorgánoslo. Et nos con vuestra voluntad diemosgelo. Et por que vos mandamos et vos rogamos, que la recibades como debedes et la fagades honrra et servicio et lo quel pertenesce como a la que ella es, et el debdo que con Nos a, et segund ficiestes a las otras infantas que y fueron fasta aquí. Et por ella vos faremos Nos mucho bien et mucha merced. Et tal es la Infant que siempre fallaredes en ella bien et lo que devedes fallar. Dada en Toledo XV días de Abril. Era Mill et CCCC et XXXIII años

Colegiata de Santa María en Briviesca fundada por la infanta Branca de Portugal

La infanta Blanca de Portugal aportó como dote al monasterio de las Huelgas de Burgos los municipios de Alcocer, Viana, Peñas de Viana, Acebón, Cifuentes, Valdesangarcía, Palenzuelos y Santiago de la Puebla, y en 1313 donó al monasterio las salinas de Poza y las de Añana. Fue señora del monasterio de las Huelgas de Burgos, pero no su abadesa, ya que éste último cargo fue ejercido en el monasterio por Urraca Alfonso, abadesa entre los años 1296 y 1326.[2] Como señora del monasterio de las Huelgas, Blanca ordenó que el judeo-converso burgalés Rabí Abner tradujera al castellano el Libro de las Batallas de Dios, que Ambrosio de Morales contempló en el Monasterio de San Benito el Real de Valladolid.[4] En 1303, a la muerte de su madre, Blanca de Portugal heredó el señorío de Alcocer.

En 1303, a la muerte de su madre, Blanca heredó el señorío de Alcocer y el 27 de septiembre de 1305 compró a Juana Gómez de Manzanedo, viuda del infante Luis de Castilla, su heredad en el municipio de Briviesca por 170 000 maravedís.[5] Dicha heredad , que consistía de una población con varios barrios, la había heredado Juana Gómez de Manzanedo de sus padres, Gómez Ruiz de Manzanedo, señor de Valdelaguna, y su esposa Mencía Pérez. La infanta portuguesa es considerada la fundadora de la ciudad de Briviesca como la promotora y coordinadora del nuevo asentamiento y la fundación de la Colegiata de Santa María la Mayor.[6] «Y su labor no se limitó sólo a planificar el desarrollo de la nueva villa (...) sino que también le procura un extenso instrumento jurídico para su gobierno y administración: el Fuero de 1313, texto que se inspira abiertamente en el Fuero Real».[7]

En su testamento, que fue cerrado el día 15 de abril de 1321,[8] Blanca dispuso que su cadáver recibiera sepultura en el monasterio de las Huelgas de Burgos.[9] [a] Además, pidió que se dijeran diez mil misas por su alma y cedió la villa de Briviesca al rey Alfonso XI a condición de que dicha villa nunca pasase a ser de señorío, el monarca entregase trescientos mil maravedís para pagar sus deudas, y amparase y protegiese a la iglesia y al cabildo de la Colegiata de Santa María de Briviesca.[10] Blanca de Portugal designó como albaceas testamentarios suyos, entre otros, a la reina María de Molina y a Gonzalo de Hinojosa, obispo de Burgos.[11]

Blanca de Portugal falleció en el monasterio de las Huelgas de Burgos el día 17 de abril de 1321.[12]

Sepultura[editar]

Sepulcro de Blanca de Portugal.

A su muerte recibió sepultura en el monasterio de las Huelgas de Burgos en un sepulcro colocado en la nave central de la iglesia del monasterio.[13] El sepulcro, realizado en piedra, descansa sobre dos basamentos con forma de león, y está adornado al estilo mudéjar, entrelazándose los escudos de los reinos de Castilla y de León con el de Portugal que ocupan todo el espacio exterior del sarcófago.[13]

Descendencia[editar]

Fruto de su relación extramatrimonial con Pero Núñez Carpentero nació un hijo ilegítimo,[2] según consta en la Crónica de Alfonso XI:[b]

Notas[editar]

  1. "Sepan quantos esta carta vieren commo yo, infanta donna Blanca, fiia del muy noble rey don Alfonso, sennora de Las Huelgas, seyendo en mi sano entendimiento qual Dios me lo quiso dar, fago mio testamento e mi postremera voluntad en esta guisa: Primeramiente, do e oferesco a Dios e a Sancta Maria mi alma , e al monesterio de Las Huelgas mio cuerpo, et mando que todo lo que mester fiziere e cumpliere paral mio enterramiento..." Cfr.Castro Garrido (1987), p. 323.
  2. "Et este maestre Don Juan Nuñez fue hijo de la Infanta Doña Blanca, señora de Las Huelgas en Burgos, fija del rey Alonso de Portogal et hermana del rey Don Donis de Portogal; et ovolo en ella un caballero que decían Carpentero." Cfr. Crónica de D. Alfonso el Onceno de este nombre de los Reyes que reynaron en Castilla y en León, 2ª edición. Don Francisco Cerdá y Rico, Parte I, Año M.DCCLXXXVII (1777), p. 88
  3. "...é fue preso, é depuesto é desapoderado del Maestrazgo de Calatrava. É el Rey mandó á los Freyres de Calatrava que oviesen por Maestre á Don Diego García de Padilla; é non esperó que los Freyres oviesen otro consejo sobre ello [...] Después de Don Juan Nuñez de Prado Maestre de Calatrava fue preso, entrégolo el Rey luego á Don Diego Garcia de Padilla que nuevamente era fecho Maestre, é él enviólo preso al Alcazar de Maqueda en poder de un Caballero de Avila[...] E Don Juan Nuñez fue dende á pocos días muerto en el Alcazar de Maqueda, que es de la Orden de Calatrava dó estaba preso [...] pero muchas veces decía después el Rey que él nunca le mandára matar, é que le ficiera matar el dicho Don Diego Garcia sin su licencia é mandamiento del Rey." Cfr. Crónicas de los Reyes de Castilla, Tomo I, Pero Lopes de Ayala, pp. 117-118.

Referencias[editar]

  1. a b García Fernández, 1999, p. 909.
  2. a b c d e Concejo Díez, 2003, p. 314.
  3. a b Arco y Garay, 1954, p. 262.
  4. Arco y Garay, 1954, p. 262-263.
  5. Ibarra Álvarez et al, 1998, p. 328.
  6. Ibarra Álvarez et al, 1998, p. 329-337.
  7. Ibarra Álvarez et al, 1998, p. 337.
  8. Ibarra Álvarez et al, 1998, p. 330.
  9. Castro Garrido, 1987, p. 323-333, documento 364.
  10. Castro Garrido, 1987, p. 324-325.
  11. Castro Garrido, 1987, p. 325-326.
  12. Arco y Garay, 1954, p. 263.
  13. a b Herrero Sanz, 2004, p. 29-31.
  14. Arco y Garay, 1954, p. 261.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]