Bitis arietans

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Víbora bufadora
Bitis arietans.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Sauropsida
Subclase: Diapsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Subfamilia: Viperinae
Género: Bitis
Especie: B. arietans
(Merrem, 1820)
Distribución
Bitis-arietans-range-map.png

La víbora bufadora (Bitis arietans), víbora sopladora, o monarub es una especie de víbora de la familia Viperidae. Su amplia distribución en África, su gran tamaño y potente veneno la hace responsable de más muertes que cualquier otra serpiente.

Actualmente se le reconocen dos subespecies:

Descripción[editar]

Bitis arietans (adulto)

Su tamaño aproximado es de 1 m de longitud. Los machos son generalmente más grandes que las hembras. A menudo poseen dos colmillos en cada maxilar superior, pudiendo ser los dos fusiónales. La coloración dorsal puede variar del marrón al amarillo oscuro (incluidos el anaranjado y el marrón rojizo). La coloración ventral es amarilla.

Hábitat y distribución[editar]

Se encuentra en África, en todos los hábitats excepto en desiertos y bosques tropicales. La mayoría de las veces asociadas a pastizales rocosos. Probablemente es la más común y generalizada serpiente africana. En Marruecos existe una población relicta en la zona de Souss-Massa hasta Sidi Ifni.[1]

Veneno[editar]

En el ser humano, la mordedura de esta especie puede provocar graves signos a nivel local y sistémico. Basándose en el grado y tipo de efecto local, las mordeduras se dividen en dos categorías:

  • Pobre reacción
  • Grave reacción (hemorragias evidentes, hinchazón y equimosis).

En ambos casos hay dolor y aumento de la temperatura, pero en este último existe una amplia superficie con necrosis.

Otros síntomas de la mordedura que puede causar en seres humanos son edema, que puede llegar a ser extenso, shock, náuseas y los vómitos.

La hinchazón por lo general disminuye después de unos pocos días, excepto para el área inmediatamente alrededor de la mordedura.

A pesar de todo esto, las muertes son excepcionales y, probablemente, se produce en menos del 10% en todos los casos no tratados, normalmente en 2 a 4 días luego de que comienzan las complicaciones.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]