Biomagnetismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Biomagnetismo es un término polisémico que asocia el magnetismo con los seres vivos. En la bibliografía se utiliza tanto para referir efectos físico-biológicos con metodología científica convencional, dentro de la disciplina genérica denominada bioelectromagnetismo, como para referirse a todo tipo de mixtificaciones pseudocientíficas.[1]

Como ciencia[editar]

Como pseudociencia[editar]

El biomagnetismo como forma alternativa de curación ha sido practicado desde hace algunos años,[2] y si bien tiene cierta aceptación en medios pseudocientificos, de medicina alternativa, y abundantes páginas en Internet, no existe comprobación científica de que la magneto terapia tenga efecto.[3]

Entre otros, Isaac Goiz plantea el intento de curar enfermedades mediante imanes, afirmándose poder curar incluso el SIDA, al desactivar virus mediante el uso de imanes, que desregularían a los patógenos internos. No hay ninguna evidencia basada en estudios o publicaciones científicas,[3] y su creador ha sido acusado de fraude.[4] A pesar de ello, es una disciplina en expansión en ámbitos relacionado con el new age.[5]

Hipótesis[editar]

La hipótesis se basa en que los campos magnéticos son capaces de alterar el pH, según los estudios de diversos investigadores (Albert Roy Davis y Walter C. Rawls, Magnetism and its effects on living system y The Magnetic effect y Richard Broeringmeyer Principles of Magnetic Teraphy, los descubridores de la polaridad dual en los magnetos -norte, sur- con efectos totalmente distintos en los sistemas vivientes).[6]

Plantea la existencia en el cuerpo de puntos específicos que van hermanados (par biomagnetico) y que presentarían "polaridades magnéticas contrarias", tal como Norte y Sur como en un imán común y corriente. La ubicación de estos pares biomagnéticos estarían ya definidos en una especie de mapa del cuerpo creado por las investigaciones de Goiz, que dice haber detectado unos 280 pares. Según esta hipótesis, cuando uno de estos pares se desequilibra, en uno de los polos se concentran focos de determinados virus en un ambiente de pH ligeramente más ácido, mientras que en el otro polo se ubican ciertas bacterias, en un medio de pH algo más alcalino que en el resto de los tejidos. Al poner los imanes en los polos opuestos el Ph se torna neutro desactivando el ambiente propicio para el cultivo de bacterias, parásitos, virus y hongos. Por otra parte regula glándulas endocrinas, desintoxica y baja la tensión. El efecto relajante es corroborado por todos los que han usado los imanes en sus riñones. Se pone el polo positivo al lado izquierdo y el negativo al derecho del par biomagnetico. Por lo que siempre los imanes van cubiertos de cuero de color para identificar sus polos, estos imanes son de neodimio un material mucho más potente en su campo magnético que los de ferrita.[cita requerida]

Críticas[editar]

  • No todas las enfermedades son producidas por microorganismos.[7] Existen enfermedades cardíacas o vasculares: cardiopatías, edema pulmonar, miocarditis, etc. Enfermedades endocrinas y metabólicas: Bocio, Hipotiroidismo, Diabetes, etc. Enfermedades carenciales: beriberi, escorbuto, pelagra, anemia, etc. La pretensión que se originan en problemas de acidez o de desequilibrios magnéticos no ha sido demostrada.
  • Variar un poco el pH no significa eliminar todos los patógenos, ya que estos ya pueden sobrevivir a pH ácidos y básicos.
  • Es muy similar al pensamiento mágico o las pseudociencias, y no existe ninguna técnica o terapia que sirva para curar todo tipo de enfermedades.
  • No existen estudios publicados en revistas científicas de prestigio que avalen la técnica del par biomagnético. Las únicas publicaciones son sitios alternativos, de biomagnetismo propiamente tal, páginas de homeopatía, reiki u otros similares.[8]
  • Sí bien se plantea en algunas web que existen publicaciones serias, ejemplo, la repetida afirmación "la tesis completa ha sido publicada por la Universidad de Chapingo,[9] con un área de investigación", sin embargo dicha institución indica en su página, que son sólo diplomados aprobados con una tesina y no da links a éstas.[10]

Referencias[editar]

  1. http://www.google.es/search?tbm=bks&tbo=1&q=biomagnetismo&btnG=
  2. Sarah Foy Moreland (1999). «Biomagnetic therapy». Psychology. vanderbilt.edu. Consultado el 21-02-2013.
  3. a b «How to Debunk Biomagnet Therapy in Less Than a Minute». randi.org. Consultado el 21-02-2013.
  4. Atina Chile.cl (30 de agosto de 2011). «La verdadera Universidad de Oxford se pronuncia respecto al "biomagnetismo médico" de Isaac Goiz Dur». Consultado el 22 de octubre de 2011.
  5. Tecnologiahechapalabra.com (30 de agosto de 2011). «Los mitos del biomagnetismo». Consultado el 22 de octubre de 2011.
  6. Health Industries II. «Principles of Magnetic Therapy». Consultado el 5 de diciembre de 2011.
  7. Atinachile.cl (ed.): «LOS MITOS DEL BIOMAGNETISMO: REFUTADOS» (15 de marzo de 2008). Consultado el 26 de abril de 2012.
  8. La ciencia y sus demonios (30-08-2011). «10 razones para no creer en el «par biomagnético»». Consultado el 22 de octubre de 2011.
  9. ohani.cl. «Curso de biomagnetismo». Consultado el 9 de diciembre de 2011.
  10. saludnaturalchapingo.com. «Universidad de Chapingo. Area de alimentación y Salud Natural». Consultado el 9 de diciembre de 2011.