Bienservida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bienservida
Municipio de España
Escudo de Bienservida
Escudo
Bienservida.png
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile-La Mancha.svg Castilla-La Mancha
• Provincia Bandera provincia Albacete.svg Albacete
• Partido judicial Alcaraz
• Mancomunidad Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel
Ubicación 38°30′56″N 2°36′41″O / 38.5156703, -2.6113534


Coordenadas: 38°30′56″N 2°36′41″O / 38.5156703, -2.6113534
• Distancia 110 km a Albacete
Superficie 90,73 km²
Población 696 hab. (2013)
• Densidad 7,67 hab./km²
Código postal 02360
Pref. telefónico 967
Alcalde (2007) Francisco Javier Algaba Montañés

Bienservida (38°31′N 2°37′O / 38.517, -2.617) es un municipio de la provincia de Albacete. Esta provincia pertenece a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha (España), que se encuentra a 110 km. de la capital de la provincia. En 2011 cuenta con 729 habitantes, según datos del INE. Junto a las localidades de Villapalacios, Riópar, Villaverde de Guadalimar y Cotillas, forma parte del Señorio de las Cinco Villas, subcomarca histórica dentro de la misma Sierra de Alcaraz.


Historia[editar]

[1]

Plaza de la Constitución de Bienservida, en la provincia de Albacete.

Los origenes de Bienservida se remontan a la Prehistoria, muestra de ello es la cantidad de restos arqueológicos encontrados en la zona, sobre todo en los alrededores de Cerro Vico y Turruchel. Restos como herramientas de sílex pertenecientes al Paleolítico y hachas llamadas también "piedras de rayo" del Neolítico que se encuentran actualmente en el Museo Arqueológico Provincial de Albacete.

La civilización ibérica destacó con gran cantidad de restos arqueológicos encontrados, siendo la pieza más relevante el León de Bienservida. Situado entre el siglo III y IV a de C. está tallado en piedra arenisca, en pie y sobre una base gruesa con las patas juntas carente de cola y con una cabeza redonda con abundante melena. Entre sus patas delanteras cobija una cabeza humana de frente estrecha, nariz ancha, un grueso bigote y una melena tan abundante que se confunde con sus grandes barbas.

Según interpreta T.Chapa siguiendo los estudios de F.Benoit, se considera "El león de Bienservida" reflejo de la corriente funeraria helénica que llega a las costas occidentales donde el animal es protector del difunto y portador de su alma. Otra explicación también de origen oriental es que el animal es el guardián del sepulcro y vigilante del sueño del difunto.

Por su situación fronteriza y como en el resto de España siguieron pasando las civilizaciones que invadían nuestros territorios dejando, cada una, restos de sus culturas. Siendo ejemplo de ello las monedas cartaginesas y romanas que se encontraron por la zona. Además los árabes nos dejaron una torre de vigía la cual se encuentra actualmente muy deteriorada, y que a veces se nombra como "el castillo de Bienservida".

Sin embargo la historia de Bienservida comienza a estar más documentada a partir del año 1213 por referencias ligadas a Alcaraz y su comarca, ya que por este tiempo Bienservida era aldea de Alcaraz.

Entre los años 1400 y 1410 Bienservida es declarada "Villa", sin embargo, no alcanza la total autonomía pues los impuestos todavía los recaudaba Alcaraz.

En el año 1434 Don Rodrigo Manrique, Conde de Paredes, tras importantes victorias contra los moros, consigue Huescar para la Corona. El 20 de diciembre de 1436, Juan II, como recompensa, hace una concesión real a Don Rodrigo:

"Por ende, por la presente vos fago merced por juro de heredat para siempre jamás, de los mis lugares llamados Cenilla, y Matilla y el Pozo, y el Robledillo, y el Balazot, con la justicia y jurisdicción civil y criminal y mero y misto imperio, y penas y caloñas, y ventas, y pechos, y derechos".

Por este tiempo se supone que también Bienservida y Villaverde de Guadalimar pasaron a formar parte del señorío del Conde de Paredes, que más adelante, después de vender parte de sus posesiones, formarían junto a Villapalacios, Riópar y Cotillas. "El Señorío de las Cinco Villas".[1]

"Las Cinco Villas" pertenecieron a los Condes de Paredes hasta la crisis general del siglo XVIII, donde las propiedades y la economía de estos eran tan escasas que, con el consentimiento de la Corona, vendieron "Las Cinco Villas" a El Conde de Navas de Amores.

El 6 de agosto de 1811, con la ley de desamortización de las Cortes de Cádiz desaparecerán los Señoríos.

En el año 1850 Pascual Madoz publica "El Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España" de donde empezamos a conocer más detalles de nuestro pueblo;

"Dentro de él se encuentran varias fuentes de buenas aguas, una ermita (La Natividad de Ntra. Sra.); la deh de la fiesta con 4 cortijos que llevan su nombre, la de Carboneras con los cortijos del puerto y quemado; la de Saornil con los de San Blas, Sandoval, Romero y Garriga; la de Cuarto Nuevo con el titulado Casa del Río, a cuyas inmediaciones hay unos balos en el sitio de Monota, muy eficaces para curar [...] "

"Tiene 190 casas, la del ayuntamiento, cárcel, una torre de vigía, que se dice fue obra de moros; una fuente con pilar en medio de la plaza; una escuela de instrucción primaria concurrida por 50 alumnos. La deh. De Fuencaliente con un colmenar y otros baños que producen bueno efectos en los dolores y reumas, y sobre todo en las clorosis y opilaciones, y en sitio de vega los cortijos llamados Nuevo, Casa de la Morena, Casa del Vínculo, Casa de Campas, y Casa de Albares..."

De la torre mencionada por Pascual Madoz apenas queda en pie un trozo de pared donde se muestran unos huecos parecidos a troneras para arcabuces o lombardas que utilizasen siglos atrás los moros.

Y así llegamos a la historia más reciente manteniéndose nuestra comarca como la zona imprescindible de paso y comunicación entre otras comunidades.


La civilización ibérica destacó con la gran cantidad de resto arqueológicos encontrados, siendo la pieza más relevante "El León de Bienservida". El visitante dice de Bienservida que sus gentes son acogedoras, que no se siente extraño en esta tierra. Está claro que la tradición histórica queda reflejada en el pensamiento de los habitantes y desde el principio de la historia parece que hemos sabido convivir con quien nos visita.

Agradecemos a la Asociación de amas de casa de San Bartolomé (A.A.C) la información suministrada para este artículo y que se puede encontrar en su libro "Bienservida Recopilaciones" Crisis en el Siglo XVIII Situación de Bienservida como parte de la provincia marítima de Segura A finales de siglo XVIII la sierra de segura vivió una mala situación económica y social. Muchos vecinos contraían importantes deudas, y algunos tuvieron que optar por el contrabando o el latrocinio para subsistir. La principal causa de esto fue una injusta ley que declaraba la zona como provincia Marítima.

La Provincia Marítima, creada a través de la Ordenanza de Montes de 31 de enero de 1748, ha sido estudiada fundamentalmente por Emilio de la Cruz Aguilar y por Jesús Cobo de Guzmán y Lechuga aunque otros investigadores se han acercado a ella como es el caso de José Patricio Merino Navarro La creación de la Provincia Marítima vino a paliar la necesidad de madera por parte de la Armada, sobre todo en un momento en el que los bosques cercanos a los arsenales habían sido intensamente explotados.

Debido a la a su gran extensión estaba organizada en unas subdelegaciones, un ministerio ubicado en Segura de la Sierra y un tribunal con sede en Orcera. Esta estructura, en la que se incluía el establecimiento de jurisdicción propia, se mantendría hasta su eliminación en 1836 con unos efectos bastante más perniciosos de lo que puede parecer a primera vista. Como ha apuntado Emilio de la Cruz, "el establecimiento de la jurisdicción produjo un duro choque con la jurisdicción ordinaria" (Cruz, 1981, pág. 67). No todos los municipios aceptaron de buen grado estas circunstancias dando origen a pleitos y a disposiciones legales con el fin de controlar la situación. Ante esto la respuesta popular fue la de provocar incendios y negarse a acatar estas condiciones a fin de perjudicar a la Marina en todo lo posible, de ahí que en el documento fechado en 1781 se diga: "que por ningún caso se parten ni rumbren a extraños los terrenos que se quemen mal mediante en los montes de la misma provincia". En la misma línea tenemos una intromisión de la villa de Yeste en las competencias del Ministerio de Marina de Segura de la Sierra al arrogarse la capacidad de emitir licencias de corta y en la jurisdicción de Marina .

Idáñez de Aguilar reprodujo un texto en el que podemos ver la protesta al Rey de los vecinos de Bienservida quejándose de la actitud del Ministerio de Marina respecto a sus bosques. En la carta, fechada el 10 de junio de 1780 en ella denuncian al Rey la dificultad que tienen de alimentar sus ganados al ser un año de sequía y la imposibilidad de practicar el ramoneo en los montes al estar prohibido por las Ordenanzas de Marina siendo el resultado la muerte de ganado y la penuria económica de muchas familias. La rigidez que mostró durante su actuación el Ministerio de Marina, explica el descontento de muchas villas y sus moradores. Puede servir de ejemplo un documento donde vemos como se ordena desde el Ministerio el embargo del único bien que poseía Antonio García Soria, una burra, debido a una deuda que tenía con el ministerio. La estructura plurijurisdiccional que se daba en la época, complicaba aun más las cosas, sobre todo en los territorios de Órdenes, donde existía una jurisdicción específica para sus vasallos. Para el caso de la Sierra de Segura, esto entraría en conflicto con el fuero y con las Ordenanzas de 1580 al atribuirse el ministerio competencias que hasta entonces habían estado en manos de las villas y los lugares. Emilio de la Cruz Aguilar, concluye que este proceso supuso una modificación de la forma de vida tradicional y del aprovechamiento de los recursos del bosque que habían venido disfrutando los serranos hasta ese momento y que venia recogido en las citadas Ordenanzas. Por eso es interesante la idea del autor al relacionar estos cambios con la aparición de los incendios forestales como forma de protesta ante la situación que había establecido la Marina.

Junto a estos documentos que muestran los conflictos surgidos entre el ministerio de Marina y los habitantes de la Sierra hemos incluido un documento curioso, sobre cuyo protagonista aparecen varias referencias. Se trata de una carta en la que aparece la fase de pruebas de un nuevo modelo de chalana para el transporte de madera inventada por Timoteo Roch. Este hecho aparece recogido en la obra de Juan de la Cruz Martínez y en el Expediente de Tomás Muñoz (1811) y es recogido a su vez por Emilio de la Cruz, debido a una contradicción entre ambos autores ya que el primero sostiene que la travesía se realiza por el Guadiana Menor y el segundo, que se realiza a través del Guadalquivir.

Leyenda del nombre de Bienservida.[editar]

Vista general de la Iglesia de San Sebastián de la localidad de Bienservida (Albacete)

Existe una leyenda sobre la procedencia del nombre del municipio, la Condesa de Paredes en el siglo XVI lo visitó y pagó el retablo de la iglesia de San Bartolomé, porque semejante gasto, tamaña joya, sólo lo podía pagar una persona de muchísimo dinero, que habitase en estas tierras. Ella no solo vivió en estas tierras, sino que estuvo muy agradecida del buen trato de las gentes de aquella villa. Tal es así que le dio el nombre a la villa, como Bienservida, la bien servida.


La Iglesia y su Retablo[editar]

Detalle de una de las puertas de la Iglesia de San Sebastián de la localidad de Bienservida

Esta iglesia de Bienservida, que tiene a San Bartolomé por titular, es famosa y reconocida en todo el territorio español como bien de interés cultural por su retablo, reconocido monumento histórico-artístico. La iglesia es una construcción del siglo XV. Junto con la nave principal había unas naves laterales, pero sólo se han conservado la capilla de la Virgen de Turruchel, cuya devoción e historia merecen una atención especial, y la capilla del Santísimo.

La patrona, la Virgen de Turruchel[editar]

[2] Nuestra Señora del Turruchel tiene su origen junto con la fundación del pueblo. Según la tradición, un día de enero, mientras un labrador estaba trabajando, vio tropezar su arado y a sus mulas espantadas. Éste pidió ayuda a un compañero, y entre los dos lograron sacar lo que al arado hacía tropezar. Se trataba de una imagen de la Virgen de estilo bizantino, vestida de azul y con el Niño vestido de rojo que sostenía un ramo de rosas.

La Virgen les habló y les dijo que quería ser patrona de Bienservida y les dejó una rosa de las que llevaba el Niño como testimonio para que les creyeran. Pero aquellas tierras pertenecían al término de Alcaraz y los habitantes de aquella ciudad reclamaban la posesión de la imagen. Cuando éstos la transportaban a sus dominios, la imagen desaparecía y volvía de nuevo a su lugar de origen. Así que decidieron dejarla allí.

Es entonces que los hijos de Bienservida levantaron una ermita donde poder honrar a su patrona. El tercer domingo de mayo la llevan en romería al Santuario, y allí permanece hasta el mes de agosto.

Cuentan que un alcalde, al que le parecía que la imagen era pequeña, la mandó decapitar para hacerla más alta y más bella. La cabeza decapitada ha estado en poder de una familia de Bienservida, que no quiso entregarla a pesar de los requerimientos de las autoridades.

La imagen, por el transcurso del tiempo, se deterioró y hubo de ser restaurada. Aunque ya no apareció con el niño, pero sí con la rosa que porta en su cintura.

También sufrió daños en la Guerra Civil de 1936, en que fue quemada. No obstante, fue regalada otra imagen al pueblo por un capitán de la Guardia Civil, como promesa por los favores recibidos durante la citada guerra.

Entre las promesas hechas por la Virgen, está la de que a ninguno de los hijos de Bienservida le sucedería desgracia alguna a causa de tormenta.

Ermita de Turruchel[editar]

La Ermita de Turruchel se encuentra a unos 6 kilómetros del casco urbano, al otro lado de la carretera N-322. Se llega por la carretera de Albaladejo, una vez atravesada la carretera Nacional se toma un camino y a escasos metros está la Ermita.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. VILAR Y PASCUAL, Luis; VILAR PSAYLA, Juan José. Diccionario histórico, genealógico y heráldico de las familias ilustres.... Madrid: Sanchez, 1864, v. 7, p. 369. Era señor de las villas de Cenilla, Cartilla, El Pozo Robledillo, Balazat, Bienservida, La Parrilla, Belmontejo, Cardenona, Villanueva del Rebollar, Vega de Doña Olimpa, Albalá y Santillán.