Biblioteca del H. Congreso de la Unión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Biblioteca del H. Congreso de la Unión
SantaClaraLibraryCongress1.JPG
País México
Tipo Gubernamental
Fundación 1962
Coordenadas 19°26′7.89″N 99°8′16.52″O / 19.4355250, -99.1379222Coordenadas: 19°26′7.89″N 99°8′16.52″O / 19.4355250, -99.1379222
Entidad propietaria Distrito Federal

La Biblioteca del H. Congreso de la Unión (que antes fue la iglesia de Santa Clara) alberga sobre todo las actas de las sesiones legislativas de México desde su independencia. Se encuentra ubicado en la calle de Tacuba 29, cerca de la esquina con Bolívar, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.[1] Este edificio fue originalmente parte de un convento de Clarisas fundado en el siglo XVI, pero fue cerrado a causa de las Leyes de Reforma expedidas en el siglo XIX. Desde entonces fue utilizado como oficinas públicas, cuartel militar y hasta una cantina. Su uso actual fue establecido en 1962, cuando el gobierno mexicano fundó la Biblioteca del Congreso. Desde entonces, los archivos crecieron de tal forma que ya no caben en las instalaciones y una parte de ellos se albergan en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Convento de Clarisas[editar]

Las tierras donde se realizó la construcción fueron donadas en 1568 por la familia de Antonio Sánchez, con la intención de edificar un convento. El convento fue construido para una orden de monjas Clarisas y comenzó sus actividades con seis miembros.[1] [2] La primera iglesia fue terminada en 1661 y se clasificó como parte del movimiento arquitectónico barroco pero muy austera, casi herreriana. En 1677, un incendio destruyó la iglesia. Fue reconstruida como iglesia pública y nombrada Iglesia de la Purísima Concepción en 1730. Esta iglesia se mantendría intacta desde entonces hasta el siglo XIX. Los muros y contrafuertes eran de tezontle. La fachada, pilastras, arcos, bóvedas y cúpula de piedra arenisca con escaleras de granito. Los altares eran de mármol y estaban separados del resto de la iglesia por una verja de hierro forjado.[1]

El edificio de mediados del siglo XIX a mediados del siglo XX[editar]

Después de que Benito Juárez expidió las Leyes de Reforma, el convento fue clausurado y el complejo fue expropiadao en 1859. En 1861, se convirtió en las oficinas de la Dirección de Beneficencia. Más tarde, fue utilizado como cuartel y observatorio astronómico. El gobierno vendió el complejo a Eugenio Folletete en 1882, por la cantidad de 1300 pesos, y Folletes lo vendió posteriormente a Carlos Rivas. Con el tiempo llegó a manos del general Manuel González.[1] A principios del siglo XX, el complejo se dividió, una parte volvió a manos del gobierno y se utilizó para almacenar archivos legislativos. El edificio de la antigua iglesia fue vendido a Manuel Echeverría, que estableció una cantina llamada «La Constancia» en las instalaciones.[1] [2] Con la intención de adaptar el edificio para tal efecto, se demolió el campanario y se abrió una puerta a la calle Bolívar.[1] Sin embargo, a partir de la Revolución Mexicana el nacionalismo fue en aumento y como Echeverría era español, causó que se produjeran protestas en contra de que la propiedad de la construcción estuviera en manos extranjeras. Estas protestas reaparecieron de forma esporádica durante la década de 1930. La continua presión finalmente obligó a Echeverría a vender el negocio a Julio R. Lara Sosa en 1953.[1]

La parte del complejo que pertenecía al gobierno, se utilizó a principios del siglo XX para almacenar archivos de unos 50 años. Sin embargo, a partir de la década de 1940, las goteras y las grietas producidas por la antigüedad del edificio eran bastante importantes e hicieron necesario que se realizara una remodelación. En la década de 1950, todavía no se había hecho nada y el peligro para los archivos empeoró. Debido al costo, se prefirió trasladar muchos de los archivos en vez de realizar las reparaciones necesarias. Otro problema era que no había suficiente espacio para acomodar a los estudiantes que acudían a estudiar los expedientes.[1]

La biblioteca[editar]

En la década de 1960, el edificio de la iglesia había caído en mal estado y estaba casi abandonado. En 1962, fue adquirido por el gobierno y posteriormente rehabilitado, junto con la otra parte del exconvento que ya le pertenecía, para fundar la Biblioteca del H. Congreso de la Unión.[1] [2]

El edificio tiene un espacio de 845 .[1] Sin embargo, con el transcurso del tiempo la cantidad de archivos excedió la capacidad de la biblioteca y algunos edificios auxiliares alojan ahora una parte de los archivos, como el Palacio Legislativo de San Lázaro. El catálogo se sigue manteniendo en tarjetas, pero un proyecto llamado «Bibliomex» lo está convertiendo a formato digital.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j «Biblioteca del H. Congreso de la Unión». Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (mayo de 2002). Consultado el 23 de febrero de 2011.
  2. a b c Galindo, Carmen; Galindo, Magdelena (2002). Mexico City Historic Center. Ciudad de México: Ediciones Nueva Guía. p. 164. ISBN 968 5437 29 7. 
  3. Musacchio, Humberto (9 de octubre de 1995). «La República de las Letras/ Breves». Ciudad de México: Reforma.