Biblia del rey Jacobo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Biblia del rey Jacobo
KJV-King-James-Version-Bible-first-edition-title-page-1611.jpg
Portada de la primera edición de la KJV.
Abreviatura KJV o AV.
Otros nombres

Authorized Version (versión autorizada)

King James Version (versión del rey Jacobo).
Idioma inglés moderno temprano.
País Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido.
Publicación de la biblia completa 1611.
Base textual

AT:texto masorético.
Deuterocanónicos:Septuaginta y Vulgata.

NT:Textus Receptus.
Afiliación religiosa Iglesia de Inglaterra.

La Biblia del rey Jacobo o Versión Autorizada del Rey Jacobo [en inglés, King James Version (KJV), Authorized Version (AV) o King James Bible (KJB)] es una traducción al inglés de la Biblia. Fue publicada por primera vez en 1611, y ha tenido un enorme impacto sobre las posteriores traducciones al inglés del texto bíblico, y sobre la literatura inglesa en general. Las obras de escritores famosos como John Bunyan, John Milton, Herman Melville, John Dryden y William Wordsworth muestran una fuerte influencia de su léxico y su sintaxis.

Fue escrita en el denominado inglés moderno temprano (Early Modern English), aún cuando algunas estructuras lingüísticas y gramaticales utilizadas en ella, ya se consideraban arcaicas en la época en que se publicó.

Además de aludir a esta versión como Biblia de 1611, en Estados Unidos se la denomina habitualmente King James Version, en tanto que en el Reino Unido se la llama Authorised Version. Debe su nombre al monarca Jacobo I de Inglaterra.

El texto griego utilizado por los traductores de la King James Version es llamado comúnmente Textus Receptus, el cual a su vez tuvo sus inicios a comienzos de 1500, cuando se hicieron los primeros textos griegos impresos. La Biblia Complutense era una Biblia políglota, publicada en varios volúmenes. El quinto volumen, el cual incluía el texto griego del Nuevo Testamento, fue impreso en 1514. No obstante, el texto griego de Erasmo, impreso en 1516, fue el primero en ser comercializado. Por esta razón, y otras, el texto preparado por Erasmo sobrepasó al texto Complutense en popularidad, y ejerció la influencia más grande sobre todos los textos que surgieron durante los siglos posteriores.

Después que el texto de Erasmo hubo afrontado varias revisiones, Roberto Estienne, llamado comúnmente como Estefanus, publicó ediciones sucesivas del texto griego. Sus dos primeras ediciones eran compuestos del texto de Erasmo y el texto Complutense. Sin embargo, la tercera edición (1550) estaba basada principalmente en la cuarta y quinta edición del texto de Erasmo. Esta edición de 1550 ganó una vasta aceptación en Inglaterra, y para muchos es sinónimo del Texto Recibido.

No obstante, no fue hasta 1624 que la frase Texto Recibido, o en el latín, Textus Receptus, fue realmente acuñada, y luego ésta estuvo desde el prólogo hasta la tercera edición del texto griego publicado por Bonaventure y Abraham Elzevir. Las palabras eran, como fueron descritas por Bruce Metzger, parte de "una más o menos frase causal anunciando la edición (lo que los modernos publicadores podrían llamar la 'propaganda')." La frase alardeaba en latín de que el texto presentado era "el texto que es ahora recibido por todos." Así nació la frase Textus Receptus, o Texto Recibido.

El texto publicado por los hermanos Elzevir fue tomado principalmente del texto publicado por Teodoro Beza en 1565. El texto de Beza mostraba su herencia del de Estefanus, y, finalmente, del de Erasmo. Es este texto básico, común a Erasmo, Estefanus, Beza y los hermanos Elzevir, el cual reposa detrás de todas las traducciones protestantes al Inglés que fueron hechas del idioma griego antes del decimonoveno siglo, incluyendo la King James Version. Según la Nueva Enciclopedia de Conocimiento Religioso, de Schaff-Herzog, "El Textus Receptus... se resuelve en sí esencialmente en aquello de la última edición de Erasmo."

Como lo declaramos antes, ninguna traducción se debe a la reverencia que muchos tienen hacia la King James Version ó versión del rey Jacobo. Es más, aún cuando la King James Version represente la traducción erudita del griego, debido al texto griego que yace detrás de ella, ésta incluso es quizá algo menos merecedora de tan alta estima que algunas otras traducciones. Bruce Metzger escribe:

"Tan supersticiosa ha sido la reverencia otorgada al Textus Receptus que en algunos casos intentos por criticarlo o enmendarlo han sido considerados como semejantes a sacrilegio. Aún cuando su base textual sea esencialmente un puñado de minúsculos manuscritos coleccionados recientemente y al azar, y en una docena de pasajes su interpretación esté sustentada por testigos griegos no conocidos. "(The Text of the New Testament, p. 106)

La vasta mayoría de variaciones textuales entre el Textus Receptus y textos posteriores (las cuales en gran parte están basadas en manuscritos más antiguos que han sido descubiertos o han sido puestos a disposición sólo en los últimos 150 años) no son de importancia alguna. Con frecuencia, las variantes son tales que no se distinguen en absoluto después de ser traducidas al Inglés. En otros tiempos las variantes representan el esfuerzo de algún escriba para suplementar un registro sinóptico con un detalle legítimamente provisto en el registro de algún otro sinóptico. No obstante, ocasionalmente las variantes son más serias.

Aunque mucho crédito se le debe a Erasmo por haber hecho disponible realmente el texto griego, el texto que él presentó no era de buena calidad. La mitad de la docena de manuscritos utilizados por Erasmo eran todos de origen reciente. La mayoría, si no todos, eran del decimoquinto siglo, aún cuando dos pudieron haber estado elaborados ya en el duodécimo siglo. Él tenía sólo un manuscrito que contenía el libro del Apocalipsis, y a éste le faltaba la hoja final, la cual contenía los últimos seis versos del Apocalipsis. Para estos versos, Erasmo se volvió a la Vulgata, una traducción en latín de las escrituras. Erasmo tradujo el latín nuevamente al griego. Así, para esos versos, se ideó el texto griego que en el futuro vino a ser traducido al Inglés en la King James Version. Intentar descubrir el texto griego original al mirar en la traducción del latín es un poco como intentar descubrir los ingredientes exactos utilizados al hacer un pastel de chocolate alemán al probarlo. Aún cuando su suposición pueda estar cerca, no será exactamente correcta. Así, algunas palabras que nunca han sido halladas en ningún manuscrito griego fueron incorporadas en el texto de Erasmo, y a su vez, en el Textus Receptus y en la King James Version. Por ejemplo, en Apocalipsis 22:19, la frase "libro de la vida" en la King James Version debería ser "árbol de la vida", según todos los manuscritos griegos conocidos.

En otros pasajes también, Erasmo colocó en su texto palabras y frases halladas en la Vulgata en latín, pero sustentadas virtualmente por ningún manuscrito griego. Así, en Hechos 9:5-6, la King James Version hereda de la Vulgata por vía de Erasmo las siguientes palabras:... es duro para ti dar puntapiés contra las punzadas. Y él temblando y atónito dijo, Señor, ¿qué quieres tú que yo haga? Y el Señor le dijo...

Debemos notar que estas palabras en efecto pertenecen legítimamente al registro de Pablo de su conversión como es registrado por Lucas en Hechos 26 (versos 14-15), y, por lo tanto, ningún error fáctico ha sido introducido en esta instancia.

Enlaces externos[editar]