Betaína

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Betaína
(H3C)3N(+)-CH2-CO2(-)
Datos Generales
Nombre sistemático sal interna de (carboximetil)trimetialamonio
Otros nombres betaína
Fórmula molecular C5H11NO2
Masa molecular 117,15 g/mol
Apariencia sólido incoloro
Número CAS [107-43-7]
Propiedades
Densidad y Estado  ? g/cm³, líquido
Solubilidad en Agua muy soluble ? g/100 ml (? °C)
Punto de fusión 301 °C (? K)
Punto de ebullición  ? °C (? K)
Peligros
MSDS External MSDS
Punto de ignición  ? °C
A menos que se indique lo contrario, los valores están dados para los materiales en su estado estándar (a 25 °C, 1 atm) Ver la exención de responsabilidades.

La betaína es un sólido incoloro, derivado del ácido N,N-dimetilaminoacético con la fórmula (H3C)3N(+)-CH2-CO2(-). Debe su nombre a su aparición en la remolacha de azúcar (Beta vulgaris).

Tomando su estructura zwiteriónica como patrón se llama a veces todos compuestos derivados de aminoácidos con esta característica "estructuras betaínicas".


Síntesis[editar]

La betaína se puede obtener por reacción de ácido monocloroacético con trimetilamina:

Cl-CH2-CO2H + (H3C)3N -> (H3C)3N(+)-CH2-CO2(-) + HCl

La reacción se lleva al cabo calentando una mezcla de los productos de partida en agua.

Al comercio llega tanto como tal como en forma de su monohidrato (H3C)3N(+)-CH2-CO2H OH(-).


Aplicaciones[editar]

La betaina se encuentra en la formulación de algunos preparados tensoactivos, en formulaciones de cosméticos o en complementos de alimentación. En Medicina se utiliza como principio activo útil en el metabolismo humano. Se halla encuadrado dentro del grupo ATC A16 del código internacional ATC,en concreto con el código A16AA06.[1]
Además tiene una aplicación biotecnológica en los laboratorios de biología molecular, usándose habitualmente como complemento en las reacciones en cadena de la polimerasa, mejorando el rendimiento de la reacción.[2]
Se está investigando su aplicación en sistemas de transferencia de energía térmica.

Toxicología y bioquímica[editar]

La betaína está envuelta en algunos procesos bioquímicos de transferencia del grupo metilo. Se forma en el organismo por oxidación de la quinolina (H3C)3N(+)-CH2-CH2-OH). En los animales la betaína, aparte de transferir grupos metilo, también sirve como sustancia protectora de la presión osmótica. En el engorde de los cerdos se aprovecha que la betaína influye sobre las hormonas que regulan el crecimiento, fomentando la formación de proteínas y favoreciendo la metabolización de las grasas. Además se reduce la excrementación de compuestos nitrogenados.

También en la piscifactoría, especialmente en el engorde y la pesca de las carpas, se utiliza este producto.

Referencias.[editar]