Beroso el Caldeo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Beroso (idioma acadio, Bêl-re'ušunu), sacerdote de Babilonia, muy activo a inicios del siglo III a. C., en la época de control del Imperio seléucida. Se cree que vivió entre los años 350 a.C. a 270 a.C..

Es famoso por haber escrito una Historia de Babilonia, llamada Babiloniaka, narrada en tres libros, en griego (que no era su propio idioma), de la que sólo se nos han conservado citas. Beroso era šatammu, rango que tenía el sacerdote principal del templo. Este cargo le dio acceso a los archivos del Esagila, templo del dios supremo Marduk. Se le atribuyen también obras de astronomía y astrología, conocidas sólo por referencias de autores posteriores.

Flavio Josefo, otro historiador gracias al que quedan algunas citas de aquel libro, en el primero refleja la aparición de un misterioso personaje llamado Oannes, ser mitad hombre mitad pez, que instruyó a los primeros pobladores de Mesopotamia. En el segundo, otro documento importante que dejó fue la lista de reyes, pero declara diez reyes antediluvianos, por lo tanto se la considera mitológica. Los historiadores contemporáneos tradicionales, sólo consideran el último volumen como «historia», en la que relata la parte final de la historia del imperio. Sin embargo Beroso, un sacerdote con un alto cargo, excelentes conocimientos de filosofía, astronomía, astrología, letras, idiomas y obviamente historia de Babilonia, la mencionó como «la historia de Babilonia».

El Falso Beroso o Pseudo-Beroso, es un libro supuestamente elaborado por Beroso pero que, en realidad, se trataba de una elaborada falsificación. En 1498, un oficial del papa Alejandro VI llamado Annio de Viterbo pretendió haber descubierto libros perdidos de Beroso. Tuvieron cierta influencia en la manera de pensar renacentista sobre la población y la migración, debido a que Annio proporcionó una lista de reyes de Jafet en adelante, cubriendo así una laguna histórica después del relato bíblico sobre el diluvio. Annio también introdujo figuras de fuentes clásicas dentro del esquema bíblico, publicando su relato como Commentaria super opera diversorum auctorum de antiquitatibus. Una consecuencia de ello fue llevar a teorías sofisticadas sobre las razas celtas con sacerdotes druidas en Europa occidental.[1] Respecto a España, inventó una lista de reyes de España que descendía de Tubal, hijo de Jafet y nieto de Noé quien supuestamente había constituido una monarquía en toda España poco después del Diluvio.[2]

Referencias[editar]

  1. Michael A. Morse: How the celts came to Britain (pág 15). Stroud: Tempus Publishing, 2005.
  2. Julio Caro Baroja: Las falsificaciones de la Historia (en relación con la de España), pág 57. Círculo de Lectores, 1991.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]