Pinturicchio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Bernardino di Betto»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Autorretrato de Pinturicchio, fresco, Spello, Capilla Baglioni de la Collegiata de Santa María Maggiore
Partida de Eneas Silvio Piccolomini al Concilio, fresco, Siena, Biblioteca Piccolomini
Retrato de muchacho, Gemäldegalerie Alte Meister, Dresde
Virgen con niño, Ashmolean Museum

Pinturicchio, seudónimo de Bernardino di Betto di Biagio (Perugia, 1454 - Siena, 1513) fue un pintor cuatrocentista italiano.

Vida[editar]

Según las Vite de Giorgio Vasari, Pinturicchio tuvo la poca fortuna de ser poco agraciado y tener diversas limitaciones físicas, entre ellas la sordera, por lo que durante mucho tiempo fue llamado «il Sordicchio».

Del 1473 datan sus dos tablas con Historias de san Bernardino: la Curación del paralítico y la Liberación del prisionero probablemente sobre modelos del joven Perugino, a los que Pinturicchio añade vestidos y elementos paisajistas pintorescos. Se inspira al comienzo de su carrera en la obra de Perugino. Participa en la decoración de la Capilla Sixtina en Roma, como ayudante del Perugino, completando los frescos, realizados por este último, como Viaje de Moisés y Bautismo de Cristo.

En 1486 sigue los frescos con Historias de san Bernardino en la Capilla Bufalini de la iglesia romana del Aracoeli, posteriores son los frescos de la Capilla del Presepio en Santa María del Popolo en Roma.

Entre 1492 y 1494 decora con frescos las Salas de los de Borja o Borgia en el Vaticano. En esos años ha de fecharse una Virgen con el Niño del Museo de Bellas Artes de Valencia.

Desde 1495 trabaja en la Pala di Santa Maria dei Fossi, en la que aparece un autorretrato. En 1501 pinta frescos, con la Historia de María a la capilla Baglioni en Santa María la Mayor de Spello.

En 1505 trabaja en la decoración de la Biblioteca Piccolomini en la Catedral de Siena, con la Coronación de Pío III e Historia de Pío II, sirviéndose, en alguna de estas, de la colaboración del joven Rafael.

En torno a 1509 trabaja en los frescos del presbiterio de Santa María del Popolo de Roma.

Obra[editar]

Aunque al comienzo su obra siga las características de Perugino, lo cierto es que con posterioridad, Pinturicchio desarrolla un estilo propio. Predomina en él el gusto por lo anecdóctico y por el lujo, así como la multiplicidad de pequeñas escenas en un amplio escenario.

Sus obras más famosas son:

  • Los frescos de las Salas de los Borgia en el Vaticano (1492 - 1494). Aquí prevalece su gusto por una decoración sobrecargada con dorados y grutescos. En estos temas trata temas tradicionales, como los Profetas, las Sibilas, la Virtud y las Artes Liberales y escenas de la vida de Cristo, de María y de los Santos; pero a su lado, aparecen motivos paganos, tomados de la mitología, para celebrar de modo alegórico al comitente. Fritz Saxl dice al respecto: "Aún no existe en este período ninguna otra obra en la que el paganismo y el orgullo individual han podido manifestarse con tanta nitidez como en los Apartamentos Borgia".
  • Los frescos de la Biblioteca de la catedral de Siena (1505) con la vida del papa Pío II Piccolomini. En parte de esta obra fue auxiliado por el joven Rafael, suyo es el cartón con la Partida de Eneas Silvio Piccolomini al concilio. En el mosaico pavimental se representa una escena alegórica con El camino de la Virtud; en lo alto, entre los filósofos antiguos Sócrates y Crates, la figura de la Sabiduría, en la parte inferior está la estrecha vía de la Virtud, recorrida por varios personajes, a la derecha aparece la Fortuna, en equilibrio inestable, con un pie sobre una esfera y otro sobre una barca, caracterizada con un cuerno, símbolo de la abundancia, y de una vela, símbolo de las desgracias.
  • El fresco del Palacio Petrucci de Siena titulado El retorno de Odiseo.

Referencia (parcial)[editar]

Enlaces externos[editar]