Bergondo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bergondo
Municipio de España
Bandera de Bergondo
Bandera
Escudo de Bergondo
Escudo
Location of Bergondo.png
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Galicia.svg Galicia
• Provincia Bandera de la ciudad de La Coruña.svg La Coruña
• Comarca La Coruña
Ubicación 43°19′10″N 8°14′02″O / 43.319444444444, -8.2338888888889


Coordenadas: 43°19′10″N 8°14′02″O / 43.319444444444, -8.2338888888889
• Altitud 68 msnm
• Distancias 22 km a La Coruña
577 km a Madrid
Superficie 32,72 km²
Población 6738 hab. (2013)
• Densidad 205,93 hab./km²
Gentilicio Bergondés
Código postal 15165
Alcalde Alejandra Pérez Maquez (PSdeG-PSOE)
Sitio web www.concellodebergondo.com
[editar datos en Wikidata]

Bergondo es un municipio español de la provincia de La Coruña en Galicia.

Demografía[editar]

Ayuntamiento.


Patrimonio artístico[editar]

Arte religioso[editar]

Entre los monumentos religiosos presentes en el municipio destacan:

  • Monasterio de San Salvador, construido en el siglo XII, con iglesia románica de la segunda mitad del siglo XIII, con tres naves y tres ábsides semicilíndricos. En su interior existen buenos sepulcros medievales.

Arte Civil[editar]

Los monumentos civiles más destacados del municipio son:

  • Pazo de Mariñán, edificio del siglo XVIII con elementos barrocos y neoclásicos.
  • Pazo de Armuño, más o menos de la misma época que el de Mariñán.
  • Pazo do Casal, construido en el siglo XIX y que destaca principalmente por su jardín, tanto en especies: posee una sequoia catalogada como la segunda en tamaño de España además de otras especies exóticas, como el trazado de dibujos en boj de los que destaca principalmente un laberinto de forma nada habitual por su trazado en caminos curvos.

Turismo[editar]

Este ayuntamiento dotado de gran cantidad de pazos, iglesias y paisajes de flora y fauna incomparables como el arenal de Moruxo, posee también playas como la tranquila playa de Gandarío (con merendero, servicios duchas...), donde se encuentra además el albergue justo en frente (de los más destacados de España) o la playa del Pedrido, las cuales acogen multitud de turistas en verano.Al estar adentradas en la ría gozan de una agradable temperatura del agua, arena fina, y escasas olas.


Fiestas locales[editar]

En Bergondo se celebran las tradicionales fiestas como la cabalgata de reyes, fiesta de carnaval (con concurso de orejas y filloas)...pero además otras festividades como la feria de Artesanía, ubicada en relación con las letras Gallegas, por las que se realiza un concurso de redacción, también son muy conocidas las fiestas patronales de Santa Maria de Guisamo cuyo patron es el San Ramón y se celebran el último fin de semana de agosto, o primero de septiembre. Sin olvidar la fiensta del Niño Dios, de la parroquia de Bergondo, que se celebra el domingo siguiente a la Asunción, con gran solemnidad en el Monasterio de San Salvador,así como la de Sta. Marta (29 de julio) y la consecuente Romería el domingo siguiente: el Sacramento, teniendo ambas lugar en el Monte de Sta. Marta, de la parroquia de Sta. Marta de Babío; la de Santa Marina, en la parroquia de Rois; la de Fiobre, que tiene lugar el día de Santiago...y la última de todas: el 8 se septiembre que es el día de Santa María de la Cabeza, mujer de San Isidro, y por tanto tiene lugar en la parroquia de San Isidro. Todas ellas amenizadas, como es natural, con la presencia de: vendedores de productos alimenticios y bebidas, rosquillas y, cómo no, los gaiteros, además de los cohetes pues en Galicia una fiesta sin cohetes, no es fiesta. A la noche, suele haber, como es lógico, baile.

Industria[editar]

Es un municipio con larga tradición joyera, en particular de la alta joyería. Se ubican en el municipio algunas de las empresas más importantes del sector como Balcarsa, Unión Joyera o Annique entre otras. Cuenta también con un importante polígono industrial, comercial y de servicios, con unas 300 empresas ubicadas en él. La tradición se remonta probablemente a la época de la expulsión de los judíos por Isabel La Católica, ya que muchos de los que inicialmente se dirigían a Coruña para embarcar a los Países Bajos, entonces de la Corona, al ver que en Galicia eran bien recibidos, que no había llegado la Inquisición que tardaría aún asddfghjklñkjhgfdsasdfghjkl años por el difícil acceso a través de las montañas de Lugo, allí se instalaron, enseñando al pueblo su arte orfebrense y joyera(Ónega, J.R. 1982. Editora Nacional: Los judíos en el Reino de Galicia). Y uno de los lugares donde posiblemente arraigaron más fue en Bergondo. Desde hace al menos dos siglos, algunos bergondeses descubrieron que, comprando galones militares (en Ferrol principalmente) y fundiéndolos, podían obtener oro. Esto les dio la idea de que posiblemente muchas personas querían deshacerse de restos de joyas e incluso piezas dentales. extendieron el negocio primero a lugares próximos y posteriormente por toda España. Fueron los "prata e ouro" (plata y oro). Y cabe decir que no todos los prata e ouro fueron hombres, ya que una mujer, Xaviela Fraga, ya a principios del SXIX, al quedarse viuda con muchos hijos, lo ejerció. El desplazamiento de estas personas, a los que les interesaba llegar a los lugares más recónditos, era bastante duro, ya que en aquella época los medios de comunicación eran escasos por lo que la mayoría de veces tenían que realizar el camino a pie. Al llegar a un pueblo, se dirigían a la plaza y allí gritaban: !Plata y Oro! y la gente acudía a vender sus deshechos, que ellos pesaban, naturalmente, y pagaban al contado. Cuando finalizaba esta compra, se dirigían al pueblo más próximo y así sucesivamente, hasta que llegaba la noche. Y pernoctaban allí donde se encontrasen, que, evidentemente, no eran hoteles de lujo, cosa que por otro lado su bolsillo tampoco hubiese permitido. Iban siempre en grupo por miedo a los asaltadores de caminos, y, por supuesto, sin comentar a nadie la ruta a segir. Del "género" como ellos le llamaban a lo adquirido, no se separaban ni para dormir, por el peligro al robo. Y así tras generaciones de mucho sacrificio, llegaron, ya a principios del SXX a estabelcerse en ciudades importantes: Madrid, Barcelona....que hoy, muchos de sus herederos todavía continúan.

Infraestructuras[editar]

Tiene a su disposición dos pabellones polideportivos, una biblioteca, una casa de la cultura (con gimnasio, salón de actos, información, aula de informática...) numerosas pistas en las diversas parroquias del municipio, el edificio "a Senra" restaurado recientemente (gimnasio, sala de actos, biblioteca, cafetería, aula de informática, exposiciones, sala de estar...), diversas aulas en distintas parroquias donde se realizan actividades. Por otra parte, cabe destacar que sus vecinos esperan ansiosos la construcción de una piscina y un campo de fútbol de hierba artificial. Sin embargo, habría que retroceder años y recordar quiénes y qué motivos tuvieron los que idearon La Senra. Era sobre los años 20 del siglo pasado, cuando los que habían emigrado de percataron que con las enseñanzas recibidas en la escuela no tenían bastante para defenderse en la vida, teniendo que hacerse autodidactas y asistir a clases complementarias después de largas horas de trabajo. Así que entre todos, aportaron sus ahorros y decidieron construir un Centro Cultural, donde entre otras materias, se enseñaba inglés. Pero llegó la guerra. Alguien decidió que allí se realizaban actividades masónicas...Y La Senra fue incautado al pueblo, pasando, en primer lugar a asentarse los soldados alemanes que, en teoría, defendían el Ferrol, y, una vez acabadala contienda, se apropió de las instalaciones Falange, que organizó una especie de "casa de colonias" para estudiantes universitarios de toda España, quienes por un módico precio, podían disfrutar de 15 días de vacaciones. Hay que decir, por otro lado, que estos estudiantes no tenían ningún tipo de filiación política. Así que cabe imaginar la bofetada moral que suponía, para aquellos que lo habían ideado ver instalados allí a unos "señoritos" cuando sus aportes monetarios se habían conseguido con sangre, sudor y lágrimas. Hay que añadir sin embargo, que estas personas no eran en absoluto antifranquistas.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]