Belmonte (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Belmonte es una película española rodada en 1994, protagonizada por Achero Mañas, dirigida por Juan Sebastián Bollaín y basada en la vida real del mítico torero sevillano Juan Belmonte.

Belmonte
Título Belmonte
Ficha técnica
Dirección
Producción Antonio P. Pérez
Guion Enrique Bollaín
Juan Sebastián Bollaín
Música Antoine Duhamel
Fotografía Ángel Luis Fernández
Montaje Iván Aledo
Vestuario María José Iglesias
Protagonistas Achero Mañas
Jesús Bonilla
Lautaro Murúa
Luis Miguel Calvo
Mónica Molina
Félix Granado
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) España
Portugal
Francia
Año 1995
Género Biográficas
Ficha en IMDb

Argumento[editar]

La película se divide en tres partes: en la primera parte se narra la adolescencia de Juan Belmonte (Achero Mañas) en Triana. Es un chico tímido, que comparte sus correrías con un grupo de golfillos trianeros, que igual torean a las bicicletas que pasan por la calle o a campo abierto en las dehesas, a la luz de la Luna y desafiando a los guardas. Ayuda a veces a su padre en la tienda de quincalla, se enamora de una chica del barrio, descubre el sexo con una mujer casada y, al fin, logra llamar la atención en una tienta del banderillero Calderón (Jesús Bonilla), amigo de su padre, que le conseguirá su primer contrato como novillero.

La segunda parte se desarrolla durante la década de 1910, desde los primeros triunfos de Belmonte como novillero, sus primeras cogidas, el nacimiento de su rivalidad con Joselito, sus grandes triunfos como matador de toros y sus larguísimas temporadas de más de 100 corridas, acompañado de su cuadrilla, de la que forma parte Calderón, quien le hace las veces de apoderado. Joselito y Belmonte protagonizan ellos solos la llamada "edad de oro" del toreo, dividiendo a la afición en partidarios de uno y otro y llenando las plazas de toda España. Pero a Belmonte no solo le interesan los toros. Despierto y de mente inquieta, en Madrid traba amistad con algunos de los intelectuales más importantes de la época, como Valle-Inclán, Julio Camba y algunos otros, que le tratan como un camarada en sus tertulias y le consideran un verdadero artista. También aparece su viaje a México, y las disparatadas aventuras que allí vivió en un clima revolucionario con algunos jefes militares. Luego el viaje a Perú, donde conoció a su futura esposa. Finaliza esta parte, con un Belmonte en la cumbre de su éxito, al que comunican la noticia de la muerte de Joselito, su amigo del alma, en la plaza de Talavera de la Reina.

La tercera y última parte se desarrolla más de 40 años después, en 1962, durante la última semana de vida del diestro. Un Belmonte de casi 70 años (interpretado por Lautaro Murúa), vive en su cortijo de Cardeña, asistiendo a una tertulia taurina en Sevilla con nostálgicos y admiradores, ya convertido en un hombre rico y en un mito viviente. Belmonte sin embargo no soporta el declive físico, ni la sensación de haber sobrevivido más de la cuenta (todo el mundo anunciaba su muerte prematura por su forma de torear), con el recuerdo de su amigo José. Tras dejar todos los papeles en orden y pasear con un caballo al que ya no puede subirse, decide poner fin a su vida de un disparo en la cabeza.

Enlaces externos[editar]