Bela IV de Hungría

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bela IV
Rey de Hungría y Croacia
Duque de Estiria
Kk ivb.jpg
Bela IV
Rey de Hungría y Croacia
Armoiries Hongrie ancien.svg
1235 - 1270
Predecesor Andrés II
Sucesor Esteban V
Duque de Estiria
Steiermark Wappen (shield).svg
1254 - 1258
Predecesor Interregno
Sucesor Esteban V
Información personal
Nacimiento 29 de noviembre de 1206
Fallecimiento 3 de mayo de 1270 (64 años)
Entierro Estrigonia
Familia
Dinastía Casa de Árpad
Padre Andrés II
Madre Gertrudis de Merania
Consorte María Láscarina
Descendencia
Coa Hungary Country History Béla IV (1235-1270).svg
Escudo de Bela IV

Bela IV (en húngaro: IV. Béla, croata: Bela IV., eslovaco: Belo IV; 1206 - Isla de los Conejos, 3 de mayo de 1270) fue rey de Hungría y Croacia entre 1235 y 1270, y duque de Estiria entre 1254 y 1258 . Siendo el hijo mayor del rey Andrés II, fue coronado por iniciativa de un grupo de nobles influyentes durante el reinado de su padre en 1214. Su padre, que se opuso firmemente a la coronación de Bela, rehusó darle una provincia para gobernar hasta 1220. En ese año, Bela fue nombrado duque de Eslavonia, también con jurisdicción en Croacia y Dalmacia. Casi al mismo tiempo, Bela se casó con María, la hija de Teodoro I Láscaris, emperador de Nicea. Desde 1226, gobernó Transilvania con el título de duque. Apoyó las misiones cristianas entre los cumanos paganos que moraban en las llanuras orientales de su provincia. Algunos caudillos cumanos reconocieron su soberanía y adoptó el título de rey de Cumania en 1233. El rey Andrés murió el 21 de septiembre de 1235 y Bela lo sucedió. Intentó restaurar la autoridad real que había disminuido con su padre. Para este propósito, revisó las concesiones de tierras de su predecesor y reclamó antiguos dominios reales, causando descontento entre los nobles y los prelados.

Los mongoles invadieron Hungría y aniquilaron el ejército de Bela en la Batalla de Mohi el 11 de abril de 1241. Escapó del campo de batalla, pero un destacamento mongol lo persiguió de ciudad en ciudad hasta Trogir en la costa del mar Adriático. Sobrevivió a la invasión, pero los mongoles devastaron el país antes de su inesperado retiro marzo en 1242. Bela introdujo reformas radicales para preparar a su reino de una segunda invasión mongola. Permitió que los barones y los prelados erigieran fortalezas de piedra y establecer fuerzas armadas privadas. Promovió el desarrollo de ciudades fortificadas. Durante su reinado, miles de colonos llegaron del Sacro Imperio Romano Germánico, Polonia y otras regiones vecinas a asentarse en las tierras despobladas. Los esfuerzos de Bela por reconstruir su devastado país le valieron el epíteto de «segundo fundador del Estado» (en húngaro: második honalapító).

Estableció una alianza defensiva contra los mongoles, que incluyó a Daniel Románovich, príncipe de Galitzia, Boleslao el Casto, duque de Cracovia y otros príncipes rutenos y polacos. Sus aliados lo apoyaron en la ocupación del Ducado de Estiria en 1254, pero se perdió ante el rey Otakar II de Bohemia. Durante el reinado de Bela, una amplia zona colchón -que incluía Bosnia, Barancs (Braničevo, Serbia) y otras regiones recién conquistadas- fueron establecidas a lo largo de la frontera sur de Hungría en la década de 1250.

La relación de Bela con su hijo mayor y heredero, Esteban se puso tensa en la década de 1260, debido a que el anciano rey favorecía a su hija, Ana y a su hijo menor, Bela, duque de Eslavonia. Esteban incluso obligó a Bela a cederle los territorios del Reino de Hungría al este del río Danubio, provocando una guerra civil que duró hasta 1266. Sin embargo, la familia de Bela era famosa por su piedad. Bela murió como un terciario franciscano, y la veneración de sus tres santas hijas -Cunegunda, Yolanda, y Margarita- fue confirmada por la Santa Sede.

Primeros años[editar]

Bela era el hijo mayor del rey Andrés II de Hungría con su primera esposa, Gertrudis de Merania. Nació en la segunda mitad de 1206. Por iniciativa del rey Andrés, el Papa Inocencio III había hecho un llamamiento a los prelados y barones húngaros para hacer un futuro juramento de lealtad al hijo del rey.

La reina Gertrudis demostró un evidente favoritismo hacia sus parientes y cortesanos alemanes, provocando un descontento generalizado entre los señores nativos. Aprovechando la campaña de su marido en el lejano Principado de Galitzia, un grupo de nobles agraviados la atraparon y asesinaron en los bosques de las colinas de Pilis el 28 de septiembre de 1213. El rey Andrés sólo castigó a uno de los conspiradores, un tal conde Pedro, después de regresar de Galitzia. Aunque Bela era un niño cuando su madre fue asesinada, nunca la olvidó y declaró su profundo respeto por ella en muchas de sus cartas reales.

Andrés II comprometió a Bela a una hija de nombre desconocido del emperador Boril de Bulgaria en 1213 o 1214, pero este compromiso fue disuelto después. En 1214, el rey solicitó al Papa que excomulgara a algunos señores anónimos que estaban planeando coronar rey a Bela. Aun así, Bela fue coronado en ese mismo año, pero su padre no le otorgó una provincia para gobernar. Además, cuando partió para una cruzada a Tierra Santa en agosto de 1217, el rey Andrés, en lugar de Bela, nombró a Juan de Merania, arzobispo de Esztergom para representarlo durante su ausencia. Durante este período, Bela permaneció con su tío materno Bertoldo de Merania en Steyr en el Sacro Imperio Romano. Andrés II regresó de Tierra Santa a finales de 1218. Andrés II había organizado el compromiso de Bela y María, la hija de Teodoro I Láscaris, emperador de Nicea. María acompañó al rey Andrés a Hungría y se casó con Bela en 1220.

Rex iunior[editar]

Duque de Eslavonia (1220–1226)[editar]

El rey cedió las tierras entre el mar Adriático y el río Drava -Croacia, Dalmacia y Eslavonia- a Bela en 1220. Una carta de 1222 del Papa Honorio III revela que "algunos hombres perversos" habían obligado a Andrés II a compartir su reino con su heredero. Bela inicialmente se hacía llamar en sus cartas como "Hijo del rey Andrés y rey"; desde 1222 utilizó el título "Por la gracia de Dios, Rey, hijo del rey de Hungría, y duque de toda Eslavonia".

Bela se separó de su esposa en la primera mitad de 1222 por solicitud de su padre. Sin embargo, el Papa Honorio se a negó a declarar su matrimonio ilegal. Bela aceptó la decisión del Papa y se refugió de la ira de su padre en Austria. Sólo regresó, junto con su esposa, después que los prelados habían convenció a su padre para que lo perdonara en 1223. Después de haber regresado a su Ducado de Eslavonia, Bela lanzó una campaña contra Domald de Sidraga, un rebelde noble dálmata y capturó su fortaleza de Klis. Los dominios de Domald fueron confiscados y distribuidos entre sus rivales, los Šubić que habían apoyado a Bela durante el asedio.

Duque de Transilvania (1226–1235)[editar]

El rey Andrés transfirió a Bela de Eslavonia a Transilvania en 1226. En Eslavonia, fue sucedido por su hermano, Colomán. Como duque de Transilvania, Bela adoptó una política expansionista dirigido a los territorios en los Montes Cárpatos. Apoyó las actividades proselitistas de los dominicos entre los cumanos, que dominaban esas tierras. En 1227 cruzó las montañas y se reunió Boricius, un jefe cumano, que había decidido convertirse al cristianismo. En esa reunión, Boricius y sus súbditos fueron bautizados y reconocieron la soberanía de Bela. En un año, la diócesis católica de Cumania fue establecida en sus tierras.

Bela se había opuesto por mucho tiempo a las " inútiles y superfluas concesiones perpetuas " de su padre, debido a que la distribución de los dominios reales destruían la base tradicional de la autoridad real. Bela empezó a recuperar las concesiones de tierras del rey Andrés en todo el país en 1228. El Papa apoyó los esfuerzos de Bela, pero el rey a menudo obstaculizaba la ejecución de las órdenes de su hijo. Bela también confiscó las propiedades de dos nobles, los hermanos Simón y Miguel Kacsics, que habían conspirado contra su madre.

El hermano menor de Bela, Andrés, príncipe de Galitzia fue expulsado de su principado en la primavera de 1229. Según la crónica de Galitzia-Volinia, Bela decidió ayudarlo a recuperar su trono, diciendo con orgullo que la ciudad de Galitzia "no permanecería en la faz de la tierra, porque no habría nadie para liberarla de sus manos". Bela cruzó las montañas de los Cárpatos y puso sitio a Galitzia junto con sus aliados cumanos en 1229 o 1230. Sin embargo no pudo apoderarse de la ciudad y se retiró con sus tropas. La crónica de Galitzia-Volinia escribe que muchos soldados húngaros "murieron de muchas aflicciones" en su camino a casa.

Bela invadió Bulgaria y sitio Vidin en 1228 o 1232, pero no pudo capturar la fortaleza. Casi al mismo tiempo, creó una nueva provincia fronteriza, el Banato de Szörény (Severin, Rumania), en las tierras entre los Cárpatos y el Danubio inferior. En una muestra de su soberanía en las tierras al este de los Cárpatos, Bela adoptó el título de "Rey de Cumania" en 1233. Bela patrocinó la misión del monje Julianus y otros tres monjes dominicos que decidieron visitar a los descendientes de los húngaros que habían permanecido por siglos en la Magna Hungaria, la legendaria patria de los húngaros.

Su reinado[editar]

Antes de la invasión mongola (1235–1241)[editar]

El rey Andrés murió el 21 de septiembre de 1235. Bela, que sucedió a su padre sin oposición, fue coronado rey en Székesfehérvár el 14 de octubre. Bela despidió y castigó a muchos de los asesores más cercanos de su padre. Por ejemplo, había cegado al Palatino Denis y encarcelo a Julius I Kán. El primero fue acusado de haber tenido una relación adúltera con la reina Beatriz, la joven viuda del rey Andrés mientras aun vivía. Bela ordenó su encarcelamiento, pero Beatriz se las arregló para escapar al Sacro Imperio Romano, donde dio a luz a su hijo póstumo, Esteban. Bela y su hermano, Colomán consideraron bastardo a su hijo.

Bela declaró que su principal objetivo era "la restitución de los derechos reales" y "el restablecimiento de la situación que existía en el país" durante el reinado de su abuelo, Bea III. Según el contemporáneo Roger de Torremaggiore, Bela incluso "había quemado las sillas de los barones" con el fin de evitar que se sentaran en su presencia durante las reuniones del consejo real. Bela estableció comisiones especiales que revisaran todas las cartas reales de las concesiones de tierras hechas después de 1196. La anulación de las antiguas donaciones alejo a muchos de los súbditos del rey. El Papa Gregorio IX protestó enérgicamente por el retiro de las concesiones reales hechas a los cistercienses y a las órdenes militares. A cambio de la renuncia de Bela por la posterior toma de dominios reales en 1239, el Papa le autorizó a emplear judíos y musulmanes locales en la administración financiera, que había sido durante décadas la oposición de la Santa Sede.

Después de regresar de la Magna Hungaria en 1236, el monje Julianus informó a Bela de los mongoles, que habían alcanzado en ese momento el río Volga y planeaban invadir Europa. Los mongoles invadieron Cumania- las regiones más occidentales de las estepas de Eurasia- y persiguieron a los cumanos. Huyendo de los mongoles, alrededor de 40.000 cumanos llegaron a las fronteras orientales del Reino de Hungría y exigieron su admisión en 1239.

Bela sólo aceptó darles refugio después que su líder, Koten había prometido convertirse junto con su pueblo al cristianismo, y combatir contra los mongoles. Sin embargo, el asentamiento de las masas de nómadas cumanos en las planicies a lo largo del río Tisza dio origen a muchos conflictos entre ellos y los habitantes locales. Bela, que necesitaba apoyo militar de los cumanos, rara vez los castigaba por sus robos, violaciones y otros delitos. Sus súbditos húngaros pensaron que estaba a favor de los cumanos, así "la enemistad surgió entre el pueblo y el rey", según Roger de Torremaggiore.

Bela apoyó el desarrollo de las ciudades. Por ejemplo, confirmó las libertades de los ciudadanos de Székesfehérvár y concedió privilegios a los colonos alemanes y húngaros en Bars (Starý Tekov, Eslovaquia) en 1237. Zadar, una ciudad en Dalmacia que se había perdido ante Venecia en 1202, reconoció la soberanía de Bela en 1240.

La invasión mongola de Hungría (1241–1242)[editar]

Béla IV escapa de los tártaros.

Los mongoles se reunieron en las tierras fronterizas de Hungría y Polonia bajo el mando de Batu Kan en diciembre de 1240. Exigieron la sumisión de Bela ante su Gran Kan Ogodei, pero Bela se negó a someterse y fortificó los pasos de montaña. Los mongoles se abrieron paso a través de las barricadas erigidas en el paso de Verecke (Paso de Veretsky, Ucrania) el 12 de marzo 1241.

El duque Federico II de Austria, quien llegó para ayudar a Bela contra los invasores, derrotó a una pequeña tropa mongola cerca de Pest. Tomó prisioneros, incluyendo cumanos de las estepas de Eurasia que habían sido obligados a unirse a los mongoles. Cuando los ciudadanos de Pest se dieron cuenta de la presencia de cumanos en el ejército invasor, surgió una histeria colectiva. Los habitantes acusaron a Koten y a sus cumanos de colaborar con el enemigo. Un motín estalló y la turba masacró al séquito de Koten. Koten fue bien sacrificado o se suicidó. Al enterarse de la suerte de Koten, sus cumanos decidieron dejar Hungría y destruyeron muchos pueblos en su camino hacia la península de los Balcanes.

Con la partida de los cumanos Bela perdió sus más valiosos aliados. Sólo pudo reunir un ejército de menos de 60.000 hombres contra de los invasores. El ejército real estaba mal preparado y sus comandantes-los barones alienado por Béla política "le hubiera gustado al rey para ser derrotado por lo que luego serían más querido para él", según Roger de la cuenta de Torre Mayor. El ejército húngaro fue prácticamente aniquilado en la batalla de Mohi en el río Sajó el 11 de abril de 1241. Fueron asesinados un gran número de señores húngaros, prelados y nobles, y el propio Bela apenas pudo escapar del campo de batalla. Huyó a través Nyitra a Presburgo (Nitra y Bratislava en Eslovaquia). Los mongoles triunfantes ocuparon y devastaron la mayoría de las tierras al este del río Danubio para finales de junio.

Por invitación del duque Federico II de Austria, Bela fue a Hainburg an der Donau. Sin embargo, el duque, en lugar de ayudar a Bela, le obligó a cederle tres condados (muy probablemente Locsmánd, Pozsony y Sopron). Desde Hainburg, Bela huyó a Zagreb y envió cartas al Papa Gregorio IX, el emperador Federico II, el rey Luis IX de Francia y a otros monarcas de Europa occidental, instándolos que enviaran refuerzos a Hungría. Con la esperanza de la ayuda militar, Bela incluso aceptó la soberanía del emperador Federico II en junio. El Papa declaró una cruzada contra los mongoles, pero ningún refuerzo llegó.

Los mongoles cruzaron el congelado Danubio a principios de 1242. Un destacamento mongol bajo el mando de Kadan, hijo del Gran Kan Ogodei, persiguió Bela de pueblo en pueblo en Dalmacia. Bela se refugió en la bien fortificada Trogir. Antes que Kadan pusiera sitio a la ciudad en marzo, llegaron noticias de la muerte del Gran Kan. Batu Kan quería asistir a la elección del sucesor de Ogodei con suficientes tropas y ordenó la retirada de todas las fuerzas mongolas. Bela, que estaba agradecido con Trogir, concedió a la ciudad tierras cerca de Split, causando un largo conflicto entre las dos ciudades de Dalmacia.

«Segundo Fundador del Estado» (1242–1261)[editar]

Al regresar a Hungría en mayo de 1242, Bela se encontró con un país en ruinas. La devastación fue especialmente fuerte en las planicies orientales del Danubio, donde quedó despoblada al menos la mitad de las aldeas. Los mongoles habían destruido la mayoría de los centros tradicionales de administración, que eran defendidos por muros de tierra y madera. Sólo los lugares bien fortificados, incluyendo Esztergom, Székesfehérvár y la Archiabadía de Pannonhalma, habían resistido el asedio. Una gran hambruna siguió en 1242 y 1243.

La preparación para una nueva invasión mongola fue la preocupación central en la política de Bela. En una carta de 1247 al Papa Inocencio IV, Bela anunció su plan de fortalecer el Danubio -el "río de los enfrentamientos"- con nuevos fuertes. Abandonó la antigua prerrogativa real de construir y poseer castillos, promoviendo la construcción de casi 100 nuevas fortalezas para el final de su reinado. Por ejemplo, Bela tenía un nuevo castillo construido en Nagysáros (Veľký Šariš, Eslovaquia).

Bela trató de incrementar el número de los soldados y mejorar su equipo. Hizo concesiones de tierras en las regiones boscosas y obligó a los nuevos terratenientes a equipar caballería con armaduras pesadas para servir en el ejército real. Por ejemplo, los llamados diez lanzas nobles de Szepes (Spiš, Eslovaquia) recibieron sus privilegios de Bela en 1243. Incluso permitió a los barones y prelados a emplean nobles armados, que anteriormente habían estado subordinados directamente al soberano, en su séquito privado. Bela concedió el Banato de Szörény a los Caballeros Hospitalarios el 2 de junio de 1247, pero los caballeros abandonaron la región para 1260.

Por lo menos el 15% de la población pereció durante la invasión mongola y la hambruna que siguió, y Bela promovió la colonización. Concedió libertades especiales para los colonos, incluyendo la libertad personal y el tratamiento de impuestos favorables. Alemanes, moravos, polacos, rutenos y otros "invitados" llegaron de los países vecinos y se establecieron en las regiones despobladas o escasamente pobladas. También persuadió a los cumanos que habían abandonado Hungría en 1241 para regresar y ellos se establecieron en las planicies a lo largo del río Tisza. Incluso organizó la participación de su hijo primogénito, Esteban, que fue coronado rex iunior en o antes de 1246, con Isabel, la hija de un jefe cumano.

Bela había otorgado los privilegios de Székesfehérvár a más de 20 asentamientos, promoviento su desarrollo en las ciudades auto-gobernadas. Las libertades de los pueblos mineros en la Alto Hungría también se especificaron en el reinado de Bela. Para propósitos defensivos, trasladó a los ciudadanos de Pest en una colina en el lado opuesto del Danubio en 1248. En dos décadas su nueva ciudad fortificada, Buda se convirtió en el más importante centro comercial en Hungría. Bela también concedió privilegios a Gradec, el centro fortificado de Zagreb, en 1242 y los confirmó en 1266.

Bela adoptó una activa política exterior poco después de la retirada de los mongoles. En la segunda mitad de 1242 invadió Austria y forzó al duque Federico II que entregara los tres condados que le fueron cedidos durante la invasión mongola. Por otra parte, Venecia ocupo Zadar en el verano de 1243. Bela renunció a ella el 30 de junio de 1244, pero Venecia reconoció su pretensión de un tercio de los ingresos aduaneros de la ciudad dálmata.

Bela estableció una alianza defensiva contra los mongoles. Casó a tres de sus hijas con los príncipes cuyos países también estaban amenazados por los mongoles. Rostislav Mijáilovich, un pretendiente al Principado de Galitzia, fue el primero en casarse en 1243 con Ana, una de las hijas de Bela. Bela apoyó a su yerno en la invasión de Galitzia en 1245, pero el oponente de Rostislav, Daniel Romanovich repelió el ataque.

El 21 de agosto 1245 el Papa Gregorio liberó a Bela del juramento de fidelidad que había hecho al emperador Federico durante la invasión mongola. Al año siguiente el duque Federico II de Austria invadió Hungría. Derrotó al ejército de Bela en la batalla del río Leita el 15 de junio de 1246, pero murió en el campo de batalla. Su muerte sin descendencia dio lugar a una serie de conflictos, ya que tanto su sobrina Gertrudis como su hermana, Margarita hizo un reclamo en Austria y Estiria. Bela decidió únicamente intervenir en el conflicto después de que el peligro de una segunda invasión mongola había disminuido a finales de la década de 1240. Como represalia de una antigua incursión de Austria a Hungría, Bela hizo una incursión de saqueo en Austria y Estiria en el verano de 1250. En ese año se reunió y firmó un tratado de paz con Daniel Romanovich, príncipe de Galitzia en Zólyom (Zvolen, Eslovaquia). Con la mediación de Bela, un hijo de su nuevo aliado, Román se casó con Gertrudis de Austria.

Bela y Daniel Romanovich unieron sus tropas e invadieron Austria y Moravia, en junio de 1252. Después de su retirada, Otakar, markgrave de Moravia-que se había casado con Margarita de Austria-invadió y ocupó Austria y Estiria. En el verano de 1253, Bela lanzó una campaña contra Moravia y puso sitio a la ciudad de Olomouc. Daniel Romanovich, Boleslao el Casto de Cracovia, y Vladislao de Opole intervinieron en nombre de Bela, pero el rey levantó el sitio a finales de junio. El Papa Inocencio IV medio un tratado de paz, que se firmó en Presburgo (Bratislava, Eslovaquia) el 1 de mayo de 1254. Según el tratado, Otakar, que en ese momento se había convertido en rey de Bohemia, cedió Estiria a Bela.

Bela nombró a su yerno, Rostislav Mijáilovich ban de Macsó (Mačva, Serbia) en 1254. La misión de Rostislav era la creación de una zona segura a lo largo de las fronteras del sur. Rostislav ocupo Bosnia en el año de su nombramiento y obligo al emperador Miguel Asen I de Bulgaria a ceder Belgrado y Barancs (Braničevo, Serbia) en 1255. Bela adoptó el título de rey de Bulgaria, pero sólo lo utilizo ocasionalmente en los años siguientes.

Los nobles de Estiria se levantaron en rebelión contra el gobernador de Bela Esteban Gutkeled y lo expulsaron a principios de 1258. Bela invadió Estiria, restableció su soberanía y nombró a su hijo mayor, Esteban duque de Estiria. En 1259, el sucesor de Batu Kan, Berke propuso una alianza ofreciendo casar a una de sus hijas con un hijo de Bela, pero el rey rechazó la oferta del kan.

Descontentos con el gobierno del hijo de Bela, los señores de Estiria buscaron la ayuda de Otakar de Bohemia. Bela y sus aliados, Daniel Romanovich, Boleslao el Casto, y Leszek el Negro de Sieradz invadieron Moravia, pero Otakar los venció en la batalla de Kressenbrunn el 12 de junio de 1260. La derrota obligó a Bela a renunciar a Estiria en favor del rey de Bohemia en la Paz de Viena, que fue firmado el 31 de marzo de 1261. Por otra parte, Otakar se divorció de su esposa de edad avanzada, Margarita de Austria y se casó con la nieta de Bela, la hija de Rostislav Mijáilovich y Ana, Cunigunda.

Bela había planeado originalmente ofrecer a su hija menor, Margarita en matrimonio con el rey Otakar. Sin embargo, Margarita, que había estado viviendo en el monasterio de la Santísima Virgen en la isla de los conejos, rehuso el compromiso. Con la ayuda de su confesor dominico, Margarita tomó sus votos religiosos finales que impidieron su matrimonio. Enfurecido por este acto, el rey, que había hasta ese momento apoyado a los dominicos, favoreció a los franciscanos en los años posteriores. Bela incluso se convirtió en un terciario franciscano, según la Gran Leyenda de su santa hermana, Isabel.

Conflicto con su hijo Esteban[editar]

Bela IV. Imagen de la Crónica Ilustrada húngara.

Bela IV tuvo que enfrentarse a la rebeldía de su propio hijo Esteban, quien condujo en la década de 1260 varias guerras contra el rey.[1] Las causas que originaron este conflicto son desconocidas: en los documentos de Esteban argumenta que su padre lo quería privar de su herencia que le correspondía como hijo mayor, por otra parte los registros del rey comentaban que barones y nobles insidiosos contribuyeron a que surgiese la disputa entre ambos.[1] Es probable que la causa de este conflcito haya sido que Bela IV otorgase el ducado de Eslavonia a su hijo menor, también llamado Bela, privando de éste a Esteban.[2] Desde casi un siglo, pareciese haberse establecido la tradición implícita de que el hijo mayor, o sencillamente el heredero a la corona húngara recibía el título de «dux totus slavoniae» o «duque de toda Eslavonia», por lo cual, Esteban pudo haberse sentido ofendido y desplazado al ser privado de esta dignidad entregada a su hermano menor.[2] Al mismo tiempo, el monarca no dejó sin territorios a Esteban, sino que lo transifiró al ducado de Transilvania en 1262, tras lo cual Esteban consiguió ampliar su influencia inclusive hasta los territorios reales.[3] Tras acordar en Presburgo una paz, Bela prometió conformarse con lo obtenido de su padre, sin embargo pronto volvió a estallar la guerra entre las dos partes, y el duque luego de presionar a su padre tomó el título de rex iunior.[4]

Bela IV, molesto por la insolencia y la cada vez mayor independencia de su hijo, le atacó en 1264, donde fue capturado y posteriormente liberado con toda su familia.[4] Sin embargo, Esteban continuó presionando militarmente al ejército de su padre y expulsándolo del oeste del reino, hasta que se produjo la batalla de Isaszeg, el enfrentamiento decisivo en 1265.[4] La batalla fue ganada por Esteban, y Bela IV se vio forzado a devolverle los territorios que pretendía tomar de él.[4] Se firmó un tratado de paz, aunque la tensión entre ambos bandos duraría hasta la muerte de Bela en 1270.[5] Interesante destacar, que sin importar que Esteban ganó, nunca puso en peligro la vida de su padre e inclusive victorioso, no presionó para hacerse coronar rey de Hungría y desplazarlo.[4] En 1270 tras la muerte del rey Bela, su hijo se hizo coronar como Esteban V de Hungría.[1]

Legado[editar]

Estatua de Bela IV de Hungría, Plaza de los Héroes (Budapest)

Debido a la más y más caótica situación interna después de su muerte, muchos lo consideraban como el último gobernante que trajo la paz al reino. El epigrama en su tumba hace referencia esa idea:

Aspice rem caram:
tres cingunt Virginis aram:
Rex, Dux, Regina,
quibus adsint Gaudia Trina
Dum licuit, tua dum viguit
rex Bela, potestas,
Fraus latuit, pax firma fuit,
regnavit honestas.|

Matrimonio y descendencia[editar]

El rey Bela IV tomó como esposa en 1220 a María Láscarina, hija del emperador niceo Teodoro I Láscaris y su consorte Ana Comnena Angelina, hija del emperador bizantino Alejo III Ángelo. De esta unión nacieron:[6]

  1. Santa Kinga de Polonia (1224-1292). Esposa del duque Boleslao V el Casto de Polonia.[7]
  2. Margarita (? - 1242).[8]
  3. Catalina (? - 1242).[9]
  4. Ana (1226/27 – 1271). Esposa de Rostislav Mijaílovich.[10]
  5. Beata Yolanda de Polonia (1235-1298). Esposa del duque Boleslao el Piadoso de Polonia.[11]
  6. Isabel duquesa de Baviera (1236–1271). Esposa del duque Enrique XIII de Baviera.[12]
  7. Beata Constanza de Hungría (1237-1276). Esposa de León I de Galitzia.[13]
  8. Esteban V de Hungría (1239-1270). Rey de Hungría.[14]
  9. Santa Margarita de Hungría (1242-1270). Monja dominica cuyo culto religioso alcanzó un muy alto nivel de respeto y devoción en el reino en décadas y siglos posteriores.[9]
  10. Bela de Hungría (12431269). Duque de Eslavonia.[15]

Ancestros[editar]

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Lukinich, 1937, pp. 74-75
  2. a b Fine (1994), p. 175.
  3. Horváth (1989), pp. 68-9.
  4. a b c d e Kristó Gyula (1983), «Családja eredete», Csák Máté (Magyar história), Gondolat Budapest, ISBN 963-281-736-2 
  5. Chronicon Dubnicense, p. 105
  6. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Thomas_Archdeacon_of_Split165
  7. Annales Cracovienses Compilati 1234, MGH SS XIX, p. 597.
  8. Thomas Archdeacon of Split 39, p. 303.
  9. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas L.C3.A1z.C3.A1r1993
  10. Georgius Akropolites 62, p. 134.
  11. Annales Cracovienses Compilati 1259, MGH SS XIX, p. 600.
  12. Hermanni Altahenses Annales 1244, MGH SS XVII, p. 394.
  13. Baumgarten (1927), p. 49, citing Wertner, M. Az Arpadól czáládi törtenété, pp. 485-8, chr rus. I 185.
  14. Chronicon Varadiense, 20, p. 259.
  15. Chronicon Varadiense, 20, p. 259.

Bibliografía[editar]

  • Ágoston, Gábor; Masters, Bruce Alan (2009) (en inglés), Encyclopedia of the Ottoman Empire, Infobase Publishing, ISBN 0816062595 
  • Almási, Tibor (2000) (en húngaro), A tizenharmadik század történelme, Pannonica Kiadó, ISBN 963-9252-22-0 
  • Berend, Nóra (2001) (en inglés), At the gate of Christendom: Jews, Muslims, and "pagans" in medieval Hungary, c. 1000-c. 1300, Cambridge University Press, ISBN 0521651859 
  • Jacques, Tony (2007) (en inglés), Dictionary of Battles and Sieges, Greenwood Press, ISBN 0-313-33536-2 
  • Július Sopko (2004) (en checo), Kronika uhorských kráľov zvaná Dubnická, Budmerice: Vydavateľstvo Rak, ISBN 80-85501-13-9 
  • Kristó, Gyula (2003) (en húngaro), Magyarország uralkodói, Pannonica Kiadó, ISBN 9639252603 
  • Kristó, Gyula (1986) (en húngaro), Az Árpád-kor háborúi, Debrecen: Zrínyi Kiadó, ISBN 963-326-348-4 
  • Lendvai, Paul; Major, Ann (2003) (en inglés), The Hungarians: A Thousand Years of Victory in Defeat, Hurst & Co. Publishers, ISBN 1850656738 
  • Lukinich, Imre (1937) (en inglés), A history of Hungary in biographical sketches, Ayer Publishing 
  • Molnár, Miklós (2001) (en inglés), A concise history of Hungary, Cambridge University Press, ISBN 0521667364 
  • Sugar, Peter F.; Hanák, Péter (1994) (en inglés), A History of Hungary, Indiana University Press, ISBN 025320867X 

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Andrés II
Rey de Hungría y Croacia
Armoiries Hongrie ancien.svg

1235 - 1270
Sucesor:
Esteban V
Predecesor:
Interregno
Duque de Estiria
Steiermark Wappen (shield).svg

1254 - 1258
Sucesor:
Esteban V