Begleitkommando SS des Führers

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hermann Göring y Joseph Goebbels entre miembros del Reichssicherheitsdienst Korps (1936)

El Begleitkommando SS des Führers o también llamado SS Begleit-Kommando fue una unidad especial escogida de entre las filas de la Waffen SS destinada exclusicamente al servicio de Hitler y fue creada a petición del mismo líder alemán en 1932 en sustitución de la llamada vieja guardia del NSDAP (SA).

Historia[editar]

La Begleit Kommando fue originalmente compuesta por 8 hombres agrupados como Führerschutzkommando de la policía criminal bávara escogidos personalmente por Himmler, y creada el 29 de febrero de 1933.[1]

Sus miembros inicialmente fueron:

Inicialmente estos miembros tenían la misión de dar protección al Führer en cooperación con las fuerzas policiales a cargo de la Gestapo; no obstante, y más adelante además debían prestar servicios "especiales" como ayudantes de cámara, secretarios, conductores, oficiales de protocolo etc. Pertenecer a este grupo escogido era considerado un alto honor para un componente de las SS y gozaban de privilegios especiales. Sin embargo, inicialmente los miembros de esta guardía no portaban armas y solo se valían de una fusta de cuero con alma de metal por toda arma, se distinguían de otras unidades SS por llevar en el lado izquierdo de la solapa un par de diamantes como emblema. En 1933, obtuvieron licencia para porte de armas y sus uniformes se homologaron a la de las SS y en 1934 se asmilaron a los Begleitkommando de las SS.

Los begleit kommando actuaron sobre todo en los viajes del estadista alemán dentro y fuera del territorio y cuando Hitler se convirtió en estadísta en 1934, su nombre cambió a Führerschutzkommando ampliándose el cupo de 8 miembros a unos 20, igualmente escogidos de entre las SS y dando cobertura a los principales líderes del nazismo.[2]

El 1 de agosto de 1935, se le cambió el nombre a Reichssicherheitsdienst (Servicio de Seguridad del Reich), aceptando entre sus filas a algunos policías y miembros de la Wehrmacht que se asimilaron en 1937 totalmente a las SS bajo el mando de Heinrich Himmler. Donde quiera que Hitler iba, este comando se adelantaba y daba una profunda inspección a la seguridad del recinto, en especial operaron en Berghof, Wolfsschanze y finalmente en el Führerbunker.

Algunos miembros fueron muertos en el transcurso del asalto al Reichstag:[3]

La mayoría de sus miembros fueron capturados por el ejército soviético tras la Batalla de Berlín y fueron conducidos a cuarteles de la NKVD en Moscú para ser interrogados, solo unos cuantos volvieron con vida a Alemania Federal.

Algunos de los sobrevivientes tras varios años de cautiverio en la Unión Soviética fueron:

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Peter Hoffmann, Hitler’s Personal Security: Protecting the Führer, 1921-1945 (Da Capo Press, 2000), 336 páginas.