Batería de níquel-hierro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batería de níquel-hierro
Thomas Edison's nickel–iron batteries.jpg
Las baterías de níquel-hierro fabricadas entre 1972 y 1975 bajo la marca "Exide" desarrolladas originalmente en 1901 por Thomas Edison.
Energía específica 30[1] − 50[2] Wh/kg
Densidad energética 30[1] Wh/l
Potencia específica 100[2] W/kg
Eficiencia carga/descarga 65%–80%[3]
Energía / precio consumidor 1.5[1] – 6.6[2] Wh/US$
Velocidad de autodescarga (%/mes) 20%[1] [2] – 30%[2] /mes
Durabilidad (tiempo) 30[3] – 50 años[1] [4]
Durabilidad (ciclos) Repetidas descargas completas no reducen significativamente su vida últil.[1] [3]
Voltaje de célula nominal 1.2 V[2]
Temperatura de carga min. −40 °C – max.46 °C[5]
[editar datos en Wikidata ]

La batería de níquel-hierro (batería de NiFe) es una batería recargable que tiene Óxido de níquel (III)-hidróxido en la placas positivas y hierro en las negativas, con un electrolito de hidróxido de potasio . Los materiales activos se mantienen en tubos de acero niquelados o bolsas perforadas. Es una batería muy robusta que es tolerante al abuso, (sobrecarga, descarga profunda y cortocircuitos) y puede tener muy larga vida, incluso tratada así. A menudo se utiliza en situaciones de copia de seguridad en las que se puede cargar de forma continua y puede durar más de 20 años. Debido a su bajo consumo de energía específica, mala retención de carga y el alto costo de producción, otros tipos de baterías recargables han desplazado a la batería de níquel-hierro en la mayoría de las aplicaciones.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]