Batería de flujo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquema de funcionamiento de una batería de flujo de vanadio

Una batería de flujo es un tipo de batería recargable donde la recarga es proporcionada por dos componentes químicos, disueltos en líquidos contenidos dentro del sistema y separados por una membrana. El intercambio de iones (que proporciona flujo de corriente eléctrica) se produce a través de la membrana, mientras los dos líquidos circulen en su propia espacio respectivo. El voltaje de la celda (pila/batería) se determina químicamente por la ecuación de Nernst y rangos, en aplicaciones prácticas, desde 1,0 a 2,2 voltios.

Una batería de flujo es técnicamente similar tanto a una pila de combustible, como a una celda electroquímica (reversibilidad electroquímica). Aunque tiene ventajas técnicas, tales como depósitos de líquidos separables potencialmente y casi longevidad ilimitada sobre la mayoría de las pilas recargables convencionales, las implementaciones actuales son relativamente menos poderosas y requieren una electrónica más sofisticada.

Químicas[editar]

Pareja Max. voltaje de la célula (V) Promedio de densidad de potencia del electrodo (W/m2) Promedio de densidad de energía del fluido (W·h/kg)
Bromo-hidrógeno 7,950
Hierro-titanio 0.62 <200
Hierro-titanio 0.43 <200
Hierro-cromo 1.07 <200
Vanadio-vanadio (sulfato) 1.4 ~800 25
Vanadio-vanadio (bromuro) 50
Polisulfuro de sodio / bromo 1.54 ~800
Zinc-bromo 1.85 ~1,000 75
Plomo-ácido (metanosulfonato) 1.82 ~1,000
Zinc-cerio (metanosulfonato) 2.43 <1,200–2,500

Aplicaciones[editar]

  • Vehículos eléctricos -. Ya que las baterías de flujo pueden ser rápidamente "recargadas", sustituyendo el electrolito, pueden ser utilizadas para aplicaciones en las que el vehículo tiene que tener la energía tan rápidamente como en un vehículo de motor de combustión.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]