Batalla de las Islas Santa Cruz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de las Islas Santa Cruz
Parte de la Guerra del Pacífico
en la Segunda Guerra Mundial
SantaCruzNorthampton.jpg
El Northampton trata de remolcar al USS Hornet dañado durante la batalla.
Fecha 25 al 27 de octubre de 1942
Lugar Islas Santa Cruz, Islas Salomón
Coordenadas 8°38′00″S 166°43′00″E / -8.63333333, 166.71666667Coordenadas: 8°38′00″S 166°43′00″E / -8.63333333, 166.71666667
Resultado Victoria pírrica del Japón
Beligerantes
US flag 48 stars.svg Estados Unidos Flag of Japan.svg Imperio del Japón
Comandantes
Bandera de los Estados Unidos William Halsey, Jr.,
Bandera de los Estados Unidos Thomas C. Kinkaid
Bandera de Japón Isoroku Yamamoto,
Bandera de Japón Nobutake Kondō,
Bandera de Japón Chuichi Nagumo
Fuerzas en combate
2 portaaviones,
1 acorazado,
6 cruceros,
14 destructores,
136 aviones[1]
4 portaaviones,
4 acorazados,[2]
10 cruceros,
22 destructores,
199 aviones[3]
Bajas
1 portaaviones hundido,
1 portaaviones averiado,
1 acorazado averiado,
81 aviones derribados,
266 muertos[4]
3 portaaviones seriamente dañados,
1 crucero hundido,
99 aviones derribados,
400–500 muertos[5]
[editar datos en Wikidata ]

La batalla de las islas Santa Cruz fue una batalla aeronaval de la Guerra en el Océano Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial, que se desarrolló entre el 25 y el 27 de octubre de 1942 entre la isla de Guadalcanal y las Islas Santa Cruz, un grupo de islas pertenecientes al archipiélago de las Islas Salomón que se encuentra a 400 kilómetros al sudeste del archipiélago principal.

Esta batalla, que enfrentó a la Armada Imperial Japonesa con la Armada de los Estados Unidos, se inscribe en el marco del conjunto de combates entre los japoneses y los aliados por el control de la zona marítima de Guadalcanal, importante por el hecho de que de dicho control dependía la capacidad de desembarco de nuevas unidades terrestres en dicha isla, con el objetivo de ganar la batalla terrestre de Guadalcanal que se estaba desarrollando de forma simultánea.

Contexto[editar]

Mientras proseguían los combates terrestres en la isla de Guadalcanal (véase Batalla de Guadalcanal), se acrecentaba la presión de la Marina japonesa sobre las islas Salomón. El 11 de octubre, la Flota combinada japonesa había partido del atolón de Truk para alcanzar las Salomón el día 14.

Aún cuando la situación de las tropas estadounidenses en la isla de Guadalcanal parecía haber mejorado, especialmente con la llegada como refuerzo del 164.º Regimiento de Infantería estadounidense, así como con la presencia de 90 aviones en el Aeródromo Henderson (Henderson Field) de la isla, las posiciones estadounidenses de Guadalcanal fueron objeto de fuertes bombardeos navales durante la noche del 14 de octubre, uno de cuyos efectos fue la destrucción de la mitad de los aviones del aeródromo y de las reservas de combustible de la base aérea.

Así pues, el control ejercido por la flota japonesa parecía total. El día 15, el Aeródromo Henderson no pudo recibir suministros sino a través de aviones llegados desde la lejana base estadounidense en la isla de Espíritu Santo, que transportaron apenas el suficiente combustible como para permitir el consumo de una escuadrilla. Sin embargo, esta llegada de suministros de combustible permitió a los aviones del aeródromo golpear fuertemente a los buques de transporte japoneses, hundiendo a seis de ellos mientras efectuaban desembarcos de tropas japonesas, aunque los bombardeos navales japoneses se reemprendieron la noche del 15, durante la cual los cruceros japoneses Myoko y Maya lanzaron más de 1.500 obuses contra las posiciones ocupadas por los Marines y sobre el aeródromo.

El almirante Nimitz escribió por entonces: "Parece que seamos incapaces de controlar las aguas de Guadalcanal. El aprovisionamiento de nuestras posiciones no podrá hacerse pues sino a muy alto costo. La situación no es desesperada, pero ciertamente es crítica". Ese mismo día, Nimitz decidió relevar de su cargo de ComSoPac (Commander South Pacific Force o jefe de las Fuerzas del Sur del Pacífico) al vicealmirante Robert L. Ghormley. No se ponían en duda las aptitudes y capacidades de Ghormley, pero tanto él como sus ayudantes se encontraban agotados por los dos meses ininterrumpidos de campaña.

El crucero pesado japonés Chikuma.

Sustituyó a Ghormley por un hombre cuyo espíritu combativo no dejaba lugar a dudas, el vicealmirante William F. Halsey. Su llegada al teatro de operaciones mejoró notablemente la moral de las tropas estadounidenses, especialmente cuando aseguró al general Alexander Vandegrift, comandante en jefe de las tropas terrestres en Guadalcanal, que la Marina estadounidense le daría todo el apoyo que le fuese posible.

El 16 de octubre, el portaaviones Enterprise, reparado tras los daños sufridos durante la batalla de las Salomón Orientales, partía de la base naval de Pearl Harbor junto con el nuevo acorazado South Dakota, dirigiéndose a toda máquina hacia las Salomón. En el buque se había instalado un nuevo sistema de artillería antiaérea, que en los días sucesivos mostraría su utilidad.

Mientras que las tropas terrestres estadounidenses rechazaban violentos ataques contra su perímetro en la isla, entre los días 20 al 23 de octubre, el Enterprise y el Hornet se encontraban cerca de la isla de Espíritu Santo, volviendo a formar la Task Force 61 (TF 61), que quedó bajo el mando del contralmirante Thomas Kinkaid.

El 24 de octubre, informado erróneamente de que el aeródromo Henderson había finalmente caído en manos japonesas, el almirante Isoroku Yamamoto dio orden a la Flota Combinada, bajo el mando del vicealmirante Nobutake Kondo, de poner proa al sudeste y aniquilar a la flota estadounidense, mientras que Halsey, anticipándose a una tentativa de la Flota Combinada al nordeste de Guadalcanal, envió la TF 61 en dirección a las islas Santa Cruz. cruz

Las fuerzas enfrentadas[editar]

Siglas[editar]

(CV=Portaaviones; CVL=Portaaviones ligero; BB=Acorazado; CA=Crucero pesado; CL=Crucero ligero; DD=Destructor; SS=Submarino)

Fuerzas norteamericanas[editar]

Designación Comandante Efectivos
CInCPAC Almirante Chester Nimitz
ComSoPac Vicealmirante W.F.Halsey
Task Force 61 Contralmirante Thomas Kinkaid
  TF 16 Contralmirante Thomas Kinkaid 1 CV (Enterprise), 1 BB (South Dakota), 1 CA (Portland), 1 CL (San Juan), 8 DD
  TF 17 Contralmirante George Murray 1 CV (Hornet), 2 CA (Northampton y Pensacola), 2 CL (San Diego y Juneau), 6 DD
Task Force 64 (cruzando al sur de las Salomón) Contralmirante Willis A. Lee 1 BB (Washington), 2 CA (San Francisco, Chester), 2 CL (Atlanta, Helena), 6 DD
Task Force 63 Contralmirante Aubery W. Fitch Aviones con base en Henderson, Espíritu Santo y Nueva Caledonia: 240 aviones
Total : 2 CV, 2 BB, 5 CA, 5 CL, 20 DD. 410 aviones, de los que 170 embarcados

Fuerzas japonesas[editar]

Designación Comandante Efectivos
Comandante en jefe Almirante Isoroku Yamamoto Comandant de la Flota Combinada
Fuerza de ataque Vicelmirante Chuichi Nagumo 2 CV (Shokaku, Zuikaku), 1CVL (Zuiho), 1 CA (Kumano), 8 DD
  Vanguardia contralmirante Hiroake Abe 2 BB (Hiei, Kirishima), 3 CA (Tone, Chikuma, Suzuya), 1CL (Nagara), 13 DD
2ª Flota Vicelmirante Nobutake Kondo (apoyo a las tropas de Guadalcanal)
  Fuerza avanzada Vicelmirante Nobutake Kondo 4 CA (Atago, Takao, Myoko, Maya), 1CL Isuzu), 6 DD
  Grupo aéreo Contralmirante Kakuji Kakuta 1 CVL (Junyo), 2 DD
  Gropo de apoyo Vicelmirante Takeo Kurita 2 BB (Kongo, Haruna), 2 DD
  Gropo de asalto (Guadalcanal) Vicealmirante Gunichi Mikawa 3 DD
  Grupo de bombardeo (Guadalcanal) Contralmirante Tomatsu Takama 1 CL (Yura), 5 DD
Forces expedicionarias avanzadas Vicelmirante Teruhisa Komatsu 12 SS
Total : 2 CV, 2 CVL, 4 BB, 8 CA, 3 CL, 38 DD, 12 SS, 220 aviones.

La batalla[editar]

El USS Enterprise en acción en el curso de la batalla.

Poco después del mediodía del 25 de octubre, unos Catalinas procedentes de la isla de Espíritu Santo descubrieron a los portaaviones japoneses aproximadamente a 450 kilómetros al noroeste de la TF 61. Tras haberse acercado a ellos, Kinkaid hizo despegar algunos Dauntless y Wildcats, que sin embargo no pudieron encontrar a la escuadra del vicealmirante Nagumo, que había puesto rumbo norte tras el encuentro con los aviones Catalina. Poniendo rumbo noroeste durante la noche, Kincaid intentó aproximarse a la escuadra de Nagumo, a la vez que recibía nuevos informes desde la isla de Espíritu Santo, enviados por los Catalina ya el 26 de octubre, hacia las 3:00 Nagumo continuó su escapada hacia el norte, pero el vicealmirante Halsey, tras haber recibido los informes, dio a Kincaid la orden de hacer despegar sus aviones al alba.

El Enterprise envió una patrulla compuesta por 16 Dauntless, que localizó al alba a la vanguardia del contralmirante Hiroake Abe aproximadamente a 200 kilómetros de la Task Force, y luego, poco después, más al norte, el objetivo de Kincaid, los portaaviones de la fuerza principal japonesa. Los Dauntless convergieron entonces hacia los portaaviones de Nagumo y, hacia las 8:30 , dos bombas alcanzaron al Zuiho, provocándole graves daños que le mantuvieron fuera de servicio durante varios meses. A pesar de ser objeto de la persecución de cazas Zero japoneses, todos les Dauntless lograron escapar.

El destructor japonés Akizuki explota tras haber sido alcanzado por varias bombas.

El Zuiho, sin embargo, había hecho despegar a sus escuadrillas desde hacía mucho rato, y éstas se dirigían hacia los portaaviones estadounidenses. Hacia las 9:00, los portaaviones estadounidenses lanzaron importantes oleadas de ataque: 29 aviones del Hornet, 20 del Enterprise, y seguidamente 25 más del Hornet. Tres escuadrillas se dirigían pues contra los portaaviones japoneses, a la vez que una escuadrilla japonesa se acercaba a la TF 61, mientras que Nagumo se disponía a hacer despegar a una segunda oleada de ataque. A un centenar de kilómetros del Enterprise, se encontraron las escuadrillas estadounidenses y japonesas. Tras un rápido combate aéreo entre ellas, cuatro Avengers y tres Zeros fueron derribados. Algunos minutos más tarde, las escuadrillas japonesas se acercaron al Hornet y al Enterprise. A pesar de la defensa organizada por los Wildcats, los bombarderos japoneses lograron atravesar la barrera defensiva y atacar a los portaaviones. El Hornet fue alcanzado por varias bombas y por dos torpedos. En pocos minutos, el fuego avanzaba descontrolado en el portaaviones, que tuvo que ser abandonado, siendo hundido por algunos destructores Estadounidenses para evitar que los Japoneses lo capturaran. Otra vez más, a la flota estadounidense no le quedaba en el pacífico más que al Enterprise.

El USS Hornet siendo atacado por un bombardero japonés.

Simultáneamente, a las 10:30, los Dauntless del Hornet lograban averiar al crucero pesado Chikuma, aunque fallaron el tiro respecto del Tone. Veinte minutos más tarde, otra escuadrilla estadounidense logró alcanzar al Shokaku y al Zuiho, que ya había sufrido daños previos. El Shokaku fue alcanzado por de tres a seis bombas, logrando salvarse gracias a que había hecho despegar a sus escuadrillas y, en consecuencia, sus cubiertas se hallaban vacías de combustible, a pesar de que quedó fuera de combate durante varios meses.

Hacia las 11:00, mientras el Enterprise recuperaba las escuadrillas que regresaban del ataque y se aprestaba a hacer despegar una segunda oleada, atacó la segunda oleada japonesa. La defensa antiaérea del San Juan y del South Dakota, junto con los cazas del Enterprise, lograron derribar a la mitad de los aviones atacantes, aunque el resto logró ejecutar el ataque. Una bomba hizo explosión en la cubierta de despegue, mientras que otra explotaba en las cubiertas inferiores. Una tercera hizo estallar las reservas de combustible. Sin embargo, la situación estaba controlada. Pudo así escapar a un segundo ataque, llevado a cabo por aviones torpederos, gracias a sucesivas maniobras de evasión. Un tercer ataque contra el Enterprise fracasó, aunque el South Dakota y el San Juan sufrieron daños leves. Cuando el Enterprise hubo recuperado a todos los aviones en vuelo (con dificultades, ya que sus ascensores habían quedado destruidos), Kincaid dio orden de interrumpir el combate.

El USS South Dakota es atacado por un avión torpedero japonés.

Los japoneses, inicialmente, quisieron perseguir a la flota estadounidense, pero un ataque efectuado por aviones Catalina durante la noche del 27 de octubre, añadido al hecho de que ellos mismos habían perdido un gran número de aviones, decidió al almirante Yamamoto a ordenar el regreso de la flota japonesa a Truk.

Consecuencias de la batalla[editar]

Al precio de la pérdida del Hornet, lo que suponía la mitad de las fuerzas aeronavales estadounidenses, la flota estadounidense había logrado hacer retroceder a una fuerza japonesa netamente superior en número, impidiéndole alcanzar la isla de Guadalcanal y de desembarcar en ella refuerzos que habrían creado graves problemas para los Marines que allí estaban combatiendo.

Para completar el panorama, las fuerzas aeronavales japonesas salieron de la batalla seriamente debilitadas. Aunque las pérdidas en número de aviones fueron elevadas por ambas partes —74 estadounidenses y 92 japoneses— los japoneses habían perdido 70 pilotos de aviones, mientras que las pérdidas estadounidenses fueron tan sólo de 33 aviadores.

Un mes más tarde, el Enterprise, tras haber sido reparado, volvía a estar a pleno rendimiento operativo. Los nuevos sistemas de defensa antiaérea que había utilizado por vez primera durante la batalla de las islas Santa Cruz habían probado su eficacia.

Referencias[editar]

  1. Frank, Guadalcanal, p. 373.
  2. Kongō, Haruna, Hiei, Kirishima. Ver «Order of Battle - Battle of the Santa Cruz Islands». Consultado el 21 de septiembre de 2009.
  3. Frank, Guadalcanal, p. 373.
  4. Frank, Guadalcanal, p. 401 & Lundstrom, Guadalcanal Campaign, p. 456.
  5. Frank, Guadalcanal, p. 400–401, Peattie, p. 180 & 339, & Lundstrom, Guadalcanal Campaign, p. 454.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

08°38′S 166°43′E / -8.633, 166.717