Batalla de Wagram

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Wagram
Guerras Napoleónicas
Fecha 56 de julio de 1809
Lugar Wagram, cerca de Viena Austria
Coordenadas 48°17′58″N 16°33′52″E / 48.299444444444, 16.564444444444Coordenadas: 48°17′58″N 16°33′52″E / 48.299444444444, 16.564444444444
Resultado Victoria francesa decisiva
Consecuencias Final de la Quinta Coalición
Armisticio de Znaim
Tratado de Schönbrunn
Beligerantes
Bandera de Francia. Primer Imperio francés
State flag of Saxony before 1815.svg Reino de Sajonia
Flag of Bavaria (striped).svg Reino de Baviera
Flag of the Napoleonic Kingdom of Italy.svg Reino de Italia
Quinta Coalición
Bandera de Austria (imperio). Imperio austríaco
Comandantes
Flag of France.svg Napoleón Bonaparte
Flag of France.svg Jean Baptiste Jules Bernadotte
Flag of France.svg André Masséna
Flag of France.svg Etienne-Jacques-Joseph MacDonald
Flag of France.svg Louis Nicolas Davout
Flag of the Habsburg Monarchy.svg Archiduque Carlos de Austria-Teschen
Fuerzas en combate
160.000 (en promedio)[1]
110.000-136.500 (5 de julio)[2]
170.500 (6 de julio)[2]
140.000 (en promedio)[1]
130.000 (5 de julio)[2]
146.600 (6 de julio)[2]
Bajas
27.500 muertos o heridos y 10.000 desaparecidos o prisioneros[1]
Total: 32.000[2] -37.000[1]
23.750 muertos o heridos, 10.000 desaparecidos y 7.500 prisioneros[1]
Total: 40.000[2] -41.250[1]
[editar datos en Wikidata ]

La batalla de Wagram (5 al 6 de julio de 1809) enfrentó a los ejércitos franceses de Napoleón contra el austriaco del Archiduque Carlos en la localidad de Wagram (actualmente en Austria), en el marco de las Guerras Napoleónicas de la Quinta Coalición. El resultado final de este combate fue la retirada austriaca, para volver a enfrentarse a los franceses en Znaim (o Znojmo) los días 10 y 11 de julio de 1809.

La batalla tuvo lugar seis semanas después de la derrota francesa en la batalla de Aspern-Essling, una vez que Napoleón hubo asegurado con refuerzos y fortificaciones la isla de Lobau en el Danubio. En esta ocasión no volvería a cometer el error anterior de lanzarse a cruzar el Danubio con un único puente como enlace entre sus ejércitos y los refuerzos. Se construyó un nuevo puente de pontones para unir Lobau con las islas del norte, en poder del enemigo, y con la ventaja del mal tiempo, la vanguardia francesa se desplazó a sólo unos kilómetros al este de Aspern y Essling. Este movimiento obligó a los austriacos a replegarse a las líneas originales de la batalla principal, entre el poblado de Aderklaa, por el extremo derecho austriaco (directamente al norte de la isla de Lobau)y el poblado de Markgrafneusiedl, por el sector izquierdo (al Nor Este de la isla de Lobau), de acuerdo a los planes previos de batalla del Archiduque Carlos.

En cuestión de horas, Bonaparte dominaba una gran área, que aún podría haber sido mayor de no ser por el contraataque del Archiduque Carlos y sus granaderos, que detuvieron el avance francés. El Archiduque tomó entonces la iniciativa y atacó a la mañana siguiente, la débil posición francesa comprendida entre la línea de Aderklaa y la isla de Lobau, es decir, el flanco izquierdo y la retaguardia francesa. La batalla por el pueblo de Aderklaa fue particularmente muy desgraciada y sangrienta, fundamentalmente para las tropas sajonas del IX Cuerpo de Ejército francés, comandados por el Mariscal Bernadotte. ya que, al usar uniformes blancos, tal como los oponentes austriacos, fueron confundidos con éstos últimos y atacados por los mismos aliados franceses, lo que causó una desbandada masiva de tropas. Un enfurecido Napoleón depuso al mariscal, expulsándole del ejército por esta derrota. La siguiente vez que Napoleón se encontraría con Bernadotte en el campo de batalla sería en calidad de enemigo.

Mientras esto sucedía, más austriacos ponían los vitales puentes hacia Lobau en serio peligro. Una vez más, Napoleón había conducido a sus hombres a una situación muy complicada. Por fortuna para el ejército francés, los refuerzos del Mariscal Masséna y la artillería apostada en grandes baterías dentro de la isla de Lobau detuvieron el avance austriaco, y finalmente la batalla dio un vuelco cuando las fuerzas del Mariscal Davout golpearon sobre el flanco izquierdo austriaco. Respecto de esta zona del campo de batalla, el Archiduque Carlos esperaba el pronto arribo de las tropas de su hermano menor, el Archiduque Juan de Habsburgo-Lorena, quien surgiría desde Pressburgo, al sudeste de campo de batalla, con otros 12.500 hombres más. Sin embargo, esas tropas no llegarían a tiempo para participar en esta batalla.

El ataque decisivo, liderado por el General Macdonald, se desencadenó entonces contra el centro del ejército austriaco, al sur de Aderklaa, con sus tropas formando un pintoresco "gran cuadro" y tras un feroz combate, rompió las extenuadas líneas del Archiduque Carlos, dividiendo a su ejército. Lo anterior, sumado a que el Mariscal Davout sobrepasaba sus tropas del flanco izquierdo y, al saber que su hermano no llegaría a participar en la batalla como se había planificado, a las 14:00 horas aproximadamente, el Archiduque Carlos ordenó la retirada del campo de batalla, sin oposición ni persecución de los agotados franceses.

Debido a su acción, Macdonald ganó por ello el único ascenso a Mariscal de Campo por méritos en combate, a pesar de que lo hizo sobre un mar de cadáveres. Entre muertos y heridos, 50 000 hombres de ambos ejércitos yacían sobre el campo de batalla;

Para las 17:00 horas, el descanso del ejército victorioso en el campo de batalla se vio interrumpido ante el avistamiento de nuevas tropas de caballería austriaca por el pueblo de Ober Siebenburnn, localizado al Este del campo de batalla. La llegada tardía del contingente del Archiduque Juan causó alarma en las agotadas tropas francesas. Sin embargo, solo causó eso, puesto que las tropas austriacas volvieron sobre sus propios pasos al notar que ya no estaban combatiendo.

La retirada del Ejército del Archiduque Carlos se realizó de una manera tan organizada y sistemática que impidió conocer su dirección exacta sino hasta dos días después, lo que desencadenó una nueva persecución del ejército francés, conduciendo a un nuevo y sangriento enfrentamiento entre ambos ejércitos en Znaim o Znojmo, los días 10 y 11 de julio de 1809, lugar en el cual, los representantes de ambos bandos acordaron un armisticio, para luego, firmar la paz definitiva en el Tratado de Schönbrunn, en virtud del cual Austria entregó varios territorios y firmó una alianza con Francia. Un año después se celebró el matrimonio entre la hija del emperador austriaco, María Luisa, y Napoleón I.

Existe gran discusión sobre las bajas del ejército francés. Parece razonable la cifra de 27.500 muertos y heridos y unos 10.000 prisioneros y desaparecidos. Entre las bajas francesas, hay que incluir 40 generales. Asimismo, perdieron 12 águilas y 21 cañones. Los austriacos, por su parte, se estima que sufrieron 23.750 muertos y heridos, 7.000 prisioneros y cerca de 10.000 desaparecidos, muchos de los cuales llegaron más tarde a sus regimientos. Asimismo, perdieron 10 estandartes y 20 cañones.

Es importante destacar que, entre los más asombrados por el despliegue organizacional y la bravura en la pelea demostrada por el ejército austriaco, está el mismo Napoleón quien, ante los comentarios peyorativos de sus oficiales respecto del ejército austriaco, él replicaba en su defensa: "¡señor, cuánto se nota que usted no estuvo en Wagram!"

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f Castle, Ian (1990). Aspern & Wagram 1809: Mighty Clash of Empires. Londres: Osprey. Serie Osprey Military Campaign no. 33.
  2. a b c d e f Chandler, David G. (2009) [1966]. The Campaigns of Napoleon. The mind and method of history's greatest soldier. Nueva York: Simon and Schuster, pp. 1121

Enlaces externos[editar]