Batalla de Trocadero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Trocadero
Guerra Realista
La intervención de los
Cien Mil Hijos de San Luis
Situationsplan von Cadiz.jpg
Situación de la Isla del Trocadero en la Bahía de Cádiz en 1888
Fecha 31 de agosto de 1823
Lugar Isla del Trocadero, en Puerto Real, España
Coordenadas 36°31′12″N 6°13′42″O / 36.52000, -6.22833Coordenadas: 36°31′12″N 6°13′42″O / 36.52000, -6.22833
Resultado Victoria realista por el apoyo francés
Fin de la Guerra realista
Beligerantes
Bandera de Francia Reino de Francia
(Cien Mil hijos de San Luis)
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Realistas
(Ejército de la Fe)
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Facción liberal del Reino de España
Comandantes
Bandera de Francia Luis Antonio de Francia, duque de Angulema Bandera de España Coronel Garcés
Fuerzas en combate
30.000 soldados[1] asediando Cádiz 1.700 soldados, guarnición del fuerte
Bajas
31 muertos y 110 heridos 150 muertos, 300 heridos y 1.000 prisioneros
El Duque de Angulema en la batalla de Trocadero, por Hippolyte Delaroche.

La batalla de Trocadero tuvo lugar el 31 de agosto de 1823. Fue un encuentro bélico que puso fin al Trienio Liberal español (1820–1823) y restauró al monarca absolutista Fernando VII, dando inicio a la «Década Ominosa» (1823–1833). La intervención de tropas francesas llamadas los Cien Mil hijos de San Luis hizo acabar el enfrentamiento a favor del bando conservador que se enfrentaba a la revolución constitucional.

Preludio[editar]

Las potencias europeas vigilaron durante tres años las luchas entre distintas facciones en España, cuando Fernando VII rechazó restaurar la Constitución liberal de 1812 y tuvo que hacer frente a la revolución acaecida en el país desde 1820 a raíz de la sublevación del constitucionalista Rafael de Riego al frente de tropas destinadas a aplacar las rebeliones hispanoamericanas. El rey tuvo que restaurar la derogada Constitución de 1812, pero hizo un llamamiento internacional al Congreso de Verona, que se encontraba reunido en el territorio de Italia controlado por Austria en octubre de 1822. Los ministros de las distintas monarquías europeas se alarmaron ante la captura de Fernando VII por los revolucionarios liberales opuestos al absolutismo y que amenazaba la estabilidad del resto de los regímenes absolutistas en Europa, coaligadas en la Santa Alianza, creada para prevenir movimientos de ese tipo.

El Congreso, con la abstención puntual del Reino Unido autorizó a Francia a intervenir en el conflicto restaurando el trono de Fernando. El 17 de abril de 1823 Cien Mil hijos de San Luis, liderados por el Duque de Angulema, hijo del futuro Carlos X de Francia, cruzaron los Pirineos, entrando en España. Fueron bien recibidos en el País Vasco y en Cataluña, y avanzaron entre las aclamaciones populares. Sin embargo, el duque tuvo que dar asedio a San Sebastián mientras estaba lanzando el ataque sobre Madrid, controlada por los revolucionarios. El 23 de mayo de 1823 el gobierno liberal se trasladó de Madrid a Sevilla, llevando consigo al rey Fernando VII en calidad de rehén. El comandante militar de Madrid capituló en secreto y huyó a Francia, y las guarniciones no pudieron liberar a Madrid de los franceses, que instalaron a un regente hasta la llegada del rey Fernando.

La batalla[editar]

Las fuerzas francesas llegarían hasta Cádiz en busca del rey y, con objeto de capturar la ciudad, asediaron la isla donde estaba el fuerte del Trocadero que controlaba el acceso a aquélla. El 31 de agosto de 1823 los franceses lanzarían un ataque sorpresa con bayonetas atacando desde la costa aprovechando la marea baja y tomando el fuerte. Hubo 141 bajas francesas y entre 400 y 500 españolas.[2]

Cádiz fue bombardeada continuamente durante tres semanas hasta que la forzaron a capitular el 23 de septiembre de 1823. Fernando fue liberado y restaurado en el trono.

Consecuencias de la batalla[editar]

Renunciando a su compromiso de amnistía con los revolucionarios, el rey ordenó represalias despiadadas mientras estuvieron las tropas francesas. En los siguientes años se ejecutaron 30.000 personas. El rey además abolió nuevamente la Constitución de 1812, dando paso a una década absolutista llamada década ominosa por sus opositores de entonces y la mayor parte de los historiadores.

Para conmemorar la victoria, en París se dio el nombre de la isla y del fuerte a una plaza. El duque de Angulema recibió el título de «Príncipe de Trocadero» y el escritor François-René de Chateaubriand escribió en sus memorias:

¡Por aplastar a los españoles en un paso, por tener éxito donde Bonaparte fracasó, por triunfar en la misma tierra donde los ejércitos de aquel gran hombre sufrieron la adversidad, por hacer en seis meses lo que él no pudo hacer en siete años, esto es una gran maravilla!

Referencias[editar]

  1. C. Knight, Penny cyclopaedia of the Society for the Diffusion of Useful Knowledge, volumen 6, 1836, pág. 102.
  2. Aquiles de Vaulabelle, Historia de la Restauración de los Borbones en Francia, págs. 107 y 108.

Enlace externos[editar]