Batalla de Sierra Chica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Sierra Chica
Campañas previas a la Conquista del Desierto
Fecha 31 de mayo de 1855
Lugar Sierra Chica, cerca de Olavarría, Buenos Aires
Resultado Victoria de los pueblos originarios
Beligerantes
Salineros
Pampas
Ranqueles
Bandera Estado de Buenos Aires.jpg Estado de Buenos Aires
Comandantes
Juan Calfucurá
Juan Catriel
Bandera Estado de Buenos Aires.jpg Bartolomé Mitre
Fuerzas en combate
250-600 guerreros[1] c. 900 hombres[1]
c. 2 piezas de artilería[1]
Bajas
Desconocidas 16 muertos y 234 heridos[2]
[editar datos en Wikidata ]

La batalla de Sierra Chica (31 de mayo de 1855) fue un enfrentamiento militar librado entre las fuerzas del Estado de Buenos Aires al mando del entonces coronel Bartolomé Mitre y una alianza de tribus de la Pampa al mando de Juan Calfucurá y Juan Catriel resultando en la victoria de los últimos.

Antecedentes[editar]

Para congraciarse con Justo José de Urquiza, Calfucurá envió en 1854 a Paraná (capital de la Confederación Argentina) a su hijo Manuel Namuncurá, quien se convirtió al catolicismo. En busca de una alianza con Urquiza, arrasó con 5.000 guerreros la ciudad bonaerense de Azul el 13 de febrero de 1855, causando la muerte de 300 personas, llevándose 150 cautivas y 50.000 cabezas de ganado.[3] Luego de esto organizó la Gran Confederación de las Salinas Grandes. Fue perseguido por Bartolomé Mitre con cerca de 1.100 soldados divididos en dos columnas que partieron de Azul (el 27 de mayo con 700 hombres) y de 25 de Mayo (con 400 hombres), prometiendo "exterminar a los bárbaros".[1]

La batalla[editar]

Al llegar a Sierra Chica, cerca de la actual ciudad de Olavarría se encontró con las fuerzas aliadas de Catriel y Calfucurá. Los indios derrotaron al coronel bonaerense con su poderosa caballería. Entre los constantes ataques y reagrupamientos rodearon a unos 60 soldados bonaerenses forzando a la caballería enemiga a lanzar varias cargas hasta que esta, muy diezmada, quedó vulnerable al ataque indígena.[3] Mitre fue forzado a escapar a la Sierra para evitar la muerte mientras su infantería terminaba aniquilada, su artillería capturada y su caballería huía en desbanda.[1] Allí tras expulsar al enemigo se atrincheró con lo que quedaba de sus fuerzas.[1] Solo la oportuna llegada de policías provenientes de Tandil le salvaron la vida.[1]

Consecuencias[editar]

Mitre consiguió disimular su derrota y fue recibido de vuelta en festejos y con banquete organizado por Domingo Sarmiento. Tras su desastrosa campaña Mitre pronuncio la frase "el Desierto es inconquistable".[1]

Tras su victoria Calfucurá recibió desde entonces el mote de Napoleón del Desierto. En septiembre de ese año derrotó y mató al comandante Nicolás Otamendi junto a 125 de sus soldados en la estancia de San Antonio de Iraola y después saqueó el pueblo de Puntas de Arroyo Tapalqué. Mitre organizó el Ejército de Operaciones del Sur con 3.000 soldados y 12 piezas de artillería al mando del general Manuel Hornos. El 29 de octubre Calfucurá derrotó a Hornos en San Jacinto, entre las sierras de San Jacinto y el Arroyo Tapalqué, muriendo del lado gubernamental 18 oficiales y 250 soldados. Luego de esta victoria las fuerzas de Calfucurá atacaron los pueblos de Cabo Corrientes, Azul, Tandil, Cruz de Guerra, Junín, Melincué, Olavarría, Alvear, Bragado y Bahía Blanca.

Referencias[editar]