Batalla de Scarrifholis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Scarrifholis
Conquista de Irlanda por Cromwell
Fecha 21 de junio de 1650
Lugar Donegal, Irlanda
Resultado Victoria del Parlamento inglés
Beligerantes
Irlandeses confederados Parlamento inglés
Comandantes
Heber MacMahon Carlos Coote
Fuerzas en combate
4,600 3,000
Bajas
~3,000 ~100
[editar datos en Wikidata ]

La Batalla de Scarrifholis se luchó en Donegal, en el Noroeste de Irlanda, el 21 de junio de 1650, durante las guerras confederadas, consistiendo en parte de las guerras de los tres reinos. El enfrentamiento tuvo lugar entre el ejército católico del Ulster, comandado por Heber MacMahon y el Obispo Clogher, contra un ejército Parlamentario comandado por Charles Coote, compuesto por tropas procedentes del Nuevo Ejército Modelo y por colonos protestantes que se habían asentado en Ulster.[1] La batalla resultó en la aniquilación del ejército irlandés y de la pérdida de la mayoría de sus armas y suministros. Hecho que aseguró el Norte de la isla para el parlamento inglés y que enormemente contribuyó al éxito de la conquista que comenzó Cromwell en 1649.[2]

Preludio[editar]

El ejército de Ulster lo alzaron los Confederados Católicos en 1642 a modo de organizar las fuerzas insurgentes que habían estado operando ahí desde la rebelión del año anterior. Hasta 1649, estuvo comandado por Owen Roe O'Neill, un soldado profesional que había servido a la corona española.[3] Sin embargo, O'Neill murió a finales del año y fue reemplazado por el obispo católico, Heber MacMahon de Clogher, el cual no tenía experiencia militar, pero que los oficiales para evitar disputas políticas entre ellos decidieron nombrarlo nuevo jefe.[1] El ejército estaba dividido por los que apoyaban el pacto entre los Confederados, y los Caballeros Realistas de Carlos I de Inglaterra; principalmente con terratenientes anteriores a la guerra como Phelim O'Neill, los oficiales profesionales de la armada, y el clero católico. (que no apoyaba un pacto con aquellos Reales que no garantizasen el ejercicio público de la religión católica y la devolución de las tierras confiscadas). En 1648, Owen Roe O'Neill abandonó la confederación y luchó con los otros ejércitos confederados por el pacto con los Realistas. Incluso negoció con las Fuerzas Parlamentarias en Ulster para intentar conseguir mejor trato para los intereses católicos. Únicamente volvió a unirse a la Confederación después de la invasión de Cromwell en agosto de 1649, cuando obvió que el Parlamento Inglés era el enemigo más nocivo al que se había enfrentado.

Por otra parte, las fuerzas inglesas y escocesas protestantes de Ulster también se habían dividido por los acontecimientos de la guerra civil inglesa. Hasta 1649, los protestantes habían estado dirigidos por los covenanters escoceses, asentados en Carrickfergus más un ejército de colonizadores que estaba asentado alrededor de Derry. Sin embargo, en 1649, después de la ejecución de Carlos I por el parlamento inglés, los protestantes se dividieron entre facciones de Reales y Parlamentarias. La mayoría de los colonos ingleses como Carlos Coote se aliaron al parlamento. (principalmente porque no les agradaba la actitud conciliadora de los Reales con los irlandeses) y tomaron el control de Derry. Se unieron al ejército que envió Oliver cromwell en 1649, comandado por Robert Venables y Teófilo Jones. Por el otro lado, los escoceses se unieron a los Reales. En 1648, los que había en la provincia habían asediado a Coote en Derry, pero éste se escapó. El siguiente año, los escoceses y los Reales que estaban en Ulster fueron dirigidos por Venables en la batalla de Lisnagarvey en Antrim. Después de esto, los parlamentarios asumieron el mando de la guerra contra los católicos del Ulster.

La campaña[editar]

MacMahon reunió al ejército de Ulster en Loughgall al sur de Armagh, con 4,000 soldados de infantería y 600 de caballería. Sin embargo se encontraban con escasa munición y la mitad de sus hombres portaban picas en lugar de mosquetes (lo normal de la época era un mosquete por cada dos picas). Su objetivo consistía en marchar a través del centro de Ulster para crear una cuña entre la guarnición de Coote en Derry al Oeste de la provincia y la comandancia de Venable en Carrickfergus al Este. Con las tropas Parlamentarias distraídas por las actividades de la guerrilla o Tories, el ejército del Ulster marchó hacia Ballycastle en la costa Noroeste, dejando una cadena de guarniciones a lo largo del centro de la provincia. Entonces se dirigieron al Oeste hacia el ejército de Coote, acuartelado en Lifford, cerca de Derry. Rechazando un ataque de la caballería inglesa al cruzar el río Finn, los irlandeses acamparon en un monte junto a Scarrifholis, al sur de Letterkenny a lo largo del camino hacia la ciudad de Donegal, cerca del río Swilly. Debido a las atrocidades perpetradas por ambos bandos desde el comienzo de la guerra, la población protestante local huyó hacia las ciudades fortificadas de la zona. Mientras tanto, los refuerzos parlamentaristas se habían unido a Coote desde el Este, consiguiendo reunir hasta 3,000 hombres, comparados con los 4,000 irlandeses. Sin embargo, la armada británica tenía más munición y más caballería que su enemigo. Los oficiales de MacMahon le aconsejaron no dejar su fuerte posición defensiva y arriesgar la batalla, al ser el ejército parlamentario tácticamente superior a ellos. Era mejor quedarse y esperar a que se dispersase cuando se les agotasen los suministros, dejándoles marchar de vuelta a su fortaleza al borde de Leinster. Sin embargo, MacMahon, rehusó escuchar el consejo militar de sus oficiales y ordenó a sus tropas bajar del campamento montañés para dar batalla a su enemigo.

La batalla[editar]

La inexperiencia de MacMahon se expuso cuando formó a sus tropas para la batalla. Colocó una pequeña guardia avanzada delante de su ejército y posicionó al resto en una enorme masa sólida, lo que significaba que era muy difícil de maniobrar y tan sólo unas pocas unidades podían enzarzarse en batalla con el enemigo, quedando el resto atrapados entre los rangos de sus propios hombres. Mientras tanto Coote, que había estado luchando desde 1641 y era hijo de un soldado profesional, formó a sus hombres en unidades pequeñas y flexibles, que eran capaces de unirse a otra y moverse alrededor del campo de batalla.

La batalla comenzó cuando Coote envió un destacamento de infantería al encuentro de la avanzada irlandesa. Ambos lados intercambiaron fuego de mosquetes a corta distancia y lucharon mano a mano con picas y mosquetes. Sin embargo Coote constantemente reforzó su infantería y condujo a sus hombres de nuevo a la parte frontal de su formación. Debido a la formación que MacMahon había adoptado, causó que los rangos frontales irlandeses se viesen aprisionados y atrapados detrás de sus propios hostigadores y de la cargante infantería británica. Viendo su oportunidad, Coote envió más infantería a atacar los flancos de la formación irlandesa, atrapando a todas las fuerzas entre sus hombres y el lado de la montaña del cual habían bajado antes de la batalla.

La dificultad en la que los irlandeses se encontraron era similar a la del ejército romano que Hanibal destruyó en la batalla de Cannae en el 216 a. C. A pesar de que superaban en número al enemigo fueron organizados en una masa densa con falta de coordinación incapaz de defenderse contra las tropas que los habían rodeado. Incrementalmente se convirtieron en una muchedumbre de individuos aterrorizados más que en una unidad militar disciplinada. El hecho de estar cortos de munición favorecía a los parlamentarios poder descargar sus mosquetes contra la densa masa sin respuesta efectiva, eliminando a los irlandeses a distancia. En este punto, los irlandeses fueron remitidos y sus líderes y caballeros huyeron del campo de batalla, perseguidos por la caballería parlamentaria y por la población protestante local, la cual aprovechó la oportunidad para vengarse de las masacres que habían sufrido a mano de los católicos en 1641-42. Sin embargo, la infantería irlandesa que estaba condenada luchó obstinadamente hasta que fue sacrificada. Testamento de esto es que encontraron dos tercios de los irlandeses muertos en el mismo campo de batalla en lugar de en la línea de ataque.

Secuelas[editar]

La batalla fue una victoria decisiva para Coote y los parlamentarios británicos. Mataron a unos 3,000 soldados del ejército del Ulster, 2,000 en el campo de batalla y unos 1,000 en la persecución, alrededor del 75% del total de sus números. Los parlamentarios tan sólo perdieron unos 100 soldados. Coote ordenó que se matase a los prisioneros capturados y a los heridos, incluyendo a Henry O'Neill, el hijo de Owen Roe O'Neill, el cual se había rendido con condiciones. Una semana más tarde capturaron y colgaron a MacMahon en Enniskillen.

La batalla marcó la destrucción del ejército del Ulster, no sólo por la pérdida de hombres, los cuales podían ser reemplazados, sino por la pérdida de muchos oficiales experimentados y virtualmente todas sus armas y equipamiento las cuales no podían ser reemplazadas. Además de O'Neill y MacMahon los irlandeses habían perdido 9 coroneles, 4 tenientes coroneles, 3 comandantes, 20 capitanes y cientos de oficiales subalternos. Esto representaba un sacrificio para los terratenientes católicos del Ulster, mucho mayor que la afamada «Fuga de los Condes» en 1607. Por esta razón la batalla fue descrita como el Aughrim del Ulster, una batalla que marcó la exterminación nativa de la aristocracia de la provincia asegurando la continuidad de la existencia y supremacía de la población colonizadora protestante. Coote continuó su marcha hacia el Sur, tomando Sligo y luego Galway, después de un largo asedio en 1652. La rendición de ésta última ciudad, marcó el fin efectivo de la resistencia irlandesa a la conquista del país por Cromwell.

Referencias[editar]

Notas
  1. a b Plant, David. «1650: The Battle of Scarriffhollis» (en inglés). Consultado el 11-01 de 2009.
  2. Plant, David. «Cromwell in Ireland: 1649-52». Consultado el 11-01 de 2009.
  3. Plant, David. «Owen Roe O'Neill, [Eoghan Ruadh O'Neill c.1583-1649]» (en inglés). Consultado el 11-01 de 2009.

Bibliografía[editar]