Batalla de Santa Inés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Santa Inés
Guerra Federal
Ezequielzamora.jpg
Ezequiel Zamora, vencedor en Santa Inés
Fecha 9-10 de diciembre de 1859
Lugar Santa Inés, Estado Barinas
Resultado Victoria federalista
Beligerantes
boderFlag of Partido liberal de Venezuela.svg Rebeldes federales Flag of Venezuela (1836-1859).svgFlag of Partido conservador de Venezuela.svg Gobierno conservador
Comandantes
Ezequiel Zamora Pedro Estanislao Ramos
Fuerzas en combate
3.400[1] -7.650[2] hombres 2.300[1] -7.500[2] hombres
Bajas
Desconocidas 2.700 muertos, heridos y prisioneros[2]

La batalla de Santa Inés fue un enfrentamiento militar sucedido el 9 y 10 de diciembre de 1859 en el contexto de la Guerra Federal entre las fuerzas federales del general Ezequiel Zamora y las del gobierno conservador del general Pedro Estanislao Ramos, con victoria de las primeras.

Antecedentes[editar]

Ejército rebelde[editar]

Una vez reunidas sus fuerzas en Guanare, a mediados de noviembre de 1859, los generales Juan Crisóstomo Falcón y Ezequiel Zamora se trasladaron a Barinas, seguidos por el Ejército gubernamental de Occidente, cuyo comandante dio la orden de perseguirlos y batirlos. Tras su movimiento de retroceso, los federales se establecieron en el pueblo de Santa Inés, situado a unos 36 km al sudoeste de la ciudad de Barinas, en la margen derecha del río Santo Domingo. La concentración de las fuerzas federalistas quedó concluida el 9 de diciembre.

Fue entonces que el general Zamora tomó una posición defensiva y formuló un plan que consistía en un repliegue, ejecutado por las avanzadas, para atraer al atacante a un área donde sería destruido mediante un contraataque. Las avanzadas, además de canalizar la acción de los atacantes, debían causarles el mayor desgaste posible mediante el empleo de las fuerzas situadas en tres líneas sucesivas habiendo una cuarta línea que sería la posición final y en la que el atacante recibiría la descarga del máximo poder de combate de la fuerza de golpe, integrada por la reserva, incrementada por las fuerzas procedentes de las líneas anteriores.

Para dar cumplimiento al mencionado plan de ataque, el general Zamora tomó las siguientes previsiones: en el caserío La Palma fue situada la avanzada, la cual estaba dirigida por los coroneles Jesús Hernández y León Hernández; un poco más atrás, en un trapiche y un caney, fue organizada la primera línea a cargo del general Ignacio Antonio Ortiz; la segunda línea comandada por el general Rafael Pettit quedó a unos 900 metros hacia atrás; la tercera línea liderada por el general Pedro Aranguren fue formada a 800 metros de la anterior, en una encrucijada; por último la cuarta línea, a 800 metros de la encrucijada, estaba constituida por el poblado; allí estaba la reserva. De acuerdo con el plan preparado por Zamora, al presentarse el atacante en La Palma, las tropas federalistas ofrecerían poca resistencia y se replegarían a la primera posición; la cual sería entregada al atacante, después de alguna resistencia; entonces los defensores ocuparían la segunda posición; de donde se replegarían a la tercera y allí harían lo mismo que en la línea anterior; quedando los atacantes a merced de la fuerza de golpe (reserva).

La batalla[editar]

El 8 de diciembre el ejército centralista pernoctó en el pueblo de San Lorenzo, en la margen izquierda del río Santo Domingo. A la mañana siguiente, el nivel del río bajó y las fuerzas centralistas avanzaron hacia La Palma, por lo que las fuerzas federalistas tuvieron que abandonar su posición y dirigirse al trapiche. Por su parte, los atacantes armaron campamento en La Palma, en el asalto habían perdido unos 1.800 hombres.[2]

El día 10, los conservadores reiniciaron el ataque, produciéndose el contacto con los defensores del trapiche (primera posición), los cuales se replegaron después de haber causado gran cantidad de bajas al atacante. Concluida la acción contra la primera posición, los atacantes prosiguieron sobre la posición siguiente (segunda), la cual fue tomada tras un sangriento combate. Luego de esto el objetivo de los centralistas era conquistar la tercera posición, la más fuerte de las que habían sido tomadas. Con tal finalidad, el general Ramos empeñó un combate a fondo con apoyo de artillería, pero la posición no pudo ser tomada. Además estaba previsto que allí la resistencia sería mayor, antes de que los atacantes cayesen bajo la acción de las fuerzas del poblado. Por otra parte, el ataque llevado a cabo por Ramos, a través de un intrincado atrincheramiento, eficientemente combinado con una barrera de fuegos, degeneró en el más completo fracaso para las fuerzas gubernamentales, las cuales tuvieron 900 bajas.[2] Convencido al fin de lo infructuoso de su empresa, el general Ramos decidió ordenar la retirada, la cual se efectuó a partir de la medianoche de ese día. Finalmente, el día 11 de diciembre al amanecer, al advertir la ausencia de los atacantes, Zamora dispuso lo conveniente para la realización de las reliquias del ejército centralista y salió en la persecución de los vencidos

Consecuencias[editar]

El general Ramos resultó gravemente herido, había perdido toda su artillería y gran número de caballos, ordenó la retirada hacia Barinas, donde llegaron menos de 2.000 efectivos, siendo perseguidos por rebeldes. La ciudad fue sitiada el 23 de diciembre. Tras esto Zamora partió con 6.000 hombres desde Barinas a Caracas tomando las plazas en su camino.[2] El encuentro decisivo será la batalla de Coplé el 17 de febrero de 1860.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «La Guerra Federal». venezuelatuya.com. Consultado el 6 de diciembre de 2013.
  2. a b c d e f Breve paseo por la historia de Venezuela. Guerra FederalBreve paseo por la historia de Venezuela. Guerra Federal (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).

Fuentes[editar]

Este artículo incorpora material de www.venezuelatuya.com, que mediante una autorización permitió agregar contenido e imágenes y publicarlos bajo licencia GFDL.