Batalla de Paterna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Paterna
Reconquista
Fecha 1065
Lugar Paterna, provincia de Valencia
Resultado Victoria leonesa
Beligerantes
Reino de León Taifa de Valencia
Comandantes
Fernando I de León Abd al-Malik ben Abd al-Aziz al-Mansur
Fuerzas en combate
Indeterminadas Indeterminadas
Bajas
Leves Elevadas
[editar datos en Wikidata ]

La batalla de Paterna (Paterna, 1065) fue una victoria de las tropas del reino de León sobre las de la Taifa de Valencia, comandadas por sus respectivos reyes, Fernando I de León (1037-65) y Abd al-Malik ben Abd al-Aziz al-Mansur (1061-1064), en el transcurso del Sitio de Valencia (1065).

Contexto histórico[editar]

En 1063 Fernando I de León envió a su hijo, el infante Sancho, en ayuda de su vasallo al-Muqtadir, rey taifa de Zaragoza, cuando la plaza de Graus se vio atacada (1063) por Ramiro I de Aragón, su hermanastro, que fue derrotado y muerto.

Posteriormente se produjo una matanza de cristianos, y al-Muqtadir dejó de pagar las parias, por lo que en 1065 el monarca leonés condujo una expedición de castigo al valle del Ebro, devastando sus tierras y sometiendo a al-Muqtadir a vasallaje. Tras este castigo, la expedición continuó hacia Valencia, gobernada por el amirí Abd al-Malik ben Abd al-Aziz al-Mansur, taifa que, probablemente, sólo quería reducir al vasallaje.

El sitio de Valencia y la batalla de Paterna[editar]

Tras poner sitio a la ciudad, los leoneses se encontraron con una enérgica defensa y la imposibilidad de tomar las murallas al asalto. Debido a ello, el rey Fernando decidió simular una retirada. Los valencianos, encorajinados, salieron en su persecución. Pero a la altura de Paterna, a 5 km de Valencia, en la orilla izquierda del Turia, los leoneses los acometieron por sorpresa. Totalmente desprevenidos, los valencianos sufrieron bajas muy elevadas, y su rey sólo pudo volver a la seguridad de los muros de Valencia gracias a la rapidez de su caballo.

El poeta Abu Ishaq al-Tarasuní relataba lo sucedido en estos términos:

Se habían puesto las cotas de malla de hierro mientras vosotros vestíais túnicas de seda cada cual más bella,... que feos resultaban ellos y qué hermosos vosotros si no hubiera sido por lo que pasó en Paterna.

Tras la batalla se inició nuevamente el sitio, pero al poco, Fernando I se sintió enfermo y ordenó la vuelta a León, donde falleció el 27 de diciembre de aquel año.

Referencias[editar]

  • Al-Makkari, Nafh at-tib, II, 148-9.
  • Ibn Idhari, al-Bayan al-Mugrib, I, 111 y III, 252-3.