Batalla de Paterna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Paterna
Reconquista
Fecha 1065
Lugar Paterna, provincia de Valencia
Resultado Victoria leonesa
Beligerantes
Reino de León Taifa de Valencia
Comandantes
Fernando I de León Abd al-Malik ben Abd al-Aziz al-Mansur
Fuerzas en combate
Indeterminadas Indeterminadas
Bajas
Leves Elevadas

La batalla de Paterna (Paterna, 1065) fue una victoria de las tropas del reino de León sobre las de la Taifa de Valencia, comandadas por sus respectivos reyes, Fernando I de León (1037-65) y Abd al-Malik ben Abd al-Aziz al-Mansur (1061-1064), en el transcurso del Sitio de Valencia (1065).

Contexto histórico[editar]

En 1063 Fernando I de León envió a su hijo, el infante Sancho, en ayuda de su vasallo al-Muqtadir, rey taifa de Zaragoza, cuando la plaza de Graus se vio atacada (1063) por Ramiro I de Aragón, su hermanastro, que fue derrotado y muerto.

Posteriormente se produjo una matanza de cristianos, y al-Muqtadir dejó de pagar las parias, por lo que en 1065 el monarca leonés condujo una expedición de castigo al valle del Ebro, devastando sus tierras y sometiendo a al-Muqtadir a vasallaje. Tras este castigo, la expedición continuó hacia Valencia, gobernada por el amirí Abd al-Malik ben Abd al-Aziz al-Mansur, taifa que, probablemente, sólo quería reducir al vasallaje.

El sitio de Valencia y la batalla de Paterna[editar]

Tras poner sitio a la ciudad, los leoneses se encontraron con una enérgica defensa y la imposibilidad de tomar las murallas al asalto. Debido a ello, el rey Fernando decidió simular una retirada. Los valencianos, encorajinados, salieron en su persecución. Pero a la altura de Paterna, a 5 km de Valencia, en la orilla izquierda del Turia, los leoneses los acometieron por sorpresa. Totalmente desprevenidos, los valencianos sufrieron bajas muy elevadas, y su rey sólo pudo volver a la seguridad de los muros de Valencia gracias a la rapidez de su caballo.

El poeta Abu Ishaq al-Tarasuní relataba lo sucedido en estos términos:

Se habían puesto las cotas de malla de hierro mientras vosotros vestíais túnicas de seda cada cual más bella,... que feos resultaban ellos y qué hermosos vosotros si no hubiera sido por lo que pasó en Paterna.

Tras la batalla se inició nuevamente el sitio, pero al poco, Fernando I se sintió enfermo y ordenó la vuelta a León, donde falleció el 27 de diciembre de aquel año.

Referencias[editar]

  • Al-Makkari, Nafh at-tib, II, 148-9.
  • Ibn Idhari, al-Bayan al-Mugrib, I, 111 y III, 252-3.