Batalla de Estrasburgo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Estrasburgo
Battle of Argentoratum.svg
Despliegue inicial de las tropas
Fecha 357
Lugar Argentoratum (actual Estrasburgo)
Resultado Victoria decisiva romana. Destrucción del ejército alamán.
Beligerantes
Imperio romano Alamanes
Comandantes
Flavio Claudio Juliano Chonodomario
Fuerzas en combate
13.000[1] -15.000[2] hombres
(3.000 a caballo)[3]
15.000[4] -35.000[5] [6] hombres
Bajas
243 muertos[7] 8.000 muertos:[8]
6.000 en batalla[7]
2.000 ahogados cruzando el Rin[7]
[editar datos en Wikidata ]

La batalla de Estrasburgo (también conocida como batalla de Argentoratum) fue un conflicto armado acaecido en el año 357 d. C., que enfrentó a un ejército romano al mando de Flavio Claudio Juliano con el ejército alamán bajo el mando del rey Chonodomario.

Contexto[editar]

En la primavera del año 357 d. C., los alamanes renovaron sus incursiones, penetrando en la Galia más de lo acostumbrado. Aunque no cabe hablar de una incursión a gran escala, Constancio II vio en ello la ocasión de destruir a los alamanes de una vez por todas. Envió 25.000 hombres de Italia al mando de Barbacio, uno de los segundos al mando del ejército. Juliano diseñó un plan para atrapar a los alamanes en un movimiento de pinza entre su ejército y el de Barbacio, con el objeto de confinarlos en un espacio muy pequeño y allí aniquilarlos.

Sin embargo, cuando Juliano iba a fortificar Saverne y a enviar auxiliares contra las islas del Rin en posesión de los alamanes, recibió noticias de que éstos habían arremetido contra las fuerzas de Barbacio, derrotándolas y obligando a éste a retirarse a sus cuarteles de invierno. Ello redujo las fuerzas de Juliano a 13.000 hombres, que habían de enfrentarse a un ejército bárbaro de 35.000. Pese a ello, cuando Chonodomario marchó hacia Estrasburgo, Juliano, viendo una rara oportunidad de entrar en batalla contra todo el ejército alamán, emprendió el camino para enfrentarse a él.

Desarrollo de la batalla[editar]

Escudo de los petulantes seniores, una de las unidades del ejército de Juliano.

Ambos bandos se encontraron en la margen occidental del Rin, donde los alamanes seguían reuniendo fuerzas. Los alamanes formaron en cuñas y, al verlo, el ejército romano se detuvo, mientras Severo, al frente de la caballería romana en el ala izquierda, tanteó la derecha alamana. Entonces, Juliano ordenó un avance general de toda la línea, y los alamanes contraatacaron. Las legiones de la izquierda pronto hicieron retroceder a los germanos, pero la caballería romana del ala derecha se desbandó cuando uno de sus máximos oficiales resultó herido. En la huida, habrían rebasado incluso a sus propias líneas si las legiones no se hubieran mantenido firmes, resistiéndose a dejarles pasar, hasta que Juliano les persuadió para que volvieran a la acción.

La batalla se resolvió en una lucha de infantería en todo el frente. Ante el peso de la artillería (jabalinas, venablos y flechas), la formación bárbara comenzó a descomponerse. Los auxiliares germanos de las cohortes Cornuti y Bracchiati lanzaron el grito de guerra germano, el barritus, para que sus oponentes supieran a quién tenían enfrente. Los romanos formaron un muro de escudos, y siguió un combate a empellones que los alamanes intentaron superar con hombros y rodillas, y con frenéticos golpes de espada. Chonodomario en persona encabezó una fuerza de jefes tribales que penetraron en el frente romano, pero fueron derrotados por la legión Primani (fuerza profesional para la reserva).

Aquel fue el último esfuerzo de los alamanes. Incapaces de adentrarse en la muralla de escudos romanos, y ante el gran número de sus bajas, iniciaron la huida. Ebrios de sangre, los romanos rompieron la formación y los persiguieron hasta el Rin, donde Juliano lanzó una carga y ordenó masacrar a los germanos con artillería mientras intentaban atravesar el río a nado. Los alamanes perdieron 6.000 hombres, el grueso de los cuales murieron probablemente durante la persecución o ahogados en el Rin. Chonodomario fue capturado y enviado a Roma, donde falleció poco después. Las bajas romanas sumaron 243 hombres, entre ellos dos tribunos.

Juliano fue aclamado como Augustus por sus tropas en el mismo campo de batalla. Él rechazó el título y ordenó a la unidad de caballería, que casi le había costado la victoria, que desfilara al día siguiente con ropa de mujer.

Nueve años después de la batalla, en 366, el emperador Valentiniano I rechazó una nueva incursión de los alamanes, esta vez en Catalauni (Châlons-en-Champagne) por el general Jovino. Los romanos sufrieron 1.200 bajas frente a los 6.000 muertos y 4.000 prisioneros alamanes.[9]

Referencias[editar]

  1. Ammianus Marcellinus, Res Gestae, XVI. 12.2, finales del siglo IV. Se componía de aproximadamente unos 1.500 legionarios de élite de la legión Primani, una de las fuerzas más poderosas en ese momento en Roma, unas cuatro cohortes de veteranos auxiliares llamadas Cornuti, Bracchiatii, Batavi y Regii, 3.000 legionarios traidos de la Galia, 3.000 arqueros bárbaros (principalmente hérulos), 600 catafractos de la Scola de Mediolanum y 2.500 jinetes ligeros y arqueros a caballo.
  2. Libanius, Oración Fúnebre de Julian, pp. 138, 363 dC.
  3. Elton, Hugh (1996), Roman Warfare 350-425, pp. 106.
  4. Drinkwater, J. F. (2007) The Alamanni and Rome (213-496), pp. 239.
  5. Ammianus Marcellinus, Res Gestae, XVI. 12. 26, finales del s. IV.
  6. Philological and historical commentary on Ammianus Marcellinus XXVII, J. den Boeft, J. W. Drijvers & D. Den Hengst, BRILL, 2009, pp. 26-27.

    (...) The losses of the Alamans were considerable. The fact that Ammianus provides numbers may go back to his source, possibly a military report; Sabbah 205. The number of casualties among the enemy indicates that this was an important Roman victory and a severe blow to the Alamanni. Iovinus' victory has been compared to that of Julian at Strasbourg in 357; Rosen, 1970: 128; Lorenz, 1997: 82, cf. Drinkwater, 1997, 277-278. Unfortunately, Ammianus does not reveal how large the Alamannic force was, but a comparison with numbers of Alamannic troops presented by Ammianus in the case of two other military Roman-Alamannic encounters may provide some insight. At the battle of Strasbourg in 357 Ammianus reports that the Alamannic army consisted of 35,000 men apart from the various reges and their followers (hos sequebantur potestate proximi reges numero quinque regalesque decem et optimatum series magna armatorumque milia triginta et quinque, 16.12.26); cf. Austin, 1973, 333-335 who thinks that Ammianus is not quite correct and that the number of Alamannic troops was somewhere around 20,000-25,000. After the battle 6,000 Alamannic corpses were lying scattered on the battlefield and an unknown number was carried off by the Rhine (ex Alamannis vero sex milia corporum numerata sunt in campo constrata et alii inaestimabiles mortuorum acervi per undas fluminis ferebantur; 16.12.63). At the battle of Argentaria in 378 the Lentienses, an Alamannic people, are said to have a force of 40,000 men (maioraque conceptantes pagorum omnium incolis in unum collectis cum cuadraginta armorum milibus...sublati in superbiam nostra confidentius irruperunt; 31.10.5); no more than 5,000 survived the battle (ut ex praedicto numero non plus quam quinque milia, ut aestimabatur, evaderent; 31.10.10). Given the numbers of casualties among the Alamanni compared to numbers of troops at the two battles, an educated guess would be that the Alamannic army defeated by Iovinus would have consisted of around 20,000 men.

  7. a b c Ammianus Marcellinus, Res Gestae, XVI. 12. 63, finales del s. IV.
  8. Libanius, Oración Fúnebre de Julian, pp. 141, 363 dC.
  9. An encyclopedia of battles: accounts of over 1,560 battles from 1479 B.C. to the present. David Eggenberger, Courier Dover Publications, 1985, pp. 86

Enlaces externos[editar]