Batalla de El Caney

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de El Caney
Guerra hispano-estadounidense
Christy - The Capture of El Caney.jpg
La toma de El Caney, de Howard Chandler Christy.
Fecha 1 de julio de 1898
Lugar El Caney, Cuba
Resultado Victoria estadounidense
Beligerantes
Bandera de España España Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de Cuba Rebeldes cubanos
Comandantes
Joaquín Vara de Rey  Henry W. Lawton
Fuerzas en combate
500 regulares,
50 paisanos movilizados.
6 899 regulares,
400 mambises.[1]
Bajas
38 muertos,
138 heridos y
130 capturados
81 muertos,
360 heridos y
150 guerrilleros

La batalla de El Caney se libró el 1 de julio de 1898 durante la Guerra hispano-estadounidense. 500 soldados españoles contuvieron durante doce horas, hasta agotar municiones, a la 5ª División Norteamericana de Henry W. Lawton, formada por 6 899 hombres. Esta acción impidió el avance estadounidense a las colinas de San Juan como se había pedido al General William Rufus Shafter.

Antecedentes[editar]

En El Caney, Santiago de Cuba, 500 soldados españoles mandados por el general Joaquín Vara de Rey se encargaban de proteger el flanco noroeste de Santiago contra una invasión.

Las tropas norteamericanas, que habían desembarcado en la costa del Oriente, sitian desde primeras horas de la mañana el pueblo de El Caney, situado a 7 kilómetros de Santiago. Cruce de caminos, el enclave defensivo estaba formado por un pequeño fuerte conocido como El Viso, seis blocaos, una avanzadilla de parapetos, la iglesia y una plaza rectangular alrededor de la cual se distribuían las casas de la población civil. El fuerte de El Viso, frente a la Loma de San Juan, se consideraba esencial para la defensa de Santiago.

"...En El Caney, situé el día 25 al General Vara de Rey con tres compañías de Constitución y otra de guerrillas a pie, más los 100 hombres de la guarnición del poblado, encargándole que se construyeran atrincheramientos..."

Informe del General Linares.

Plan de asalto[editar]

Rufus Shafter con su lugarteniente Miley

El General Shafter, Jefe del 5º Ejército Expedicionario, había dispuesto que la 2ª División mandada por el General Henry W Lawton tomase El Caney con rapidez y volviese hacia la loma de San Jjuan para ayudar al resto del 5º Ejército y luego dirigirse hacia Santiago.

Lawton disponía de cuatro brigadas y una batería de artillería con un total de 6.653 hombres. Vara de Rey sólo contaba con 550 hombres en total, 519 de ellos en el fuerte de El Viso.

Habida cuenta de tal desproporción, Lawton creía que los españoles se retirarían sin oponer resistencia. Con ese ataque se intentaba evitar que las fuerzas españolas pudieran hostigar los flancos yankis durante su ataque a las Lomas de San Juan.

"...Tropas yankis siguen su avance... El Caney es todo montañoso. Está atravesado de E a O por Sierra Maestra y Gran Piedra... Muchos riachuelos. Los más importantes son Aguadores y Baconao... Caney y Cristo son centros urbanos, Guaniniun, Demajayabo, Paz de los Naranjos, Zacatecas, Sevilla, Barajaguas, Lagunas, Dos Bocas, Reunión de las Yaguas, Dajao, Juan Angola, Manantuaba son zonas rurales. La cabecera es San Luis de El Caney, con 1500 habitantes (en El Caney atacaron 5000/6000 soldados usa) (Insurrección aumenta en Dpto. Oriental "por innoble proceder de yankis de entregar armas a los rebeldes")..."

El Nacional de Cuba, 3 de julio de 1898.

Al mismo tiempo, para crear más dificultades al mando español, se llevaría a cabo un ataque de diversión sobre el río Aguadores para evitar que el General Linares pudiera acudir en socorro de las Lomas de San Juan y de El Caney con las unidades existentes en la zona.

Orden de batalla[editar]

Monumento a Vara de Rey en Ibiza.
Estatua de Henry W. Lawton en Indianápolis.

Destacamento español al mando del general Joaquín Vara de Rey y Rubio

5ª División Norteamericana al mando del General de brigada Henry W. Lawton, formada por:

  • I Brigada del general de brigada W. Ludlow, formada por los siguientes regimientos con un total de 2 324 hombres.
    • 8º de Infantería.
    • 22º de Infantería.
    • 2º de Voluntarios de Massachussets.
  • II Brigada del coronel Evan Miles, formada por los siguientes regimientos con un total de 1 457 hombres.
    • 1º de Infantería.
    • 4º de Infantería.
    • 25º de Infantería.
  • III Brigada del general de brigada A.R. Chaffee, formada por los siguientes regimientos con un total de 2 026 hombres.
    • 7º Infantería.
    • 11º de Infantería.
    • 17º de Infantería.
  • Brigada Independiente del general de brigada J.C. Bates, formada por los siguientes regimientos con un total de 1 092 hombres.
    • 3º de Infantería.
    • 20º de Infantería.
  • Artillería al mando del Capitán Capron con 4 cañones de 81 mm
  • 4 ametralladoras Gatling 30.40
  • Total: 6 899 hombres.

Despliegue[editar]

Trincheras españolas en El Caney.

Vara del Rey debía impedir que los norteamericanos se apoderaran de la represa de agua existente de Cuabitas, que abastecía la ciudad de Santiago, y de la vía férrea por donde tenía que llegar el general Escario con refuerzos desde Tempranillo.

"...Aunque no poseían ametralladoras, si que tenían dos cañones de montaña aunque con escasa munición. Sus defensas consistían en seis blocaos de madera con diez o doce hombres cada uno y un fuerte de piedra denominado El Viso. Las casas del pueblo habían sido aspilladas y se abrieron trincheras en el suelo pedregoso, y el juego de unas y otras ofrecía a los defensores un fuego rasante sobre un espacio de entre 600 a 1200 metros; en la punta Nordeste de la posición se encontraba el fuerte de El Viso, guarnecido por 420 hombres, ocupando una colina desde la que se dominan todos los accesos. Las trincheras eran del tipo "carlista", es decir, trincheras en las que la arena excavada, en vez de utilizarse para formar un parapeto delante, como era lo común en aquella época, se tiraba hacia atrás esparciéndola, para hacerlas más difíciles de descubrir. La gran debilidad de la posición de El Caney consistía en que podía dominarse con artillería desde posiciones cercanas situadas en la sierra de Escandell...."

Enciclopedia Militar Española.
Disposición de las fuerzas en El Caney y San Juan.

Al amanecer del 1 de julio las fuerzas norteamericanas frente a El Caney y las lomas de San Juan estaban desplegadas de la siguiente manera:

  • La III Brigada, al mando del general Chafee, sobre la senda de El Caney a Guantánamo.
  • La I Brigada, al mando del general Ludlow, detrás de la III Brigada.
  • A la izquierda y a 2 km al norte de Marianage, el 1º de Infantería de la II Brigada y la Batería del Capitán Capron.
  • La II Brigada, al mando del general Miles, con dos regimientos desplegados cerca de El Pozo, sobre la orilla derecha del río Aguadores.
  • La División de Caballería del general Wheeler, frente a las alturas de San Juan con la Batería Grimes.
  • La Brigada Independiente del general Bates, desplegada cerca de Sevilla.
  • La Brigada del general Duffield, desplegada frente a Aguadores para atacar esta posición con el apoyo de la artillería naval.

Batalla[editar]

Batalla de El Caney.

El Fuerte del Viso sobre una colina era una posición importantísima para defender El Caney y estaba defendido por una compañía de soldados veteranos. A pesar de no tener ametralladoras y artillería y de que se les negaran los prometidos refuerzos, Vara del Rey y sus hombres aguantaron contra más de 8000 estadounidenses desde su posición durante casi doce horas, lo que les impidió, abrumadora y radicalmente, hacerse paso a través de las defensas y dirigirse a las colinas de San Juan como se les había pedido desde el mando estadounidense.[3]

Al amanecer los norteamericanos comenzaron el bombardeo del fuerte El Viso y el pueblo de El Caney. A las 6:30 se inició el avance con el objetivo de que los españoles escapasen sin combatir. Lawton quería conquistar El Caney en una hora, pero el combate duró diez horas y cuarto, demostrando de esta manera la determinación mostrada por los españoles que defendían la posición.

Los hombres de Vara de Rey cumplieron con creces su misión y dieron un ejemplo de lo que una infantería con moral y bien adiestrada es capaz de hacer aún contra fuerzas muy superiores en número. Entregaron su vida generosamente cuando todo su ser les impelía a salir corriendo, en una situación en la que hasta el propio enemigo no hubiese dudado en justificar su retirada.

La propuesta del Almirante Cervera de desmontar las ametralladoras Maxim de 7mm y 11 mm de los buques, hubiese dado un giro distinto a la contienda; pero el Ejército Español prefería los cañones de montaña por la naturaleza abrupta del terreno. ¡Si al menos les hubiesen proporcionado munición!

Muertos[editar]

Cuarto Ejército de Cuba, I División, I Brigada:

  • General de Brigada Joaquín Vara de Rey y Rubio, jefe de la brigada y su ayudante de campo, primer teniente Cesáreo Domínguez Vara.. [4]
  • Regimiento Infantería de la Constitución nº 29 , 1° batallón:
    • Comandantes: Rodrigo Agüero y Rafael Aragón.
    • Segundos tenientes: Alfredo Vara de Rey, sobrino del general; Manuel Morales y Antonio Rubio.
    • Clases de tropa: 61 individuos.

Consecuencias[editar]

Refugiados procedentes de Santiago de Cuba huyendo de los bombardeos.

Los estadounidenses tuvieron sorprendentes pérdidas: más de 80 muertos y 350 heridos, aunque algunos informes señalan que los americanos pudieron sufrir cerca de 900 soldados muertos. Las pérdidas cubanas en El Caney no se conocen, pero los cubanos irregulares también sufrieron fuertemente, teniendo alrededor de 150 muertos y heridos ese día.

"...El valor de los españoles es magnífico. Mientras las granadas estallaban sobre la aldea o explotaban contra el fuerte de piedra, mientras la granizada de plomo barría las trincheras buscando cada aspillera, cada grieta, cada esquina, los soldados de ese incomparable Vara de Rey, tranquila y deliberadamente, continuaron durante horas alzándose en sus trincheras y arrojando descarga tras descarga contra los atacantes americanos. Su número decrecía y decrecía, sus trincheras estaban llenas de muertos y heridos, pero, con una determinación y un valor más allá de todo elogio, resistieron los ataques y, durante 8 horas, mantuvieron a raya a más de 10 veces su número, de unas tropas americanas tan valientes como nunca recorrieron un campo de batalla..."

Sargento mayor norteamericano Herbert Howland.[5]

Enlaces externos[editar]

  1. 400 mambises apoyaron a Lawton, 200 participaron en el asalto y 200 para cortar la retirada, tuvieron 100 bajas.
  2. En algunos documentos se indica que el tipo de cañón de montaña en El Viso era el español Plasencia Acero 1847-76 de 80 mm fabricado por Krupp, o el Sepúlveda Bronce de 90 mm fabricado en la Maestranza de Artillería de Sevilla
  3. UN KRASNY BOR EN EL DESASTRE DEL 98 Batalla de El Caney. 550 españoles detuvieron durante 12 horas a la 2ª División de Infantería estadounidense.
  4. Crónicas de Santiago de Cuba; T X, Pág. 29)
  5. En 1907, el sargento mayor norteamericano Herbert Howland, que participó en el asalto al fuerte de El Viso, escribía en su obra The Campaign of Santiago de Cuba, 3 volúmenes, Chicago 1908.