Batalla de Coplé

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Coplé
Guerra Federal
Fecha 17 de febrero de 1860
Lugar Laguna de Coplé, cerca de Calabozo, Guárico.
Resultado Victoria conservadora decisiva
Destrucción del ejército federal[1]
Beligerantes
boderFlag of Partido liberal de Venezuela.svg Rebeldes federales Flag of Venezuela (1836-1859).svgFlag of Partido conservador de Venezuela.svg Gobierno conservador
Comandantes
Juan Crisóstomo Falcón León de Febres Cordero
Fuerzas en combate
4.500[2] -9.500[3] tropas
(probablemente 5.400)[4]
4.380[4] -5.000[3] tropas
Bajas
Hasta 5.000, en su mayoría por deserciones[3] Desconocidas, menores

La Batalla de Coplé fue un enfrentamiento militar librado el 17 de febrero de 1860 entre las fuerzas de los rebeldes federales del general Juan Crisóstomo Falcón y los conservadores del general León de Febres Cordero en el contexto de la Guerra Federal con la victoria de las segundas. Fue junto a la previa batalla de Santa Inés (9-10 de diciembre de 1859), el otro gran enfrentamiento de esta guerra civil de Venezuela.

Antecedentes[editar]

Tras su victoria en Santa Inés el ejército de Ezequiel Zamora sitió y finalmente tomó Barinas el 23 de diciembre. Ocho días después 6.000 federales partieron a Caracas, tras tomar Guanare empezó el asedio de San Carlos (3 de enero de 1860) terminando tras una semana de combates con la rendición de la urbe pero durante el mismo día Zamora fue asesinado (10 de enero) cerca de la ciudad, siendo sucedido por Falcón quien avanza hacia Valencia de una manera tan lenta que da al gobierno la oportunidad de organizar un nuevo ejército.

El 20 de enero los alzados llegaron a Tinaquillo desde donde se exigió la rendición de Valencia, lo que ni siquiera fue respondido por el general Febres Cordero, que salía a su encuentro. Seis días después se les unieron los rebeldes de los generales Juan Antonio Sotillo y Juan Monagas (3.500 hombres, principalmente jinetes orientales, venidos desde Anzoátegui). Las fuerzas enfrentadas se componían de la siguiente manera: los federales tenían hasta unos 3.300 infantes y 6.200 jinetes mientras que los conservadores tenían como máximo 5.000 hombres, en su mayoría de infantería.[3] Las tropas federales tenían unos 3.000 dragones veteranos entre sus filas.[5]

El día 22 se encontraba el ejército federalista a pocos kilómetros de Valencia, en Tocuyito, sin que el parlamentario hubiera regresado, pues se unió a las tropas gubernamentales. Por otra parte, las tropas centralistas esperaban la inminente llegada de nuevos contingentes, con los que superarían numéricamente al ejército liberal; y por añadidura, el comandante de la guarnición, general Febres Cordero, se enteró por informes fidedignos que sus oponentes habían agotado casi todo su parque en el sitio de San Carlos.

Bajo esas condiciones salió de la ciudad a hacerles frente y el día 23 ambos ejércitos estaban prácticamente a distancia de combate; pero sorpresivamente, el día 24, Falcón realizó un movimiento de repliegue, para unir sus fuerzas a las del general Juan Antonio Sotillo que se encontraban en El Baúl. El 26 de enero se encontraron en El Tinaco las partidas de estos jefes, quedando unificadas al mando de Falcón; pero éste, que buscaba principalmente reaprovisionarse de municiones, descubrió la misma escasez en el grupo del general Sotillo. Por su parte el ejército federalista estaba concentrado en El Tinoco. No obstante, el jefe de la Federación dispuso el traslado de la campaña militar a los llanos de Guárico y comenzó una serie de movimientos que algunos de sus oficiales consideraron como desacertados. Luego de un infructuoso intento por tomar la ciudad de Calabozo, Falcón decidió pasar a Apure. Mientras tanto, el general Febres Cordero, marchaba sobre Guárico, buscando un combate que aparentemente rehuía Falcón por falta de pertrechos, y que sería la causa fundamental de su traslado al Alto Apure, donde recolectaría ganado en cantidad suficiente para el consumo de sus tropas y para venderlo en Nueva Granada, obteniendo dinero suficiente para comprar elementos de guerra para volver a atacar. No obstante, el general Sotillo, a quien se había confiado la marcha, intentó pasar el río Apure a la altura de San Fernando, ciudad atrincherada y con buena artillería que los repelió desde la orilla contraria, haciéndoles retirar.

La batalla[editar]

Finalmente tras varias tentativas sin resultados y a tiempo que el ejército del general Febres Cordero se aproximaba por la retaguardia, las tropas de la Federación acamparon el 16 de febrero en el sitio de Coplé: un triángulo formado por los caminos que van de Calabozo a Camaguán y Guayabal y el caño Caracol. La caballería compuesta de 1.600 jinetes fue situada en el ala izquierda de la laguna de Coplé. Asimismo, el dispositivo federal quedó formado de norte a sur, con frente al occidente. Por su parte, el ejército constitucional avanzó el 17 de febrero hacia la sabana, en columnas cerradas. Cuando la descubierta divisó a los federales, el general Febres Cordero ordenó que la división de vanguardia, bajo las órdenes del general Nicolas Brito, se dirigiese al vado del Caracol, por donde pasa el camino de Guayabal, para que tomase posesión de dicho vado; mientras que el resto del ejército ejecutaba una marcha oblicua contra la izquierda, protegido por un bosque de palmeras al occidente de la sabana. Descubierto por Falcón el propósito del movimiento de la división de la vanguardia, destacó tres columnas para que fuesen a ocupar el mismo punto.

De esta manera, Falcón decidió combatir en el campo de batalla elegido por sus enemigos, lo que fue determinante para su derrota.[6]

Iniciado el fuego, Falcón trató de destruir a Brito mediante un contraataque, con el que amenazaba la derecha y la retaguardia de las fuerzas de Febres Cordero; pero advertida la acción, el jefe constitucional ordenó que cuatro brigadas y el batallón Convención marchasen por la derecha y se desplegasen frente a las fuerzas de Falcón. La intervención de estas unidades obligó a los federales a replegarse sobre el caño Caracol. Simultáneamente, otra brigada neutralizaba la acción de Falcón contra la izquierda de la división de vanguardia. En el ala derecha, dos brigadas de Febres Cordero y la caballería de Chaguaramas dejaban sin efecto una carga de caballería de los federales contra esa ala. A los 45 minutos de combate, la victoria se decidió a favor de las fuerzas centralistas.

Consecuencias[editar]

La batalla pudo terminar siendo la derrota definitiva de la rebelión federal pero en cambio termino siendo decisiva para el transcurso de la guerra:

  • Febres Cordero no persiguió a sus enemigos en retirada lo que salvo a gran parte de las tropas rebeldes sobrevivientes. A diferencia de Santa Inés, donde Zamora persiguió a los vencidos con la intención de exterminarlos y pocos sobrevivieron. Una de las razones de esto pudo ser que el general conservador estaba escaso de caballería para llevar a cabo tal maniobra.[3] Esto ha sido considerado el mayor error táctico de el comandante vencedor y por lo que se llama a Coplé una victoria incompleta.[7]
  • La otra razón, y él porque la batalla es decisiva en el transcurso de la guerra es que los liberales se vieron con ella obligados a pasar de una fase de enfrentamiento regular a una guerra de guerrillas[7] que a la larga los llevara a la victoria.[3] Vencidos en la primera etapa bélica los liberales son forzados a disolver su ejército.[2]

Debido a esto, Falcón ejecutó la retirada en buen orden por la llanura y después de algunos problemas debidos a la falta de agua para la tropa y la caballería, llegó en la mañana del 20 de febrero, al Paso de María sobre el río Tiznados, donde acampó. Ahí dispuso Falcón dividir el ejército en cuatro cuerpos, uno de caballería e infantería bajo el mando del general Juan Sotillo, que marcharía al oriente; otro de infantería para operaciones en el centro, comandado por el general Pedro Vicente Aguadi en Carabobo; el tercero, de infantería, a las órdenes del general Rodulfo Calderón destinado a Coro; y el cuarto, también de infantería, bajo el mando del general Pedro Aranguren, tendría como teatro de operaciones las provincias de Cojedes, Barquisimeto, Portuguesa y Barinas.[5] Falcón se trasladaría a Nueva Granada y Haití en busca de pertrechos para continuar la guerra.[5] Los cuerpos en que fue dividido el ejército de Federación encontraron bajo control del enemigo los territorios que les habían sido asignados. Allí sufrieron persecuciones y descalabros que redujeron su acometida y capacidad de combate. Como consecuencia de esto, se convirtieron en partidas poco numerosas que sólo podían librar una guerra de escaramuzas.

En síntesis, ninguna de las grandes batallas de la Guerra Federal, Santa Inés y Coplé, decidió la suerte final de la contienda, aunque el resultado de la última influyó de manera determinante en la forma como ésta proseguiría: guerrillas (reducidas o amplias) en acción permanente contra el gobierno, hasta que el desgaste civil y económico, así como algunos avances finales de los federalistas obligaron a buscar una solución negociada, cuya consagración fue el Tratado de Coche, en abril de 1863.

Referencias[editar]

  1. Efemérides - La Batalla de Coplé
  2. a b Venezuela Tuya - La Guerra Federal
  3. a b c d e f Un Breve Paseo por la Historia de Venezuela - Guerra Federal
  4. a b Antonio Arráiz & Néstor Tablante y Garrido (1991). Los días de la ira: las guerras civiles en Venezuela, 1830-1903. Caracas: Vadell hermanos, pp. 70. ISBN 978-9-80212-108-3.
  5. a b c Esteves, 2006: 61
  6. Esteves, 2006: 60
  7. a b Esteves, 2006: 62

Bibliografía[editar]

Fuentes[editar]

Este artículo incorpora material de www.venezuelatuya.com, que mediante una autorización permitió agregar contenido e imágenes y publicarlos bajo licencia GFDL.