Batalla de Cambrils

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla de Cambrils
Guerra de los Segadores
Muralla de Cambrils.JPG
Sección de la muralla de Cambrils.
Fecha Del 13 al 16 de diciembre de 1640
Lugar Cambrils, Cataluña (Flag of Spain.svg España)
Coordenadas 41°04′31″N 1°03′16″E / 41.07527778, 1.05444444Coordenadas: 41°04′31″N 1°03′16″E / 41.07527778, 1.05444444
Resultado Victoria española
Beligerantes
Bandera de España España Flag of Catalonia.svg Principado de Cataluña
Comandantes
Pedro Fajardo Antoni d'Armengol,
Jacint Vilosa,
Carles Bertrolà
Fuerzas en combate
23.000 infantes,
3.000 caballeros,
25 cañones
2.000-4.000 migueletes,
2 piezas de artillería
Bajas
Desconocidas 1.100
[editar datos en Wikidata]

La batalla de Cambrils se libró en 1640 durante la Guerra de los Segadores.

Antecedentes[editar]

En la primavera de 1640, Francesc de Tamarit fue encarcelado acusado de no facilitar alojamientos a las levas acuarteladas en Cataluña. El 22 de mayo, los campesinos sublevados entraron en Barcelona y lo pusieron en libertad. El 7 de junio del mismo año, en el Corpus de Sangre, grupos de segadores entraron de nuevo en la ciudad y asesinaron al virrey de Cataluña Dalmau III de Queralt.

En septiembre, el ejército de Felipe IV ocupó Tortosa gracias a la alianza con la clase señorial catalana y el obispo de la ciudad, que, como la gran totalidad de los obispos que ocupaban las sedes catalanas, era políticamente realista. Las tropas castellanas salieron en dirección a Barcelona el 8 de diciembre, recibiendo una gran resistencia en Perelló y el collado de Balaguer, cerca de Hospitalet del Infante.

La batalla[editar]

El ejército filipista asedió Cambrils durante dos días, y los catalanes, comandados por el barón de Rocafort, Antoni d'Armengol, el sargento de la plaza Carles Bertrolà i de Caldés y el gobernador del Campo de Tarragona, Jacint Vilosa, resistieron como pudieron sin apenas artillería (tan solo disponían de dos cañones frente a los veintitantos adversarios),y trataron de emboscar a los asaltantes en las afueras de la villa, atrapando a la caballería española, pero los castellanos respondieron bombardeando la villa. La resistencia se prolongó tres días dentro de la ciudad, hasta que los catalanes se rindieron y pactaron la capitulación para el día siguiente.

Consecuencias[editar]

Cuando parte de los vencidos salieron desarmados por una de las puertas de la muralla, fueron muertos por los atacantes en medio de una espantosa matanza que dejó cerca de setecientos cadáveres por el suelo[cita requerida] . Además, las tres jefes militares de la plaza (Antoni d'Armengol (Barón de Rocafort), Jacint Vilosa y Carles Bertrolà i de Caldés), así como el alcalde y los jurados (concejales) de la villa fueron juzgados sumarísimamente (no hace falta decir que sin ninguna posibilidad de garantía procesal ni de defensa) y aquella misma noche fueron muertos en el garrote vil. Al día siguiente por la mañana las personas de renombre y las autoridades se encontraban colgadas a lo largo de todo el perímetro de la muralla[cita requerida] . La ciudad fue repartida y saqueada por las tropas y se derribó una parte de las murallas.

El ejército continuó avanzando en dirección a Barcelona y el 24 de diciembre se ocupa Tarragona, donde ya habían llegado los primeros refuerzos franceses gracias al tiempo que dieron los resistentes de Cambrils.